9 señales de cáncer de riñón que debes atender: ¿tienes dolor punzante en la parte baja de la espalda?

Por La Gran Época
10 de Marzo de 2019 Actualizado: 13 de Marzo de 2019

El cáncer de riñón es uno de los 10 cánceres más comunes en los Estados Unidos. Es el sexto tipo de cáncer más común en hombres y el octavo más común en las mujeres. De acuerdo con las estimaciones de la Sociedad Americana del Cáncer, habrá aproximadamente 73.820 casos nuevos y alrededor de 14.770 muertes por cáncer de riñón en Estados Unidos solo en 2019.

El cáncer de riñón comienza en los riñones: órganos muy importantes del cuerpo humano. Cada persona tiene dos riñones en forma de frijol a cada lado del cuerpo, ubicados detrás del hígado y el estómago. Su función más importante es producir orina, que es la forma en que el cuerpo elimina los desechos líquidos, además juegan un papel importante en el control de la presión arterial y en la estimulación de la médula ósea para producir glóbulos rojos.

Imagen ilustrativa. (Crédito: Magic mine/Shutterstock)

La mayoría de los casos nuevos de cáncer de riñón se presentan en personas mayores, con una edad promedio de 64 años en el momento del diagnóstico. Fumar es el factor de riesgo más prominentes en cáncer de riñón. Otros factores de riesgo incluyen: obesidad, presión arterial alta y exposición a un químico llamado tricloroetileno, el cual se usa para remover la grasa del metal.

Imagen ilustrativa. (Crédito: BlueRingMedia/Shutterstock) Cuatro etapas del cáncer de riñón

La buena noticia es que cuando el cáncer de riñón se detecta a tiempo, es más fácil tratarlo con éxito. Sin embargo, los tumores pueden crecer hasta ser bastante grandes antes que puedan ser detectados. Por lo tanto, para ayudarte en la detección precoz, hemos recopilado 9 síntomas de cáncer de riñón a tener en cuenta:

1. Sangre en la orina

La hematuria o sangre en la orina, es un síntoma común del cáncer de riñón, que se reportan en casi a la mitad de todas las personas que son diagnosticadas. Si notas que tu orina es rosada, roja o de color cola (como resultado de la presencia de glóbulos rojos), programa una cita con tu médico para un examen.

2. Dolor en la parte baja de la espalda (al costado)

Imagen ilustrativa. (Crédito: (Puhhha/Shutterstock) Dolor de espalda baja

El dolor en la parte baja de la espalda o el costado (al lado de la espalda) puede variar desde un dolor sutil hasta una sensación más aguda y punzante. Muchas personas en realidad no experimentan dolor en la parte baja de la espalda, sino hasta que el cáncer de riñón está en sus últimas etapas, así que, si tienes este síntoma, asegúrate de consultar con tu médico tan pronto como sea posible.

3. Anemia

Imagen ilustrativa. (Crédito:(Solar22/Shutterstock) Anemia

La anemia es uno de los síntomas más comunes del cáncer de riñón, que es reportado por aproximadamente el 20 al 40 por ciento de los que son diagnosticados. La anemia se define como tener una cantidad de glóbulos rojos inferior a lo normal. Los riñones producen una proteína llamada eritropoyetina que es responsable de estimular la médula ósea para que produzca glóbulos rojos y el cáncer puede causar una disminución en la producción de esta proteína.

4. Protuberancia en la región abdominal

Imagen ilustrativa. (Crédito: (Poylock19/Shutterstock)Protuberancia en la región abdominal

Del mismo modo que se puede sentir una masa cuando alguien tiene cáncer de mama, a veces también se siente una protuberancia o hinchazón en el área del riñón a medida que los tumores crecen, pero la mayoría de las veces son demasiado pequeños para que los sientas o tu médico lo detecte, por lo que es bueno programar una ecografía para verificar si hay tumores.

5. Fiebre recurrente (no causada por un resfriado o gripe)

Imagen ilustrativa. (Crédito: Pormezz/Shutterstock) Fiebre recurrente

La fiebre es un síntoma bastante común cuando hay cáncer de riñón, que ocurre en casi un tercio de las personas diagnosticadas. En lugar de suceder de vez en cuando, una fiebre recurrente aparece y desaparece con bastante frecuencia sin ningún signo obvio de infección. Aunque esto se observa comúnmente en pacientes con cáncer de riñón, no se conoce como un síntoma sobresaliente de la enfermedad. Se explica que los tumores producen toxinas dañinas que provocan síntomas de fiebre.

6. Presión arterial alta

Imagen ilustrativa. (Crédito: TeodorLazarev/Shutterstock) Presión arterial alta

El tipo más común de síntoma de presión arterial alta en pacientes con cáncer de riñón se llama hipertensión renal, donde las arterias renal se estrechan y restringen el flujo sanguíneo. Esta disminución del flujo sanguíneo hace que los riñones reaccionen de la misma manera que lo harían para la deshidratación: liberando niveles más altos de hormonas que estimulan la retención de agua y sodio. A su vez, este aumento de líquido en los vasos sanguíneos resulta en una presión arterial más alta.

7. Hinchazón de los tobillos o las piernas

Imagen ilustrativa. (Crédito: JinAim-one/Shutterstock) Hinchazón de tobillos y piernas

En algunos casos, las personas con cáncer de riñón pueden experimentar hinchazón en los tobillos o las piernas. Esta afección, llamada edema, es causada por una acumulación anormal de líquido en los tobillos o las piernas, que ocurre debajo de la piel, en los tejidos que están fuera del sistema circulatorio.

Una de las funciones principales de los riñones es regular el equilibrio de líquidos. Sin embargo, cuando el cáncer de riñón está presente, los tumores causan que este proceso funcione mal o deje de funcionar completamente, lo que resulta en fluido de retención de líquidos e hinchazón en los tobillos y las piernas.

8. Pérdida de peso inexplicable

Imagen ilustrativa. (Crédito: Sabphoto/Shutterstock) Pérdida de peso inexplicable

Esto es realmente un síntoma en la mayoría de los tipos de cáncer también. Esta pérdida de peso a menudo se debe a la falta de apetito por cambios en el sistema inmunológico o el metabolismo. Si has perdido mucho peso involuntariamente o de manera inesperada, debe consultar con tu médico para averiguar cuál es la causa.

9. Extrema fatiga

Imagen ilustrativa. (Crédito: Agenturfotografin/Shutterstock) Fatiga extrema

Como se explicó con anterioridad, el cáncer de riñón puede causar anemia. Cuando los niveles de glóbulos rojos son más bajos, se suministrará menos oxígeno al cuerpo, lo cual hace sentirse cansado. La fatiga del cáncer, a diferencia del cansancio ordinario, no puede mejorarse con una buena noche de sueño ni con una taza de café fuerte y por lo general empeora con el tiempo.

El cáncer de riñón es una de las enfermedades más silenciosa en sus primeras etapas. Muchos casos se encuentran casi accidentalmente, cuando estás buscando un problema de salud diferente. Si aparece cualquiera de las señales de advertencia anteriores, debe programar una cita con tu médico de inmediato para un examen.

Descargo de responsabilidad: este artículo es solo para fines informativos y no es un sustituto del consejo médico profesional.

Caminata sobre el hielo transparente del lago más profundo del mundo

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS