Senadora Collins: “Es inapropiado” para republicanos y demócratas prejuzgar el veredicto de Trump

Por Jack Phillips
31 de Diciembre de 2019 Actualizado: 31 de Diciembre de 2019

La Senadora Susan Collins (republicana por Maine) dijo que el liderazgo republicano y demócrata en el Senado no debería pesar en el pendiente impeachment del presidente Donald Trump.

Collins, quien ha cortado con la Casa Blanca sobre asuntos en el pasado y es considerada un voto decisivo, dijo a Maine Public Radio el martes que un marco potencial para el próximo juicio del Senado podría ser extraído del impeachment del expresidente Clinton a finales de los años 90.

Pero dijo que antes de que comience el juicio, cree que no es apropiado declarar sus intenciones de votar para absolver o destituir al presidente, que fue impugnado por los demócratas de la Cámara de Representantes a mediados de diciembre por obstrucción del Congreso y abuso de poder. Trump y varios legisladores republicanos han negado las acusaciones.

“Es inapropiado, a mi juicio, que los senadores de ambos lados del pasillo prejuzguen la evidencia antes de que hayan escuchado lo que se nos presenta, porque cada uno de nosotros hará un juramento, un juramento que tomo muy en serio, de hacer justicia imparcial”, dijo Collins a Maine Public Radio.

Collins señaló a la senadora Elizabeth Warren (demócrata de Massachusetts), que se postula a la presidencia, y al líder de la mayoría del Senado Mitch McConnell (republicano de Kentucky), quien previamente dijo que trabajaría en conjunto con la Casa Blanca durante el juicio. Warren ha dicho que Trump debería ser destituido.

“He escuchado a demócratas como Elizabeth Warren decir que el presidente debe ser impugnado, encontrado culpable y removido de su cargo. He escuchado al líder de la mayoría del Senado diciendo que está tomando sus indicaciones de la Casa Blanca. Hay senadores a ambos lados del pasillo, que para mí no están dando la apariencia y la realidad de juzgar eso de una manera imparcial”, comentó.

The Epoch Times se ha puesto en contacto con la oficina de Warren y McConnell.

Sus comentarios se producen una semana después de que la senadora Lisa Murkowski (republicana de Alaska) le dijo a KTUU en Anchorage, Alaska, que no consideraba que la estrategia de McConnell fuera apropiada.

Se informa que los demócratas están tratando de convencer a Collins, Murkowski y al senador Mitt Romney (republicano de Utah) para que se unan a ellos en la convocatoria de testigos y documentos durante el juicio. El Senado solo necesita 51 votos para convocar a los testigos y ver las pruebas, pero necesita una supermayoría de 67 votos para destituir a un presidente.

Cuando le preguntaron sobre la posibilidad de que el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, y el exasesor de seguridad nacional John Bolton testificaran, Collins dijo que está “abierta a los testigos”.

“Creo que es prematuro decidir a quién se debe llamar hasta que veamos la evidencia que se presenta y obtengamos las respuestas a las preguntas que los senadores podemos presentar a ambas partes a través del presidente de la Corte Suprema. Lo que no entiendo es por qué la Cámara de Representantes, habiendo emitido citaciones al Secretario Pompeo, por ejemplo, no buscó hacer cumplir esas citaciones en la corte, y en su lugar se apresuró a hacer aprobar los artículos del impeachment antes de Navidad, y aún así no nos los han transmitido en el Senado. Por lo tanto, parece una forma extraña de operar”, dijo.

 

A continuación

El impeachment no ayudará a encubrir el mayor escándalo político de EE.UU.

TE RECOMENDAMOS