Senado de EE.UU. aprueba Ley CHIPS de USD 280,000 millones para semiconductores nacionales

Por Andrew Thornebrooke
27 de Julio de 2022 5:56 PM Actualizado: 27 de Julio de 2022 5:56 PM

El Senado de Estados Unidos aprobó el 27 de julio su controvertida legislación sobre chips y ciencia. La medida pasará ahora a la Cámara de Representantes y, si se aprueba allí, al escritorio del presidente Joe Biden para que la firme.

La gigantesca ley, aprobada por 64 votos a favor y 33 en contra, proporcionará 280,000 millones de dólares para impulsar la investigación y la fabricación de semiconductores en el país, aunque su precio es muy superior al de la legislación anterior, que pretendía proporcionar solo 52,000 millones de dólares a los fabricantes.

Denominada oficialmente Ley CHIPS de 2022, la medida proporcionaría decenas de miles de millones de dólares en subsidios y exenciones fiscales a las empresas tecnológicas en un esfuerzo por estimular el crecimiento del mercado, así como la financiación de la investigación tecnológica respaldada por el gobierno.

Los defensores de la ley llevan mucho tiempo diciendo que es necesaria para mantener una ventaja competitiva frente a China, que está invirtiendo dinero en su propia producción nacional de chips.

Sin embargo, en el último momento, el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer (D-N.Y.), eliminó una disposición que habría impedido a los fabricantes utilizar la tecnología desarrollada con el dinero procedente de la externalización de la producción a China.

Esto significa que, debido a la alteración de Schumer, las empresas tecnológicas podrán investigar y crear nuevas tecnologías de semiconductores a nivel nacional utilizando el dinero de los contribuyentes, y luego subcontratar la fabricación de esos semiconductores a China.

Los críticos de ambos lados del pasillo, incluyendo a los senadores Mike Lee (R-Utah) y Mike Lee (R-Utah) y Bernie Sanders (I-Vt.), han criticado por tanto la legislación como una dádiva corporativa que aumentará la inflación y perjudicará a los contribuyentes estadounidenses.

“Bernie Sanders y yo casi nunca estamos de acuerdo, pero tiene razón sobre el llamado proyecto de ley CHIPS”, escribió en Twitter el senador Chuck Grassley (R-Iowa). “Es solo una enorme dádiva del gobierno a empresas masivas [y] ya rentables. ¿Por qué íbamos a gastar más dinero de los contribuyentes en un bienestar corporativo innecesario?”.

Los semiconductores, que se utilizan en la producción de todo tipo de productos, desde computadoras hasta misiles hipersónicos, se han convertido en un punto clave de ansiedad en los últimos dos años, ya que una crisis de la cadena de suministro mundial ha causado estragos en la capacidad de Estados Unidos para obtener los chips.

La nueva Ley CHIPS sigue a una versión de la medida aprobada en enero de 2021. Desde entonces, los demócratas y los republicanos no han logrado llegar a un acuerdo sobre cómo apropiarse de la financiación de la iniciativa, con los republicanos presionando para que se incluyan nuevos créditos fiscales para las empresas y los demócratas presionando para que se incluyan fondos para la energía verde y la investigación.

Ese estancamiento llevó a la creación de dos leyes estancadas, la Ley de Innovación y Competencia de Estados Unidos, respaldada por los republicanos, y la Ley América COMPITE respaldada por los demócratas, que ahora se han combinado en la nueva Ley de Chips de 2022.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.