Senador Hawley pide “investigación internacional” sobre rol del régimen chino en la supresión de la verdad sobre virus del PCCh

Por Mark Tapscott
19 de Marzo de 2020
Actualizado: 19 de Marzo de 2020

WASHINGTON—El senador Josh Hawley (R-Mo.) está en su segundo año como senador de los Estados Unidos y, a los 40 años, es el miembro más joven del “cuerpo deliberativo más grande del mundo”, pero nada de eso le impide tener un alto perfil en Washington, y también en Beijing.

La última ilustración del impacto de Hawley es un tuit que circuló el 18 de marzo pidiendo “una investigación internacional completa de las acciones del #Partido Comunista Chino que ayudaron a convertir al #coronavirus #COVID19 en una pandemia global, y #China necesita estar preparada para pagar a otros países por el caos que ha desatado el PCCh”.

El republicano de Missouri estaba respondiendo a Lachlan Markay, un periodista de investigación del Daily Beast, quien dijo que “un laboratorio de Wuhan que identificó el COVID-19 como un patógeno altamente contagioso a fines de diciembre fue ordenado por funcionarios locales para detener las pruebas y destruir muestras. Beijing ahora está luchando para censurar la historia”.

El virus del PCCh, o nuevo coronavirus, se ha extendido hasta la fecha a prácticamente todos los países del mundo y ha causado al menos 9,989 muertes, incluidas 174 en los Estados Unidos, según los últimos datos disponibles.

China, con 3245 muertes reportadas, Italia con 3405 e Irán con 1284, son las naciones más afectadas por la enfermedad, que hasta la fecha ha tenido su mayor impacto entre los ancianos y las personas con sistemas inmunes comprometidos.

The Epoch Times se refiere al nuevo coronavirus, que causa la enfermedad COVID-19, como el virus del PCCh porque el encubrimiento y la mala gestión del Partido Comunista Chino permitieron que el virus se propagara por toda China y creara una pandemia global.

Hawley suele aparecer en los titulares sobre temas relacionados con China. La semana pasada, interrogó de cerca a los testigos durante una audiencia en el Senado sobre los peligros para los estadounidenses de la actual dependencia extrema de los Estados Unidos en medicamentos y suministros médicos, como máscaras quirúrgicas y ventiladores fabricados en China.

Hawley había presentado anteriormente la “Ley de Seguridad de la Cadena de Suministro Médico de 2020” que autoriza a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) a exigir a los fabricantes que “informen a la FDA sobre la escasez inminente o prevista de dispositivos médicos que salvan o mantengan la vida, tal como lo hacen actualmente para los medicamentos”.

La medida también le permite a la FDA “acelerar la revisión” de dispositivos médicos esenciales que requieren aprobación previa a la comercialización, y le otorga a la agencia nueva autoridad para recopilar información de los fabricantes sobre sus operaciones.

La información que se compilará incluye “el abastecimiento de componentes, el abastecimiento de ingredientes farmacéuticos activos, el uso de cualquier materia prima escasa y cualquier otro detalle que la FDA considere relevante para evaluar la seguridad de la cadena de suministro de productos médicos de los Estados Unidos”.

La medida es necesaria, según Hawley, porque Estados Unidos se ha vuelto casi totalmente dependiente de China para más de 150 medicamentos, incluidos antibióticos, genéricos y productos de marca.

En octubre de 2019, en el apogeo de las manifestaciones masivas de cientos de miles de ciudadanos de Hong Kong que exigían la protección de sus libertades civiles contra los abusos de China continental, Hawley fue allí y habló con múltiples líderes de las protestas y publicó un video en Twitter hablando sobre su apoyo al movimiento.

Ese video resultó en un enfrentamiento con la funcionaria elegida por el PCCh de Hong Kong, la directora ejecutiva Carrie Lam, quien acusó a Hawley de ser “totalmente irresponsable” y de hacer acusaciones “infundadas” sobre un “estado policial”.

Otras acciones de Hawley que apuntan a China incluyen una medida que copatrocinó con el senador Rick Scott (R-Fla.) que impide que la aplicación TikTok se use en cualquier computadora federal.

“TikTok es propiedad de una compañía china que incluye miembros del Partido Comunista Chino (PCCh) en su junta directiva, y la ley exige que comparta los datos de los usuarios con Beijing”, dijo Hawley en un comunicado.

“La compañía incluso admitió que recopila datos de los usuarios mientras su aplicación se ejecuta en segundo plano, incluidos los mensajes que las personas envían, las imágenes que comparten, sus pulsaciones de teclas y los datos de ubicación, lo que sea. Como muchas de nuestras agencias federales ya han reconocido, TikTok es un gran riesgo de seguridad para los Estados Unidos y no tiene cabida en los dispositivos del gobierno”.

La medida siguió a una audiencia del Senado presidida por Hawley en la que abrió el procedimiento al señalar que TikTok era la aplicación más descargada de 2019 y ahora tiene más usuarios adolescentes que Facebook.

Los departamentos federales de Defensa, Seguridad Nacional y Estado, así como la Administración de Seguridad del Transporte han prohibido el uso de TikTok, pero otras agencias gubernamentales no lo han hecho.

“Este es un importante problema de seguridad nacional para el pueblo estadounidense”, dijo Hawley.

Póngase en contacto con Mark Tapscott en Mark.Tapscott@epochtimes.nyc.

A continuación

El último video en vivo antes de ser arrestado y desaparecido en China

TE RECOMENDAMOS