Si se te pone la piel de gallina cuando escuchas música, podrías tener un “cerebro especial”

Por La Gran Época
05 de Noviembre de 2019 Actualizado: 06 de Noviembre de 2019

¿Algunas veces te dan escalofríos, hormigueos en tu columna vertebral y los latidos de tu corazón se aceleran mientras escuchas música? Si además de esto tus pupilas se dilatan, la temperatura de tu cuerpo aumenta o incluso sientes un nudo en la garganta cuando oyes una melodía, bueno, según un estudio en Harvard, si esto te pasa a ti podrías estar entre una élite de unos pocos, cuya estructura cerebral es diferente a la de los demás.

Según el estudiante de doctorado Matthew Sachs, estas reacciones fisiológicas más intensas se relacionan con “un mayor volumen de fibras que conectan la corteza auditiva a las áreas asociadas con el procesamiento emocional, lo que significa que las dos áreas se comunican mejor”, según se reporta en el Oxford Academic.

Por lo tanto, si experimentas escalofríos cuando escuchas música, probablemente eres un poco más perceptivo que aquellos que no experimentan tales reacciones, al menos en un nivel emocional.

Imagen Ilustrativa (Crédito: Pxhere/DominioPublico) pxhere.com

El estudio de Harvard tiene como objetivo utilizar la información para ayudar a mejorar a aquellos que sufren de depresión y problemas de salud mental, usando la música como un método de curación.

“La depresión causa una incapacidad para experimentar el placer de las cosas cotidianas“, dijo Matthew Sachs a Quartz. “Podrías usar música con un terapeuta para explorar sentimientos”.

La violinista Fiona Zheng y el director de orquesta Milen Nachev con la Orquesta Sinfónica Shen Yun. (Dai Bing/La Gran Época)

De hecho, se cree desde hace mucho tiempo que la música tiene el poder de sanar el alma. A pesar de que algunas personas no tienen las reacciones más sensibles cuando escuchan música, las melodías hermosamente interpretadas son bien conocidas por inspirar a casi cualquier persona, siempre y cuando estén dispuestas a calmarse y asimilar todo.

Esta sabiduría antigua ha sido traída al escenario mundial por Shen Yun Performing Arts, una compañía de danza y música china con sede en Nueva York, que entiende los beneficios que la música tiene para una persona.

(Cortesía: Shen Yun Performing Arts)
(Cortesía: Shen Yun Performing Arts)

El carácter o la palabra china para medicina proviene de la palabra para música. Cuando se agrega el radical de hierba a la música, se obtiene la palabra medicina. Los antiguos chinos sabían que la música tenía el poder de curar. “La medicina moderna ha demostrado esto ahora”, dijo en un video  Junyi Tan.el compositor de Shen Yun Performing Arts.

La violinista Fiona Zheng y el director de orquesta Milen Nachev con la Orquesta Sinfónica Shen Yun. (Dai Bing/La Gran Época)

Así que, a la luz de eso, no te preocupes si las fibras de tu cerebro no son lo suficientemente densas como para provocar esas reacciones intensificadas, simplemente escucha más música clásica. Nunca se sabe, tal vez empieces a sentir los beneficios del “efecto Mozart”.

Pero si perteneces a una de esas “élites” más sensibles, ¡disfruta del hormigueo o de los temblores arriba y abajo de la columna vertebral, ¡de alguna manera te lo has ganado!

Esta bisabuela recibe una bella y tierna sorpresa

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS