10 signos de las uñas que revelan mucho sobre tu salud. Si ves líneas negras consulta a tu médico

Por GQ PAN
27 de Julio de 2019 Actualizado: 28 de Julio de 2019

Las uñas pueden revelar mucho más sobre nuestra salud de lo que pensamos. Ciertas condiciones pueden causar cambios en el color, la forma o la textura de las uñas. Aunque algunos cambios en las uñas son naturales, también hay una serie de cambios en ellas que pueden indicar problemas médicos subyacentes.

Aquí recopilamos 10 signos y síntomas de uñas y lo que podrían significar para tu salud:

1. Uñas azuladas

Síntomas de enfermedades
Crédito: La Gran Época

Es una afección que ocurre cuando no hay suficiente oxígeno en la sangre. Puede suceder cuando tu mano está expuesta a temperaturas frías, lo que hace que tus vasos sanguíneos se contraigan para conservar energía. Una vez que estén cálidas, el color normal debería volver a aparecer de nuevo.

Sin embargo, si las uñas permanecen azules, puede haber un trastorno de salud subyacente que impide que el cuerpo reciba suficiente oxígeno a través de la circulación sanguínea. Diferentes problemas pulmonares, cardíacos y vasculares pueden llevar a que se presenten uñas azules.

2. Uñas blancas

Síntomas de enfermedades
Imagen Ilustrativa. (Crédito: Hojasmuertas/Wikimedia Commons/CC BY-SA 3.0)

Tener uñas pálidas o blancas generalmente significa que el cuerpo está bajo de glóbulos rojos cómo resultado de no comer bien o tener una condición que interrumpe la absorción normal de nutrientes. La diabetes o la anemia también pueden causar uñas blancas.

Las uñas que son predominantemente blancas con un borde rojizo u oscuro en la parte superior es una condición conocida como las uñas de Terry. Aunque puede ocurrir con el envejecimiento normal, las uñas de Terry también puede ser un signo de advertencia de afecciones médicas subyacentes, más notablemente la cirrosis, enfermedad renal crónica e insuficiencia cardíaca congestiva. De hecho, alrededor del 80 por ciento de los pacientes de cirrosis tienen las uñas de Terry.

3. Pequeñas manchas blancas

Imagen Ilustrativa. (Crédito: Toa55/Shutterstock)

Los pequeños puntos blancos que aparecen en las uñas de las manos o de los pies se llaman leuconiquia. En realidad es común en adultos sanos y es completamente inofensivo.

La leuconiquia generalmente es causada por daños en el lecho ungueal. Estas lesiones pueden ocurrir cuando golpeas los dedos por el cierre de una puerta o por otras formas de traumatismo contundente. Debido al tiempo que le toma a tus uñas crecer, es posible que ni siquiera recuerdes el contacto exacto que causó las manchas blancas. A medida que la uña crece, la parte dañada se moverá más hacia arriba, desapareciendo con el tiempo.

4. Uñas agrietadas o partidas

Imagen Ilustrativa. (Crédito: Tushchakom/Shutterstock)

El agrietamiento o la separación de las uñas de las manos es más frecuente en las mujeres, pero los hombres también pueden experimentar el problema. Esta condición puede estar asociada con varios problemas de salud, que van desde la enfermedad de la tiroides hasta la anemia por deficiencia de hierro. Dependiendo de la gravedad de la afección, es posible que necesites tomar suplementos de hierro o simplemente incluir más alimentos ricos en hierro en tu dieta. Las sardinas, los mariscos, los cereales fortificados y el hígado son excelentes fuentes de este mineral. Si llevas un estilo de vida activo, es posible que también quieras aumentar tu ingesta de proteínas para que tus uñas puedan soportar más fricción y trauma.

5. Líneas verticales negras debajo de la uña

Una de las causas más comunes de las decoloraciones negras debajo de la uña es el traumatismo, que puede causar la ruptura de los vasos sanguíneos debajo de la uña. Tales lesiones por lo general se curan por sí solas en unos pocos días. Sin embargo, lo más grave son las líneas negras verticales a lo largo de la uña, que pueden ser un signo de melanoma subungueño, una forma peligrosa de cáncer de piel.

