La secuestraron a los 4 años en Argentina y una foto en Facebook la lleva con su mamá 24 años después

Por CELESTE ARMENTA - LA GRAN ÉPOCA
23 de Septiembre de 2019 Actualizado: 23 de Septiembre de 2019

Una madre argentina y su hija protagonizaron un reencuentro que da esperanza a las personas que han sido separadas en contra de su voluntad. Después de 24 años, el destino unió sus caminos nuevamente.

La historia se remonta al primero de febrero de 1995, en Marcos Paz, Argentina, cuando la pequeña Marina Fernanda de 4 años jugaba en el jardín de su casa. Eran las 12:30 del medio día cuando su madre se dio cuenta que no estaba en la hamaca donde la vio por última vez, según publicaron los medios locales dos años después de su desaparición.

De manera inmediata se reportó la desaparición de la pequeña y se movilizaron 500 agentes de policía con perros de búsqueda y un helicóptero, pero nada arrojó una pista para encontrarla, reportó Rosario3.

En ese momento, Marina, la madre de la pequeña, le dijo al periódico local: “yo siento que mi hija está viva y que, algún día, voy a encontrarla”. Y tenía razón: después de 24 años de búsqueda, madre e hija se reecontraron  gracias a una publicación en Facebook.

La búsqueda fue ardua, y Marina se apoyó en las redes sociales para llegar más lejos. Se unió a más de 150 grupos de búsqueda de personas y no paró de enviar mensajes. Pero hubo uno, publicado en la página creada para su hija, que hizo la diferencia

En “Buscamos a Marina Fernanda Aragunde“, publicó:

“Hola hija, quiero que sepas que te sigo buscando, te arrebataron de mi vida cuando tenías 4 años, ahora tenés 28, naciste el 4 de enero de 1991 en el hospital Vélez Sarsfield, tal vez te sientas identificada con las fotos que voy a poner, te pareces mucho a mí y a tus tíos, tu nombre verdadero es Marina Fernanda Aragunde, te decían Culi, ese era tu apodo”.

Muy segura que Fernanda algún día vería la publicación, le recordaba que era una niña muy despierta y con muy buena memoria, y que esperaba que las fotografías la hicieran sentirse identificada.

En una entrevista para EltresTV,  Fernanda relata que después de reconocerse a sí misma en una fotografía del grupo ¿Donde estás? de Facebook, contactó a su madre y le dijo datos que solo ellas podían tener.

“La primera vez que la vi fue demasiado fuerte, estaba sentada en el boulevar Oroño enfrente del instituto y la veo venir caminar, y es como que se completa el alma, y son recuerdos que vienen con todo esto”, recordó la chica.  “Se me venían mucho [a la memoria] figuras de cuerpos pero no las caras”, agregó.

La joven pensaba que sus recuerdos eran sueños, pero ahora sabe que un viaje largo en el que la llevó una mujer, que ella conocía, era el camino de su secuestro y posterior venta a la familia con la que creció en Rosario, provincia de Argentina.

Fernanda decidió hacer pública su historia debido a que ella está segura que su rapto fue debido a un “ajuste de narcotráfico” entre su abuelo paterno y las personas que la secuestraron.

“A mi me secuestraron y me vendieron […] para hacerle daño a mi abuelo, pero no vieron que le hacían daño a mi mamá”, compartió en EltresTV.

Comentarios en redes sociales expresaron su sorpresa:

“No me entra más emoción en el cuerpo. Me meto en la historia y es inevitable que la piel no se me erice y mis lágrimas caigan. ¡Dios es grande! Quién iba a pensar que luego de 24 años, y ella tan solo haber tenido 4 añitos, te reconoció, te encontró y se encontraron”, comentó con mucha emoción un usuario.

“Mira qué lindo, siempre dije, sin desmerecer a los buenos padres, pero la conexión que hay de un hijo con la madre no se puede explicar”, agregó uno más.

Y aunque Fernanda teme por su vida, ya que ha sido amenazada desde que se reencontró con su madre, lanza un mensaje a todos aquellos que han perdido un ser amado: “No pierdan esas esperanzas [a mi] después de 24 años me encontró”.

Mira la entrevista a Fernanda luego del reencuentro:

Ese momento emocionante cuando los miembros de la familia se reúnen después de años de estar separados

¿Conoces a alguien que haya pasado por una experiencia similar? ¿Habías pensado que esto podría ser posible? Si te pareció interesante este artículo, por favor, comparte con quien tú quieras para que esta valiosa información llegue a más personas.

TE RECOMENDAMOS