Senador Cornyn presiona a nominada a la Corte Suprema por “formulación de políticas judiciales”

Por Patrick Butler
25 de Marzo de 2022 9:12 PM Actualizado: 25 de Marzo de 2022 9:12 PM

El senador John Cornyn (R-Texas) expresó su preocupación por el uso por parte de la Corte Suprema de derechos no enumerados para “transformar la sociedad”, en el último día del interrogatorio en las Audiencias Judiciales del Senado en Washington D.C., el 24 de marzo.

Los derechos no enumerados son aquellos que no se mencionan específicamente en la Constitución.

Cornyn, exjuez de primera instancia y miembro de la Corte Suprema de Texas, utilizó la mayor parte de su tiempo con la candidata demócrata, Ketanji Brown Jackson, para subrayar las filosofías y doctrinas legales de la Corte Suprema de EE. UU. que, según él, pasan por alto a los legisladores estatales.

En el discurso de Cornyn estaba la idea de que la Corte Suprema de Estados Unidos estaba perdiendo credibilidad con lo que él llamaba “gente común” que se preguntaba: “¿Quiénes creen que son estas personas y de dónde proviene esta autoridad?”

Ketanji Brown Jackson
La jueza Ketanji Brown Jackson testifica ante el Comité Judicial del Senado sobre su nominación para servir en la Corte Suprema, en el Capitolio de Washington, el 23 de marzo de 2022. (Saul Loeb/AFP a través de Getty Images)

Cornyn también expresó su preocupación de que los estadounidenses promedio que no estaban de acuerdo con las interpretaciones de la corte sobre los derechos no enumerados son “etiquetados como intolerantes y acusados ​​de discriminación”.

Si Jackson es ascendida a la corte superior por el pleno del Senado, lo que puede hacerse incluso si todos los senadores republicanos votan en contra de ella, las preocupaciones sobre la formulación de políticas desde el estrado, un popular argumento republicano, será sin duda un problema para los estados que buscan una mayor autonomía legislativa.

El gobierno de “nosotros, el pueblo”, dijo Cornyn, está siendo eludido de manera efectiva por un grupo de jueces titulares no elegidos, en lugar de ser decidido por representantes debidamente elegidos y  facultados por ciudadanos de Estados Unidos.

Quería saber, dijo, sus opinión sobre el asunto.

Jackson escuchó sin interrupción mientras el senador exponía su caso.

Las doctrinas legales, continuó Cornyn, que impulsan esas elusiones son el “debido proceso sustantivo” y “derechos no enumerados” e incluyen, dijo, “aborto, anticoncepción y matrimonios entre personas del mismo sexo”.

Derechos no enumerados

En cuanto a los derechos no enumerados que se aplican al ejemplo de los matrimonios del mismo sexo, Cornyn dijo a Jackson: “No me malinterprete. No estoy discutiendo los méritos o la falta de méritos de los matrimonios del mismo sexo. Creo que los estados y los votantes pueden elegir lo que quieran, y esa es su prerrogativa y es legítima”.

“Pero cuando las cortes anulan las decisiones tomadas por el pueblo en 32 de 35 estados que decidieron reconocer solo el matrimonio tradicional entre un hombre y una mujer, eso es un acto de formulación de políticas judiciales, ¿no es así?”

Para subrayar su preocupación, Cornyn citó al juez Hugo Black, quien formó parte de la Corte Suprema durante 34 años y murió en 1971.

Cronyn leyó los comentarios de Black de que “Este uso de la revisión judicial subvierte la libertad de gobierno del pueblo, anulando las leyes promulgadas por las legislaturas, que son responsables ante el electorado, en lugar de ante la mayoría de la Corte Suprema”.

“Para los fines de mi pregunta”, dijo Cornyn a Jackson, “el juez Black también dijo: ‘La adopción de un estándar tan flexible para declarar inconstitucionales las leyes equivaldrá a un gran cambio inconstitucional de poder a las cortes, lo que creo que será malo para las cortes, y peor aún, para el país”.

Cornyn le preguntó a Jackson de forma directa: “¿No es el debido proceso sustantivo solo otra forma de que los jueces oculten sus políticas con el pretexto de interpretar la Constitución? ¿No es cierto que se puede utilizar el debido proceso sustantivo para justificar cualquier resultado, ya sea conservador, o liberal, o libertario?”

La respuesta de Jackson al discurso de Cornyn fue: “La corte ha identificado estándares para la determinación de los derechos bajo la Enmienda 14, el debido proceso sustantivo”.

“¿Y quién les da el derecho de hacer eso?”, preguntó Cornyn. “Si no se menciona en la Constitución, ¿dónde está el derecho de la corte a sustituir sus puntos de vista por la de los representantes elegidos por el pueblo? ¿De dónde viene eso?”

Jackson decidió no considerar los pros y los contras de la premisa, sino que identificó lo que califica como un derecho no enumerado.

