Siamesas tenían expectativa de vida de 3 días. Pero 19 años después todavía son “un sólo cuerpo”

Por Michael Wing - La Gran Época
01 de Junio de 2019 Actualizado: 08 de Junio de 2019

Dijeron que estas dos gemelas siamesas tenían solo tres días de vida. Ahora con 18 años de edad, llevan una vida próspera, cada una manteniendo su propia personalidad y aprovechando cada día que tienen juntas.

Cuando Norma tenía 13 semanas de embarazo, descubrió que eran gemelas. Un mes después, el doctor reveló que eran siameses, y que cuando las niñas nacieran en junio del año 2000, se esperaba que solo podrían vivir tres días.

Lupita y Carmen Andrade ambas nacieron en Veracruz, México. Sus padres decidieron viajar a los Estados Unidos con una visa médica cuando las niñas tenían 2 años de edad, con la esperanza que los doctores en los Estados Unidos les ayudaran a separar a las niñas. Pero los riesgos involucrados eran los mismos en los Estados Unidos que en México.

La mayoría de los gemelos siameses mueren poco después del nacimiento, pero estas niñas sobrevivieron hasta el día de hoy, y ahora tienen 16 años de edad. Están unidas desde el pecho hasta la pelvis, donde sus espinas dorsales también se unen.

Comparten algunas costillas, un hígado, su sistema circulatorio, y sus sistemas digestivos y reproductores. Cada una tiene dos brazos, pero sólo una pierna: Carmen controla la pierna derecha y Lupita la izquierda.

Ver esta publicación en Instagram

We’re a little late on the trend but they say it ain’t Mexican if it ain’t late ???? #tenyearchallenge #10yearchallenge

Una publicación compartida de Carmen ???????????? (@andrade_mcarmen) el

Se esperaba que las niñas solo pudieran vivir tres días, pero cuando continuaron viviendo más allá del tiempo esperado, sus padres consideraron separarlas. Les dijeron que sería muy riesgoso debido a la cantidad de órganos que compartían.

Las gemelas se consideran un solo cuerpo. Cuando sus padres y doctores hablan de cirugía para separarles, Lupita y Carmen preguntan: “¿Por qué quieren cortarnos por la mitad?”. Para ellas, significaría cortar su cuerpo en dos partes.

Cuando Lupita y Carmen eran pequeñas, tuvieron que pasar tiempo en terapia física, aprendiendo cómo sentarse y coordinar usando sus piernas. A la edad de cuatro años fue que pudieron dar sus primeros pasos juntas.

Las gemelas han tenido que aprender a vivir sus vidas juntas: aprendiendo cómo coordinar y balancear, apoyando dos cuerpos en solo un par de piernas, donde cada una tiene una pierna.

Aunque las niñas han aprendido a coordinar físicamente la una con la otra, tienen dos personalidades completamente diferentes.

“Mucha gente no se da cuenta, porque, cuando nos conocen por primera vez, tenemos las mismas reacciones”, dijo Carmen.

Carmen le dijo al periódico Hartford Courant: “Si alguien nos pregunta si somos gemelas, Lupita o yo les respondemos: no, somos primas muy cercanas”, dijo Lupita.

Al igual que la mayoría de las adolescentes, también hablan de quinces y exámenes de admisión, obtener su licencia de conducir, y practicar el piano. No les ha sido fácil tocar el piano, pero hacen lo que pueden. Carmen aprende las partes de la mano derecha y las partes del a mano izquierda son para Lupita. Con práctica han aprendido a coordinar juntas.

Lupita sufre de escoliosis (una curvatura lateral de la espina dorsal), y su espina dorsal presiona sus pulmones.

Puede que necesite usar un tanque de oxígeno o tenga que recibir cirugía. Normalmente, es un procedimiento sencillo y directo, pero en este caso, puede complicarse. Lupita puede terminar con daño cerebral o hasta morir.

El doctor Mark Lee, un cirujano en el Centro Médico de Niños en Connecticut, le dijo a las niñas y a su madre que la curvatura de Lupita es “muy, muy severa” y que típicamente, se removería un segmento de la espina dorsal para corregir la malformación. Pero de nuevo, todo sobre la situación de Lupita y Carmen es algo diferente.

Para la cirugía de escoliosis, el doctor Mark Lee les ha dicho que el peor caso es que Lupita fallezca, o si no muere, perdería sus funciones neurológicas. Ha pedido a las niñas que evalúen sus opciones.

Las niñas han decidido no recibir la cirugía que podría hacer más fácil respirar para Lupita. Lupita dijo: “Simplemente vamos a vivir la vida y listo”.

Aun así, continúan prosperando. Los doctores tanto en México como en los Estados Unidos le dijeron a Norma y Victor que las niñas no podían ser separadas porque compartían muchos órganos. El doctor Lee dijo que su expectativa es que la escoliosis continúe empeorando y continúe afectando sus pulmones.

“Sabemos que es posible que básicamente necesite oxígeno, y a veces eso puede acortar la vida”, dijo el doctor Lee.

Las niñas no quieren ser separadas. Si las separaran, ambas tendrían una sola pierna y tendrían que pasar años en terapia física.

“Y luego está la situación psicológica también porque hemos estado tan acostumbradas a estar juntas”, dijo Carmen. “No creo que tendría sentido”, agregó.

Con respecto a que la cirugía haría más fácil que Lupita respirara, “hay mucho más riesgo que beneficio en ello así que…” comenzó Carmen.

“…decidimos no hacerlo”, terminó Lupita.

“Simplemente vamos a vivir la vida y listo”, comentó.

A pesar que puede que ambas no tengan otra opción que mantenerse unidas, no hay razón para creer que no van a vivir una vida próspera en muchos años por venir.

Estos talentosos gemelos tienen un estilo original de beatboxing

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS