Senado absuelve a Trump de ambos artículos de impeachment

Por Ivan Pentchoukov
05 de Febrero de 2020
Actualizado: 05 de Febrero de 2020

El Senado votó para absolver al presidente Donald Trump de ambos artículos de impeachment el 5 de febrero, poniendo fin al tercer juicio de destitución en la historia de Estados Unidos.

Los senadores votaron de forma partidista para absolver al presidente de ambos cargos en su contra: abuso de poder y obstrucción del Congreso.

Los senadores votaron 52-48 para el primer artículo del impeachment y 53-47 para el segundo.

“El Senado, habiendo juzgado a Donald John Trump, presidente de Estados Unidos, sobre dos artículos de destitución exhibidos contra él por la Cámara de Representantes y con dos tercios de los senadores presentes no habiéndolo encontrado culpable de los cargos contenidos en ellos, se ordena y juzga por tanto que el mencionado Donald John Trump sea –y por la presente lo es– absuelto de los cargos contenidos en dichos artículos”, dijo el presidente de la Corte Suprema, John Roberts.

Ninguno de los demócratas votó para absolver al presidente en ninguno de los artículos. El senador Mitt Romney (R-Utah) rompió filas con su partido para votar por condenar a Trump de abuso de poder.

“El presidente es culpable de un terrible abuso de la confianza pública”, dijo Romney en el Senado antes de la votación final. “Lo que el presidente hizo estuvo mal, gravemente mal”.

Romney y la senadora Susan Collins de Maine fueron los únicos republicanos que votaron a favor de llamar a testigos adicionales días antes de la votación final. Collins votó para absolver al presidente de ambos artículos de destitución.

“Esta decisión no se trata de si te gusta o no este presidente”, dijo Collins antes de la votación.

La votación del Senado puso fin a cuatro meses de procedimientos que iniciaron con un anuncio de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, el 24 de septiembre del año pasado. Tras una rápida investigación en la Cámara de Representantes, los demócratas aprobaron la destitución del presidente en una votación partidista por cargos de abuso de poder y obstrucción del Congreso.

“El Senado de los Estados Unidos se hizo para momentos como este. Los Fundadores predijeron que la fiebre fraccional podría dominar las mayorías de la Cámara de vez en cuando. Sabían que el país necesitaría un cortafuegos para evitar que las llamas partidistas quemaran, quemaran nuestra República”, dijo el líder de la mayoría del Senado Mitch McConnell (R-Ky.) en el pleno del Senado antes de la votación final.

La absolución en el juicio estaba casi asegurada debido a que los republicanos tienen una mayoría de 53-47 en el Senado y se necesitan 67 votos para destituir al presidente.

En un discurso antes de la votación, el líder de la minoría del Senado Chuck Schumer (D-N.Y.) acusó a los republicanos de encubrir al presidente.

“Los gestores de la Cámara determinaron que el presidente abusó del gran poder de su cargo para tratar de hacer trampa en una elección y la mayoría del Senado está dispuesta a mirar hacia otro lado”, dijo Schumer.

Durante el juicio en el Senado, los gestores demócratas del impeachment acusaron a Trump de abusar del poder de su cargo al presionar a Ucrania para que investigara a sus rivales políticos, incluido el exvicepresidente Joe Biden. Los demócratas alegaron que el presidente utilizó la retención de 400 millones de dólares de ayuda a Ucrania para presionar al presidente ucraniano Volodymyr Zelensky a cumplir sus órdenes y que, una vez que el Congreso comenzó a investigar el presunto plan, Trump obstruyó la investigación.

Los abogados de Trump, liderados por la abogada de la Casa Blanca Pat Cippolone, argumentaron que los demócratas no pudieron probar su caso, destacando la falta de testigos de primera mano que pudieran respaldar las afirmaciones.

Durante la investigación del impeachment y el juicio del Senado, Trump calificó los procedimientos como un “engaño” partidista. El presidente ha señalado la transcripción de su llamada del 25 de julio con Zelensky como la máxima prueba de su inocencia.

En la llamada, Trump pidió a Zelensky que “investigara” el despido del principal fiscal de Ucrania, Viktor Shokin. Dos semanas antes que Shokin fuera presionado para presentar su renuncia, su oficina había confiscado los bienes de Mykola Zlochevsky, propietario del gigante ucraniano del gas Burisma. En ese momento, Hunter Biden, hijo de Joe Biden, ocupaba un lucrativo puesto en la junta directiva de Burisma. Desde entonces Joe Biden se ha jactado, en múltiples ocasiones, de haber forzado el despido de Shokin reteniendo 1000 millones de dólares de ayuda a Ucrania.

Mientras que Joe y Hunter Biden han negado haber hecho algo malo, Hunter Biden admitió que ejerció un mal juicio al unirse a la junta cuando su padre era vicepresidente. Joe Biden también admitió el domingo, cuando se le preguntó durante una entrevista con el “Today Show” de NBC, que eso le dio una “mala imagen”.

“Sí. Y mi hijo dijo eso”, dijo Biden.

El exasesor de seguridad nacional John Bolton dio un nuevo giro al juicio cuando contenido de su libro no publicado se filtró a la prensa. En el libro, Bolton habría afirmado tener conocimiento de primera mano sobre la participación de Trump en la presunta campaña para presionar a Ucrania.

Los demócratas abandonaron su esfuerzo por obtener el testimonio de Bolton durante la investigación de la Cámara de Representantes, pero volvieron a intentarlo después de que se filtrara el contenido del libro. Los republicanos rechazaron la solicitud de interrogar a Bolton y otros testigos adicionales.

Las razones de los republicanos para votar “no culpable” cayeron principalmente en dos categorías. Algunos dijeron que los demócratas no pudieron probar su caso. Otros argumentaron que incluso si el caso se probaba, los cargos presentados no justificaban la destitución del presidente.

Trump no mencionó el impeachment durante un optimista discurso del Estado de la Unión la noche antes del voto de absolución. Como una muestra de cómo el impeachment amplió la división entre los dos partidos, Trump no estrechó la mano de Pelosi antes del discurso. Cuando Trump concluyó su discurso, Pelosi rompió una copia del discurso preparado del presidente.

La absolución del presidente se produce dos días después de las primeras elecciones primarias presidenciales del 2020 en Iowa. Los demócratas alegaron que la apertura de Trump a Ucrania constituía un intento de interferir en las elecciones de 2020. Mientras Trump se anotó una útil victoria en Iowa el 3 de febrero, los demócratas de Iowa aún no informaban los resultados finales de las asambleas electorales cuando Trump fue absuelto en la tarde del 5 de febrero. Los funcionarios del partido culparon del retraso al problema con una aplicación móvil utilizada para informar de los resultados del caucus.

El índice de aprobación de Trump, que ha fluctuado en torno al 40%, alcanzó un nuevo máximo de 49 por ciento en la última encuesta de Gallup, que se llevó a cabo cuando el juicio del Senado estaba llegando a su fin. La encuesta encontró que el 51 por ciento del público veía al Partido Republicano favorablemente, la primera vez que la crifra de los republicanos ha superado el 50 por ciento desde 2005.

***

Descubra

El peligro de poner la vara del ‘impeachment’ tan bajo: Juicio político a Trump, Estados Unidos

TE RECOMENDAMOS