Senador Rick Scott critica “hipocresía” de Consejo de DD.HH. por participación de Nicolás Maduro

Por Débora Alatriste
23 de Febrero de 2021
Actualizado: 23 de Febrero de 2021

El senador Rick Scott (R-Fla.) calificó al Consejo de Derechos Humanos de la ONU como “hipócrita” por la participación de Nicolás Maduro como orador, e instó a que la administración Biden exija respuestas al organismo por esta decisión.

“La hipocresía del @UNHumanRights continúa. Los dictadores asesinos como Nicolás Maduro no deben sentarse en la mesa”, escribió Scott en su Twitter el 22 de febrero–día en que se inauguró la 46° sesión del Consejo con los discursos de varios mandatarios y Maduro.

El republicano de Florida también señaló que el organismo le ha dado al dictador venezolano un espacio para “propagar su mensaje de odio”.

“El Consejo de Derechos Humanos de la ONU se ha convertido en un farsa desde su decisión de permitir que Maduro, quien está cometiendo genocidio contra el pueblo de Venezuela, sea miembro del Consejo”, dijo Scott en un comunicado publicado el mismo día.

“Ahora, lo están llevando más lejos y le han dado a Maduro una plataforma abierta para propagar su mensaje de odio”, añadió.

El Consejo anunció la semana pasada que el líder del régimen chavista sería parte de las sesiones de alto nivel durante la inauguración, junto con los presidentes de Colombia, Polonia y Afganistán.

El funcionario instó a la ONU a revocar la invitación de Maduro y, de no hacerlo “todas las naciones proponentes de la libertad deben abandonar la sesión”. Sin embargo, la participación del dictador se llevó a cabo sin impedimentos.

Scott también pidió que Estados Unidos examine su participación en la ONU, ya que luego de tomar el cargo, el presidente Joe Biden revocó la decisión de la administración Trump de retirarse del Consejo.

En ese momento, el entonces secretario de Estado Mike Pompeo dijo que el organismo era un “pobre defensor” de los derechos humanos y que muchos abusos en el mundo seguían siendo “ignorados” y “algunos de los más graves infractores del mundo [seguían] sentados en el propio consejo”.

Algunos de los miembros actuales del consejo incluyen a regímenes como el de China, Venezuela, y Cuba.

En 2020, Estados Unidos fue el segundo mayor contribuyente a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos con cerca de USD 28 millones.

La nueva administración ha dicho que su estrategia para abordar la crisis en Venezuela es buscar que el régimen de Maduro y la oposición venezolana se sienten a “negociar una salida”. Sin embargo, el subsecretario de Estado Adjunto, Jon E. Piechowski, dijo en una llamada telefónica con la prensa este martes “vemos que [las sanciones] siguen siendo vigentes y aplicables para algunos oficiales que socavan la democracia y los derechos humanos en Venezuela”.

La sesión del Consejo inició este 22 de febrero y concluirá el 23 de marzo.

En su intervención virtual durante la inauguración de las sesiones, Maduro dijo que las sanciones internacionales están “impidiendo” que haya una mejor respuesta ante la crisis social y sanitaria causada por la pandemia del virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

El próximo jueves, se presentarán los informes y las actualizaciones orales del alto comisionado sobre Venezuela, mientras que el 10 de marzo se tiene previsto un diálogo con la “misión internacional independiente de investigación de las ejecuciones extrajudiciales, las desapariciones forzadas, las detenciones arbitrarias y la tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes desde 2014 en Venezuela”.

En septiembre del año pasado, esta misión denunció que tanto miembros de las fuerzas de seguridad de Venezuela como de los servicios de inteligencia chavistas habían cometido crímenes contra la humanidad.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS