Senador socialista Bernie Sanders se niega a pedir la renuncia del dictador Nicolás Maduro

Por Ivan Pentchoukov - La Gran Época
22 de Febrero de 2019 Actualizado: 22 de Febrero de 2019

El candidato presidencial socialista para 2020, el senador Bernie Sanders (I-Vt.), se negó a reconocer a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela y no pidió al dictador socialista Nicolás Maduro que renunciara durante una entrevista que mantuvo con Univisión.

Sanders admitió que Maduro ha sido abusivo con el pueblo venezolano, pero no lo llamó a renunciar.

Al negarse a reconocer a Guaidó, Sanders se alineó con un puñado de regímenes comunistas actuales y anteriores -incluyendo a China, Corea del Norte, Cuba y Rusia- que están apoyando a Maduro. Mientras tanto, más de 50 naciones del mundo libre han seguido el ejemplo de Estados Unidos para reconocer a Guaidó.

“¿Considera que Juan Guaidó es el presidente legítimo de Venezuela?”, preguntó Jorge Ramos, el anfitrión de Al Punto, un programa de entrevistas dominical.

“No”, respondió Sanders. “Creo que es lo que tiene que pasar ahora mismo, creo que hay serias dudas sobre las recientes elecciones. Hay mucha gente que piensa que fue una elección fraudulenta. Y creo que Estados Unidos tiene que trabajar con la comunidad internacional para asegurarse de que haya elecciones libres y justas”.

Sanders se refiere a la reelección de Maduro, que Estados Unidos y observadores internacionales consideran una farsa.

La Asamblea Nacional electa de Venezuela derrocó a Maduro en enero, declarando ilegítima su presidencia. Guaidó, el líder de la asamblea, asumió la presidencia interina. Maduro se ha negado a dimitir y ha seguido controlando a los militares y otras ramas del gobierno.

El Presidente Donald Trump inmediatamente reconoció a Guaidó como el líder legítimo de Venezuela.

El líder de la oposición venezolana, Juan Guaidó, habla con periodistas en Caracas el 19 de febrero de 2019. (Federico Parra/AFP/Getty Images)

Maduro y su predecesor, Hugo Chávez, instituyeron políticas socialistas en Venezuela, paralizando la economía de la que fuera una nación rica en petróleo, lo que llevó a una pobreza y hambruna generalizadas. Más de tres millones de venezolanos han huido de la desolación, desencadenando una crisis humanitaria en los países vecinos.

“¿Senador, Nicolás Maduro es para usted un dictador? Y ¿debería irse?”, Preguntó Ramos.

Sin estar de acuerdo, Sanders dijo que Maduro “ha sido muy abusivo”, pero no dijo que el dictador socialista debería dimitir.

“Esta es una decisión del pueblo venezolano”, dijo Sanders. “Así que Jorge,  creo que tiene que haber una elección libre y justa”.

El dictador venezolano Nicolás Maduro habla con empresarios durante la presentación de la marca nacional de Venezuela en Caracas el 11 de febrero de 2019. (Federico Parra/AFP/Getty Images)

Sanders es un socialista autodefinido y ha abogado durante décadas por políticas socialistas como “Medicare para todos”, matrícula universitaria gratuita, salario mínimo de 15 dólares y el “Nuevo Acuerdo Verde”.

La alineación de Sanders con los regímenes comunistas actuales y anteriores es significativa considerando su pasado con la Unión Soviética. Sanders viajó allí para su luna de miel. El senador de Vermont elogió al sistema comunista y argumentó que las colas para el pan eran una “cosa buena”.

Desde que Maduro fue declarado ilegítimo, Estados Unidos ha enviado toneladas de ayuda humanitaria a las fronteras de Venezuela, pero Maduro ordenó que se bloqueara. El 21 de febrero, Guaidó salió de Caracas junto con 80 legisladores electos y se dirigió a la frontera para aceptar la ayuda. El 23 de febrero, los militares que vigilan la barrera, se verán obligados a decidir si permiten que Guaidó reciba la ayuda o si continúan siguiendo las órdenes de Maduro.

La ayuda alimentaria y médica para Venezuela se descarga de un avión C-17 de la Fuerza Aérea de EE. UU. en el Aeropuerto Internacional Camilo Daza en Cúcuta, Colombia, en la frontera con Venezuela, el 16 de febrero de 2019. (Raúl Arboleda/AFP/Getty Images)

Trump advirtió a los militares venezolanos que no dañen a los ciudadanos, sugiriendo que los Comandantes pueden “perderlo todo” si continúan poniéndose del lado de Maduro.

El presidente ha posicionado a Venezuela como otro paso hacia la purga del comunismo y el socialismo de América del Sur y ha allanado el camino hacia un hemisferio occidental completamente libre.

A continuación:

¿Por qué el comunismo no es tan odiado como el fascismo?

TE RECOMENDAMOS