Senado de Virginia aprueba ley de “bandera roja” luego de manifestación por los derechos de armas

Por Bowen Xiao
24 de Enero de 2020 Actualizado: 24 de Enero de 2020

El Senado estatal de Virginia aprobó un proyecto de ley de “bandera roja” días después de que una masiva manifestación por los derechos de las armas que se oponía a la legislación atrajo al menos a 22,000 defensores de la Segunda Enmienda de todo el país. Los grupos de defensa de los derechos de las armas condenaron la medida.

La legislación SB 240 fue aprobada el 22 de enero por un estrecho margen de 21-19 y se dirigirá a la Cámara de Delegados del estado donde también se espera que sea aprobada. El proyecto de ley tendrá que ser aprobado por la Cámara y firmado por el gobernador Ralph Northam para convertirse en ley.

El proyecto de ley, una vez firmado como ley, permite a las autoridades solicitar a ciertos tribunales “una orden de emergencia de riesgo sustancial para prohibir a una persona que represente un riesgo sustancial de lesión para sí misma o para otros la compra, posesión o transporte de un arma de fuego”.

Los demócratas recientemente ganaron el control de ambas cámaras de la legislatura estatal y han prometido promulgar políticas de control de armas más fuertes. Ellos creen que una legislación más estricta ayudará a reducir los tiroteos y las muertes. Northam ha indicado anteriormente que firmaría dicha legislación para convertirla en ley.

De acuerdo con Dudley Brown, presidente de la Asociación Nacional por los Derechos de las Armas, las leyes de bandera roja permiten el robo de propiedad personal de ciudadanos respetuosos de la ley que no han cometido ningún delito.

“Es un programa de pre-crimen inconstitucional como se esperaría ver en alguna nación comunista atrasada,” dijo Brown a The Epoch Times por correo electrónico.

Los defensores de la Segunda Enmienda y los partidarios de los derechos de las armas en el mitin le dijeron a The Epoch Times que las propuestas que pasan por la Asamblea General violan sus derechos constitucionales.

La semana pasada, el Senado de Virginia aprobó una serie de proyectos de ley sobre el control de armas, incluyendo medidas para exigir la verificación de antecedentes en todas las ventas de armas de fuego, limitar las compras de armas de mano a una por mes y restaurar los poderes del gobierno local para prohibir las armas en los edificios públicos y otros lugares.

La portavoz de la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés), Catherine Mortensen, dijo a The Epoch Times que el proyecto de ley de bandera roja “no aborda las preocupaciones de salud mental de los individuos y se queda muy corto en cuanto al debido proceso”.

También “crea numerosas oportunidades de bandera falsa para la aplicación de la ley”, dijo.

Después de la manifestación del 20 de enero, Northam emitió una declaración diciendo que “continuaría escuchando las voces de los virginianos”. Mientras tanto, una petición de Change.org ha reunido más de 68,000 firmas pidiendo la impugnación de Northam.

“Miles de personas vinieron a Richmond para hacer oír su voz. Hoy se demostró que cuando las personas no están de acuerdo, pueden hacerlo pacíficamente”, dijo Northam. “Los problemas que tenemos ante nosotros evocan emociones fuertes, y el progreso a menudo es difícil”.

Northam y otros legisladores demócratas del estado han acreditado su enfoque en el control de armas por ayudarles a ganar el control total de la Asamblea General por primera vez en más de dos décadas, según The Associated Press.

“La forma en que esto funciona es que hacemos leyes y los jueces las revisan para determinar su constitucionalidad. En muchos casos, proyectos de ley muy similares a este han sido declarados constitucionales”, dijo Matt Rogers, jefe de gabinete del senador David W. Marsden (D-Fairfax) a The Epoch Times por correo electrónico.

Jake Rubenstein, vocero de la Presidenta de la Cámara de Representantes de Virginia Eileen Filler-Corn (D), dijo a CNN que la Cámara “cumpliría” con los votantes que apoyan las medidas de control de armas.

“Los virginianos hablaron alto y claro el día de las elecciones exigiendo protecciones contra la violencia con armas de sentido común, y no se equivoquen, cumpliremos con ese mandato”, dijo Rubenstein.

Hubo una fuerte presencia policial en la manifestación por los derechos de las armas, y, por encima, la seguridad vigiló desde los tejados de los edificios cercanos y en el mismo Capitolio. Solo había una entrada y varios puntos de control de seguridad para acceder a los alrededores del Capitolio.

Sin embargo, el ambiente era optimista y las autoridades dijeron que no se habían reportado arrestos o heridos a la 1:40 p.m., y que la mayoría de la gente ya se había ido para esa hora.

“Creo que [las leyes de control de armas] son demasiado radicales”, dijo Gwen Wells, quien se identifica como liberal, al The Epoch Times después del mitin.

“Creo que cuando se tienen demasiados extremos de un lado o del otro, solo se aliena a la gente con la que hay que trabajar para lograr un cambio real”, dijo ella. “Creo que el poder está en la gente, toda la gente que está representada por toda la constitución”.

“Si quiero que mi derecho constitucional sea protegido, entonces necesito ayudar a otras personas a mantener sus derechos constitucionales protegidos”.

El mitin, también conocido como “Día de Lobby”, es organizado anualmente por la Liga de Defensa de los Ciudadanos de Virginia, una organización de base sin fines de lucro cuyo objetivo es promover el derecho a tener y llevar armas.

A continuación

Corrección política: el control sobre el discurso y el pensamiento en Occidente

Lee la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

TE RECOMENDAMOS