Tradiciones profundamente arraigadas

“La corte ha interpretado que la Enmienda 14”, dijo, “para incluir este componente, el derecho no enumerado al debido proceso sustantivo, y la corte ha dicho que el tipo de cosas que califican están implícitas en el concepto de libertad ordenada o profundamente arraigado en la historia o la tradición de nuestra nación”.

Cornyn inmediatamente usó un ejemplo de la historia y la tradición de la nación, y su violación, dijo, a través del debido proceso sustantivo.

“Bueno, jueza”, dijo Cornyn, “en el caso Obergefell [Oberegefell vs. Hodges, 2015], el juez [presidente] Roberts escribió en su voto disidente que ‘la corte invalidó las leyes de matrimonio de más de la mitad de los estados y ordenó la transformación de una institución social que ha formado la base de la sociedad humana durante milenios'”.

Cornyn dijo: “Esa fue la base de la institución del matrimonio, la práctica durante milenios y el reconocimiento de que el matrimonio era entre un hombre y una mujer. Eso es un acto de elaboración de políticas judiciales, ¿no es así?”.

Jackson respondió escuetamente: “Senador, la Corte Suprema ha considerado que se trata de una aplicación de las leyes sustantivas del debido proceso de la Enmienda 14”.

Foto de la época
(Anthony Garand/Unsplash)

“Correcto”, estuvo de acuerdo Cornyn. “La Constitución no menciona nada de fondo cuando habla del debido proceso. Las enmiendas 14 y 5 no hablan sobre el debido proceso sustantivo, [sic] hablan sobre el debido proceso legal, ¿correcto?”.

“Correcto”, dijo Jackson.

Cornyn hizo una pausa y luego dijo: “Bueno, una de las cosas que me preocupan es que este es un ejemplo de las cortes que encuentran un nuevo derecho fundamental que no se menciona en ninguna parte del documento de la Constitución”.

“Ese es el producto de una ley simplemente dictada por una corte, que se supone que todos saludamos inteligentemente y seguimos porque nueve personas—que no son electas, que tienen un mandato vitalicio—cinco de ellas decidieron que así debería ser el mundo”.

Cornyn imaginó que una futura corte podría “decirnos que hemos encontrado otro derecho no enumerado y que vamos a rechazar el derecho del pueblo estadounidense a determinar cuáles deberían ser las políticas con respecto a ese derecho porque nosotros—las nueve personas sentados en la Corte Suprema— hemos decidido que hemos descubierto un derecho no enumerado y que será la ley del país y ninguna legislatura puede aprobar ninguna ley que entre en conflicto con él”.

“No es una pregunta capciosa”

“¿Qué otros derechos no enumerados hay por ahí?”, le preguntó Cornyn a Jackson, “¿o puede decirlo?”

“Senador, no puedo decirlo”, dijo Jackson. “Esta es una hipótesis que no puedo comentar. Los derechos que la Corte Suprema ha reconocido como derechos sustantivos al debido proceso están establecidos en su jurisprudencia”.

Cornyn sonrió y dijo: “Su Señoría, esta no es una pregunta capciosa”.

Jackson se rió a su vez y dijo rápidamente: “Lo entiendo. Es que no estoy en condiciones de hablar de la…”

“Bueno, ¿puede entender por qué la gente común se pregunta, ‘¿Quiénes se creen que son estas personas? ¿Y de dónde viene esta autoridad?”

“Sí”, dijo Jackson.

Cornyn dijo: “Creo que la autoridad proviene de ‘nosotros, el pueblo’, esa es la fuente de legitimidad del gobierno”.

Le preguntó a Jackson cómo planeaba evitar la apariencia de una política de “carta blanca”, permitiendo a los jueces “hacer lo que quisieran”.

Cornyn dijo: “Como miembro de la Corte Suprema de Estados Unidos, no estará obligada a nada. No tendrá que rendir cuentas ante los votantes. Lo que sea que [los votantes] digan será irrelevante… y cualquiera que no esté de acuerdo con nosotros [la corte] será etiquetado como intolerante o acusado de discriminación”.

Jackson dijo: “Veo por qué esta es una preocupación y solo diría que aunque la Corte Suprema no está obligada en el sentido de tener que aplicar un precedente anterior, existe una “stare decisis” en nuestro mundo que la Corte Suprema aplica.

El latín, “stare decisis” se define como “mantener las cosas decididas” y es la doctrina judicial que obliga a las cortes a seguir los precedentes legales establecidos.

En una referencia no tan oculta a las próximas decisiones de la Corte Supremo sobre Roe Vs. Wade, Cornyn dijo: “Bueno, menos mal que la corte ha estado dispuesto a revisar sus precedentes o todavía estaríamos viviendo bajo Plessy vs. Ferguson [que defiende la segregación], o Dredd Scott (los seres humanos como propiedad)”.

El debate pasó de ese comentario a otras ideas.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.