Serbia y Kosovo acuerdan normalizar vínculos económicos, pero posponen reconocimiento mutuo

Por Ella Kietlinska
05 de Septiembre de 2020
Actualizado: 05 de Septiembre de 2020

Serbia y Kosovo han acordado normalizar los lazos económicos, dijo el viernes el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, calificando el acuerdo como un “verdadero avance” que ayudaría a los dos países balcánicos a prosperar después de décadas de guerra y negociaciones fallidas.

Ambos países —partes de la antigua Yugoslavia— acordaron congelar las conversaciones sobre la normalización de los lazos políticos durante un año para permitir que el acuerdo económico se arraigue, dijeron los funcionarios estadounidenses, según Reuters.

Serbia acordó detener por un año su campaña para persuadir a otros países a “desconocer” a Kosovo y Kosovo acordó detener por un año sus esfuerzos para unirse a las organizaciones internacionales, según Balkan Insight.

“Estas fueron conversaciones difíciles para nosotros, pero estoy verdaderamente satisfecho”, dijo el presidente de Serbia, Aleksandar Vučić a los periodistas serbios en Washington.

Destacó que el acuerdo económico no incluye el “reconocimiento mutuo” entre Serbia y Kosovo. Pero aclamó las conversaciones como una gran victoria para Serbia y un paso hacia el establecimiento de lazos más estrechos con EE.UU. A pesar de buscar oficialmente la adhesión a la Unión Europea, Serbia ha estado forjando estrechos lazos políticos, económicos y militares con Rusia y China.

El parlamento de Kosovo declaró su independencia de Serbia en 2008, nueve años después de que la OTAN llevara a cabo una campaña de 78 días de ataques aéreos contra Serbia para detener una sangrienta represión contra los albaneses étnicos en Kosovo.

La mayoría de las naciones occidentales han reconocido la independencia de Kosovo, pero Serbia y sus aliados Rusia y China no lo han hecho. El actual punto muerto y la falta de voluntad de Serbia para reconocer a Kosovo han mantenido las tensiones latentes e impedido la plena estabilización de la región de los Balcanes después de las sangrientas guerras de los años noventa.

Además, Kosovo e Israel han acordado establecer relaciones diplomáticas. Serbia se ha comprometido a trasladar su embajada a Jerusalén para julio y a abrir una oficina comercial en Jerusalén este mes, dijo Trump. La medida hará de Serbia el primer país europeo en abrir una embajada en Jerusalén.

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu habla durante el anuncio del plan de paz para el Medio Oriente del presidente estadounidense Trump en la Sala Este de la Casa Blanca en Washington, DC, el 28 de enero de 2020. (MANDEL NGAN/AFP vía Getty Images)

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu recibió con gusto las medidas y dijo que Israel establecería relaciones diplomáticas con Kosovo, según el Times of Israel.

“Kosovo será el primer país de mayoría musulmana en abrir una embajada en Jerusalén”, dijo Netanyahu.

Tanto Serbia como Kosovo también acordaron designar a Hezbolla —una milicia libanesa de orientación chií— como organización terrorista y mantener limpias sus redes de comunicación 5G excluyendo de ellas el equipo de vendedores no confiables, informó Balkan Insight.

Trump también elogió a Vučić y al primer ministro de Kosovo, Avdullah Hoti, por su “tremenda valentía” para “embarcarse en estas conversaciones y venir a Washington para finalizar estos compromisos”.

Trump dijo que han hecho más seguros no solo a sus países sino también a los Balcanes y al mundo.

Vučić dijo que el tener “una zona económica unificada, toda la zona de los Balcanes Occidentales”, llevará a Serbia a los resultados económicos reales.

Hoti dijo que en su opinión el acuerdo es un “enorme paso adelante” que “debería llevar eventualmente a un reconocimiento mutuo entre los dos países”.

“Compartimos los mismos valores de libertad, democracia, una economía de mercado abierto”, añadió Hoti.

El asesor de Seguridad Nacional Robert O’Brien dijo que en su opinión el acuerdo económico es “un primer paso” hacia el logro de soluciones políticas.

El acuerdo firmado hoy también estipula la apertura de nuevos cruces fronterizos, regula las inversiones de Estados Unidos en Serbia y Kosovo, e incluye disposiciones para reconocer los diplomas y licencias de Kosovo en Serbia y viceversa, dijo O’Brien.

El secretario de Estado de EE.UU. Mike Pompeo emitió un comunicado apoyando este acuerdo de regularización económica y confirmando el apoyo de EE.UU. “a las negociaciones en curso entre Kosovo y Serbia para la normalización integral de las relaciones”.

Pompeo calificó la regularización de los vínculos y el reconocimiento mutuo entre Kosovo e Israel como “el logro monumental” y dijo que, junto con el compromiso de Serbia de abrir una oficina comercial y trasladar su embajada a Jerusalén, contribuirá a la paz “entre nuestros socios en Europa y el Medio Oriente”.

Con información de Reuters y The Associated Press 


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

¿Las inundaciones en una ciudad china son resultado de una mala gestión?

TE RECOMENDAMOS