Senadora Feinstein dice estar ‘abierta a cambiar la forma de usar las reglas del obstruccionismo’

Por Katabella Roberts
20 de Marzo de 2021
Actualizado: 20 de Marzo de 2021

La senadora Dianne Feinstein (D-Calif.) dijo el 19 de marzo que está “abierta” a cambiar la forma en que se utilizan las reglas del obstruccionismo del Senado. La declaración ocurre en medio de la creciente presión de los grupos progresistas de extrema izquierda para que se elimine el obstruccionismo.

Feinstein, de 87 años, la senadora de mayor edad, ha sido durante mucho tiempo una de las más acérrimas partidarias del obstruccionismo en el Senado, el cual requiere un umbral de 60 votos para aprobar una legislación importante.

En un comunicado emitido el viernes Feinstein dijo que estaría abierta a reformas al obstruccionismo, si fuera necesario, para que se aprueben proyectos de ley sobre prioridades demócratas, como el control de armas y la violencia contra las mujeres, y señaló que podría ser una solución eficaz ante los republicanos que potencialmente “abusan” de la regla bloqueando proyectos de ley recientes y otras leyes que ella ha “intentado aprobar durante años”.

“Hay muchos problemas importantes que el Congreso debe abordar. Esta misma semana vimos una unión de violencia armada, violencia contra las mujeres y crímenes de odio en los trágicos tiroteos en Atlanta”, escribió Feinstein en un comunicado.

“He intentado durante años aprobar leyes en estas áreas. Este mes, la Cámara aprobó proyectos de ley para mejorar la verificación de antecedentes para la compra de armas y reautorizar la Ley contra Violencia a la Mujer, entre otras leyes clave”.

“Idealmente, el Senado puede llegar a un acuerdo bipartidista sobre esos temas, así como sobre un proyecto de ley de derecho al voto. Pero si eso resulta imposible y los republicanos continúan abusando del obstruccionismo al exigir votos cerrados, estoy abierta a cambiar la forma en que se usan las reglas del obstruccionismo del Senado”, agregó.

La regla obstruccionista se adoptó originalmente para dar al partido minoritario una voz más fuerte en el Senado y evitar el control partidista de la cámara alta por parte de la mayoría. Básicamente, la regla requiere un umbral de supermayoría, de 60 votos, para interrumpir el debate en el Senado y someter a votación proyectos de ley u otras medidas.

Mientras que varios demócratas, como el senador moderado Joe Manchin (D-W.Va.) y Kyrsten Sinema (D-Ariz.) están a favor de mantener el obstruccionismo legislativo, los grupos progresistas de extrema izquierda están presionando para que se elimine.

Feinstein señaló que el presidente Joe Biden, que anteriormente sirvió en el Senado, había señalado recientemente que apoya un cambio, en lugar de la eliminación, de la regla del obstruccionismo y respalda el regreso del “obstruccionismo parlante”, que ha sido respaldado por varios demócratas.

“El presidente Biden sugirió esta semana que se retome el obstruccionismo parlante para que los opositores a un proyecto de ley puedan hablar en el Senado y explicar su oposición. Esa es una idea que vale la pena discutir”, escribió Feinstein.

“No quiero apartarme de las tradiciones del Senado, pero tampoco creo que un partido pueda evitar las votaciones sobre proyectos de ley importantes abusando del obstruccionismo”.

Los grupos progresistas Indivisible y Courage California han encabezado una campaña para presionar a Feinstein a fin de que apoye la iniciativa que busca eliminar el obstruccionismo. Los grupos quieren que se elimine la regla para que el Senado pueda aprobar el extenso proyecto de ley H.R. 1.

Es poco probable que el proyecto de ley sea aprobado si los demócratas no obtienen el apoyo republicano mínimo establecido en las reglas actuales.

Isabel van Brugen contribuyó a este artículo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS