Senadores del GOP le dicen a Biden que retire el plan para crear inmigrantes ilegales millonarios

Por Mark Tapscott
03 de Noviembre de 2021
Actualizado: 03 de Noviembre de 2021

Un grupo de senadores republicanos quiere que el presidente Joe Biden abandone el plan de su administración que busca pagar más de USD 1000 millones a inmigrantes ilegales. El plan busca entregar dinero a los inmigrantes cuyas familias fueron separadas por las autoridades federales de inmigración durante la presidencia de Donald Trump.

Los pagos serían realizados por el gobierno federal para resolver el litigio presentado en nombre de cientos de esos inmigrantes ilegales por la Unión Estadounidense de Libertades Civiles, según The Wall Street Journal.

Los pagos propuestos podrían llegar a USD 450,000 por persona, lo que significa que una familia de cuatro podría recibir hasta USD 1.8 millones de los contribuyentes estadounidenses. Según los informes, la mayoría de las familias afectadas incluyen un adulto y un niño. Los funcionarios del Departamento de Justicia (DOJ), el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) están involucrados en las negociaciones legales.

La propuesta ha provocado una creciente ola de protestas en el Congreso y en otros lugares, incluida una carta escrita el 1 de noviembre a Biden del senador Josh Hawley (R-Mo.), el senador John Kennedy (R-La.) y nueve de sus colegas republicanos en el Senado.

“El gobierno ahora busca recompensar económicamente a los extranjeros que violaron nuestras leyes. La administración anterior ya tomó medidas para garantizar que el DHS pudiera mantener la custodia de las unidades familiares aprehendidas a lo largo de la frontera, que fueron acusadas de entrada ilegal indebida, en lugar de separar a las familias y transferir a los padres a detención criminal”, le dijeron los senadores a Biden.

“El gobierno también firmó un acuerdo de conciliación en 2018 para abordar las preocupaciones sobre la separación de las familias. Sin embargo, el nuevo acuerdo que el DHS está considerando haría que el gobierno pagara potencialmente más de 1000 millones de dólares a los inmigrantes ilegales basándose en acusaciones de que el DHS les causó daño emocional intencionalmente”, escribieron los senadores.

“Sin embargo, estos inmigrantes ilegales ignoraron nuestros procesos migratorios, se pusieron por sobre quienes buscaban ingresar legalmente a nuestra nación y pusieron a los niños en riesgo de sufrir grandes lesiones personales o la muerte al ponerlos en manos de traficantes abusivos”, continuaron los senadores.

“Estos acuerdos no sólo serían asombrosamente injustos e imprudentes, sino que refuerzan las condiciones que facilitan a los cárteles el reclutamiento de más personas en nuestra frontera suroeste, y sólo sirven para fomentar más inmigración ilegal”, señalaron.

También firmaron la carta los senadores Chuck Grassley de Iowa, que es el miembro minoritario de mayor rango del Comité Judicial del Senado, Lindsey Graham de Carolina del Sur, John Cornyn y Ted Cruz de Texas, Michael Lee de Utah, Ben Sasse de Nebraska, Thom Tillis de Carolina del Norte, Tom Cotton de Arkansas y Marsha Blackburn de Tennessee.

Entre los firmantes no estaba el senador Rob Portman (R-Ohio), el principal miembro republicano del Comité Senatorial de Seguridad Nacional y Asuntos Gubernamentales. Portman le dijo a The Epoch Times el miércoles: Apoyo “la reunificación de familias que fueron separadas injustamente y seguir el debido proceso para reparar cualquier daño causado, pero no apoyo la propuesta de la administración que busca ordenarle a los burócratas federales que hagan pagos de USD 450,000”.

Los autores de la carta añadieron que “los estadounidenses son un pueblo amable y generoso que acoge a una gran variedad de inmigrantes de todo el mundo. Nuestra nación se ha hecho más fuerte gracias a las generaciones de inmigrantes legales que han contribuido a nuestro país y han alcanzado el sueño americano. Pero recompensar la inmigración ilegal con pagos financieros va en contra de nuestras leyes y sólo serviría para fomentar más inmigración ilegal”.

Un portavoz de la Casa Blanca remitió la solicitud de comentarios de The Epoch Times al Departamento de Justicia, que no había respondido al cierre de esta edición.

La carta de los senadores se produce mientras el gobierno de Biden sigue manteniendo el equivalente a una frontera abierta con México. Actualmente un número récord de inmigrantes ilegales cruzan a Estados Unidos desde Texas, Nuevo México, Arizona y California.

Biden revocó la política de Trump de “Permanecer en México”, que obligaba a los que cruzaban la frontera a regresar al sur de la misma hasta que sus solicitudes de entrada pudieran ser procesadas por las autoridades federales de inmigración.

Bajo el mandato de Biden, cientos de miles de estos inmigrantes ilegales han sido transportados, muchos de ellos sin previo aviso y al amparo de la oscuridad del gobierno federal, a puntos en el interior del país.

Las nuevas leyes de inmigración de los demócratas, que buscan validar los cambios que Biden ha hecho desde que asumió el cargo en enero, han sido rechazados en el Senado.

El parlamento dictaminó que los cambios no podrían incluirse en el plan presidencial de gastos de reconciliación Build Back Better, de USD 3,5 billones, porque no son principalmente medidas presupuestarias. Ese proyecto de ley solo necesita 50 votos (más el voto de desempate de la vicepresidente) para aprobarse. De lo contrario, los cambios a la ley de inmigración necesitarían 60 votos.

A principios de esta semana, los demócratas anunciaron que están haciendo un tercer intento de incluir los cambios a la ley de inmigración con un “Plan C”.

Como informó The Epoch Times a principios de esta semana, el nuevo plan de los demócratas modificaría la ley para permitir que los inmigrantes ilegales que ingresaron al país después de 1972 y antes de 2010 sean elegibles para la amnistía.

El poder de otorgar dicha amnistía a los inmigrantes ilegales, que se han convertido en residentes de facto, está en manos del Congreso. No obstante, el Congreso no ha adelantado la fecha que permitiría que los inmigrantes ilegales sean elegibles para la ciudadanía desde que el presidente Richard Nixon estuvo en la Oficina Oval, en 1972.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS