Sector construcción aumenta 158,000 empleos en junio y empleos en obras públicas disminuyen

La Asociación de Contratistas pide un acuerdo bipartidista sobre estímulo de obras públicas
Por Alan McDonnell
03 de Julio de 2020
Actualizado: 03 de Julio de 2020

De acuerdo con el análisis de los recientes datos gubernamentales de la Asociación de Contratistas Generales de América (AGC), el empleo en el sector de construcción aumentó en 158,000 empleos en junio. Sin embargo, los empleos en construcción de obras públicas continuaron disminuyendo durante el mismo período.

La tasa general de desempleo en construcción alcanzó el 10,1%, con 962,000 trabajadores de construcción actualmente sin trabajo. Las cifras de desempleo para la industria fueron los niveles de desempleo más severos de junio desde el 2012, con dos veces y medio más el número de desempleados que en junio de 2019.

Los funcionarios de la Asociación predicen además que los empleos en construcción de obras públicas seguirán disminuyendo a menos que el gobierno federal actúe con prontitud para completar los presupuestos estatales y locales destinados a la construcción de carreteras y otros proyectos de ingeniería civil.

“El aumento del empleo en la construcción en junio se concentró en la construcción de viviendas, con incrementos dispersos en la construcción no residencial, mientras que el empleo en la construcción pesada y de ingeniería civil–la categoría que incluye a muchos trabajadores de carreteras y otras infraestructuras–se redujo en casi 10,000 puestos de trabajo”, dijo Ken Simonson, economista jefe de la AGC.

Simonson dijo que en este año fiscal que comenzó el 1 de julio, para muchas agencias, es probable que se sigan perdiendo trabajos relacionados con las obras públicas ya que tanto los gobiernos estatales como locales están obligados a posponer o cancelar proyectos. Muchos proyectos no comenzarán según lo previsto porque las ciudades y las autoridades locales están luchando por controlar los déficit presupuestarios incurridos como resultado de la crisis del virus del PCCh y las medidas asociadas para controlar su propagación.

De acuerdo al economista, la Asociación de Contratistas llevó a cabo su más reciente estudio entre el 9 y el 17 de junio. La encuesta reveló que casi un tercio de los contratistas de construcción informaron de que uno o más proyectos programados para comenzar en junio o después habían sido cancelados. Entretanto, solo una quinta parte de las empresas de construcción comunicaron que habían podido conseguir nuevos proyectos o ampliaciones de proyectos, lo cual seguía coincidiendo con las cifras de abril y mayo.

Aunque el sector añadió 158,000 puestos de trabajo en junio–que se sumaron al aumento masivo de 453,000 puestos de trabajo en mayo–el empleo en construcción sigue siendo un 4.4 por ciento inferior al de junio de 2019, con unos 330,000 puestos de trabajo menos disponibles.

El progreso en la construcción de edificios no residenciales significó que los empleos en esa área aumentaron en más de 13,000 en junio, mientras que los empleos para contratistas especializados en comercio no residencial se incrementaron en 71,300 durante el mes. Sin embargo, ambos bajaron más del 5 por ciento con respecto a los niveles de junio de 2019.

Los sectores de la ingeniería civil y la construcción pesada fueron duramente afectados, con 9700 empleos más perdidos en junio.

Las empresas de construcción residencial pudieron contratar a 19,100 trabajadores en junio, lo que aún supone una reducción del 2,6 por ciento o 21,000 puestos de trabajo respecto a los niveles de 2019.

Enfoque bipartidista crítico

Los funcionarios de la AGC dijeron que es fundamental para la industria que los responsables de tomar decisiones federales confirmen y apliquen la financiación para los proyectos de infraestructura, incluidos puentes, carreteras, proyectos de infraestructura hidráulica y aeropuertos. La AGC cree que la Ley Moving Forward (pdf) aprobada por el Congreso el miércoles podría ser el paso inicial en esa dirección, pero advirtió que es necesario un enfoque más bipartidista hacia las obras públicas para garantizar que las propuestas de financiación puedan ser aprobadas por ambas cámaras y convertirse en ley.

La ley fue aprobada por el Congreso el 1 de julio, pero se enfrenta a una considerable oposición en el Senado.

Trabajadores de la construcción nivelan el asfalto para pavimentar una carretera en San Francisco el 5 de octubre de 2018. (Justin Sullivan/Getty Images)

“Instamos a los funcionarios de ambos partidos, a ambos lados del Capitolio, y al gobierno a que se reúnan rápidamente para lograr aumentos significativos en la financiación de las obras públicas”, dijo el CEO de la Asociación de Contratistas Generales, Stephen E. Sandherr.

“Sin una acción rápida, se perderán las ganancias laborales de los últimos dos meses, junto con la oportunidad de empezar a mejorar las obras públicas de la nación en un momento en que la disponibilidad de mano de obra es alta y los materiales y los costos de los préstamos son bajos”.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Mira a continuación

¿Cuál es el origen del grupo de extrema izquierda Antifa?

TE RECOMENDAMOS