Servicio voluntario de ambulancia en moto en Israel une a judíos, cristianos y musulmanes

"Se trata de salvar a la gente"
Por Louise Bevan
30 de Octubre de 2020 5:39 PM Actualizado: 30 de Octubre de 2020 5:39 PM

Un empresario israelí está uniendo comunidades, que previamente estaban divididas, y al mismo tiempo logrando un objetivo común: salvar vidas.

Eli Beer, de 46 años, dirige United Hatzalah (rescate, en hebreo), una red de miles de voluntarios capacitados que proporcionan primeros auxilios en emergencias médicas en su país natal, Israel.

Los trabajadores se desplazan a los lugares de emergencia en “ambumotos” —motos equipadas con equipos de salvamento— y logran llegar a las víctimas antes que las ambulancias.

(Cortesía de United Hatzalah de Israel)

Sorprendentemente, la nación de Israel no tiene un sistema centralizado de llamadas de emergencia. Una filial sin fines de lucro de la Cruz Roja, Magen David Adom, presta servicios a la mayoría de las zonas urbanas, pero muchos lugares continúan siendo difíciles de alcanzar.

Las ambumotos de United Hatzalah, dispersas por todo el país, pueden atender las llamadas de emergencia en minutos.

Aunque admitió que la confianza entre los voluntarios al principio era débil, como Beer dijo a su audiencia en una charla de TedMed en 2013, el objetivo común del grupo pronto superó los prejuicios. “United Hatzalah no se trata de salvar a los judíos, no se trata de salvar a los musulmanes, no se trata de salvar a los cristianos”, dijo, “se trata de salvar a la gente”.

“Ahora que tenemos voluntarios de todo tipo de origen trabajando juntos, la gente entiende que tienen mucho más en común y se respetan mutuamente”, explicó. “Nuestros voluntarios luchan juntos por la vida”.

(Cortesía de United Hatzalah de Israel)

La pasión de Beer por salvar vidas se encendió por dos experiencias traumáticas de su infancia, y más tarde cuando un voluntario musulmán EMT salvó la vida de su padre judío.

Caminando a casa desde la escuela en Jerusalén a la edad de 6 años, Beer y su hermano fueron testigos de un atentado en un autobús, reportó Ashoka. Escuchó a las víctimas gritar, pero, temeroso y confundido, huyó.

Beer se convirtió en técnico médico de urgencias (EMT, por sus siglas en inglés) voluntario a los 15 años, donde otra experiencia aterradora alimentó aún más su dedicación. Atrapado en el tráfico pesado, el equipo de Beer no pudo llegar a tiempo para salvar a un niño de 7 años que se estaba asfixiando.

El niño fue declarado muerto en la escena al cuidado de un médico que vivía en el vecindario.

Beer hizo una observación ese día: si se le hubiera avisado antes al doctor, hubiera acudido a la escena a tiempo para salvar al niño. Así nació la idea de una organización de primera respuesta a escala de barrio.

Se inspiró en el modelo “Hatzalah” practicado por los judíos jasídicos en el Brooklyn de los años 60, donde los médicos judíos estaban equipados para responder a las llamadas de emergencia de las comunidades locales. A la edad de 17 años, Beer y 15 compañeros de la EMT organizaron un modelo similar en su vecindario de Jerusalén.

(Cortesía de United Hatzalah de Israel)
(Cortesía de United Hatzalah de Israel)

Inicialmente le negaron el apoyo de ambulancias que su compañía necesitaba, pero Beer compró escáneres policiales de mano para intervenir la señal de radio de emergencia en las comunicaciones y decidió improvisar.

Los voluntarios comenzaron a pie. Luego llegó la ambumoto. Y en 2006, Beer convirtió su proyecto de pasión en United Hatzalah. El ejército de voluntarios de Beer aumentó en número. Hoy en día, United Hatzalah coordina 6000 médicos y doctores en todo Israel, utilizando la tecnología GPS para desplegar a los voluntarios más cercanos a atender prácticamente cualquier emergencia.

La organización trató a 207,000 personas en Israel solo en 2019, con un tiempo de respuesta promedio de menos de tres minutos. El servicio es gratuito y está patrocinado en su totalidad por donaciones.

La idea de Beer ha crecido desde 2006 hasta convertirse en el mayor servicio de primera respuesta independiente y dirigido por voluntarios del mundo. Otros países están se están afianzando. El modelo de United Hatzalah se está copiando en ciudades como Jersey City y Detroit.

(Cortesía de United Hatzalah de Israel)
(Cortesía de United Hatzalah de Israel)

¡Nos encantaría escuchar sus historias! Puede compartirlas con nosotros en emg.inspired@epochtimes.nyc


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Decenas de personas de 37 países se reunieron durante 4 días en Praga para ayudar a concientizar sobre la persecución a la disciplina espiritual, Falun Dafa.

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.