Típicamente, estas rayas negras se oscurecen con el tiempo y la uña afectada puede causar dolor o incluso sangrar. Cuando se acompaña de síntomas como fatiga, fiebre o falta de aliento, las líneas negras en las uñas pueden ser un indicador de endocarditis, una infección bacteriana de las válvulas cardíacas.

6. Uñas amarillas

Uñas con una infección fúngica. (Crédito:_Iris_AN/Shutterstock)

Cuando las uñas se tornan amarillas, generalmente significa que están infectadas por hongos en las uñas. Sumergir las manos o los pies en agua caliente mezclada con bicarbonato de sodio puede evitar que el hongo se propague. Esto se debe a que la sosa crea un ambiente alcalino que es hostil a los hongos, que solo puede crecer en un ambiente donde el pH es ácido. Agrega peróxido de hidrógeno, un ingrediente común en la pasta dental blanqueadora, para obtener mejores efectos de aclaramiento del color. Sin embargo, en casos raros, las uñas que permanecen amarillas a pesar del tratamiento repetido pueden indicar condiciones de la tiroides, diabetes o incluso cáncer de piel.

7. Líneas horizontales blancas

Lineas Mees. (Crédito: Yannick Trottier/Wikimedia Commons/CC BY-SA 3.0)

Las “líneas de Mees” son líneas horizontales y blancas de decoloración a través de las uñas, una condición que está típicamente asociada con la intoxicación por arsénico. Sin embargo, las líneas de Mees también pueden ser un signo de otras afecciones, como insuficiencia renal y cardíaca.

Las líneas de Beau son similares a las líneas de Mees, pero en realidad son crestas en lugar de zonas decoloradas. Por lo general, se desarrollan cuando el crecimiento de la placa ungueal se interrumpe temporalmente debido a lesiones, punzadas intensivas en las uñas o afecciones inflamatorias como la psoriasis. Aunque no hay mucho que puedas hacer, las líneas de Beau crecen con la uña y eventualmente desaparecerán. El reemplazo completo de una uña toma aproximadamente seis meses.

8. Uñas cuchara

Imagen Ilustrativa. (Crédito: bmf-foto.de/Shutterstock)

Las “uñas cuchara”, como su nombre lo indica, es el lugar donde la uña se vuelve cóncava como una cuchara pequeña, y a veces incluso puede contener una gota de agua.

Las uñas  cuchara son tan delgadas y suaves que los bordes exteriores se vuelven hacia arriba. La afección por lo general se asocia con anemia por la deficiencia de hierro, que es la enfermedad por deficiencia nutricional más común en el mundo. También se observa en personas con psoriasis, una enfermedad autoinmune que afecta principalmente a la piel.

Pero los pacientes con psoriasis suelen tener otros síntomas característicos, como erupciones cutáneas.

9. Uñas mordidas

Imagen Ilustrativa. (Crédito: stockphotofan1/Shutterstock)

En algún momento de nuestras vidas, probablemente todos nos hemos mordido las uñas una o dos veces. Pero algunas personas lo hacen con mucha más frecuencia y de manera compulsiva. Puede haber un millón de razones por las que la gente se muerde las uñas; algunos lo hacen para lidiar con la ansiedad; otros lo hacen simplemente porque no tienen mejores cosas que hacer cuando sus mentes están en otro lugar.

Aunque no es higiénico, morderse las uñas no necesariamente causa daños graves en las uñas o los dientes. Si deseas dejar el hábito, puedes empezar por hacer otra cosa con las manos cuando se produzca la inclinación de morderte las uñas. Ya sea jugando con una bola de estrés, haciendo clic en un lápiz o girando los pulgares, en realidad hay muchas cosas que puedes hacer para mantener las manos ocupadas y alejadas de la boca.

10. Crestas verticales

Imagen Ilustrativa. (Crédito: (NAOWARAT/Shutterstock)

Muchas personas tienen líneas verticales que suben y bajan a lo largo de las uñas. También pueden notar que estas crestas verticales se vuelven más numerosas y prominentes a medida que maduran. Esto sucede porque el envejecimiento de las uñas reduce gradualmente su capacidad de absorber los nutrientes y la humedad. Un signo bastante común de envejecimiento, las crestas verticales de las uñas no suelen ser motivo de alarma.

Sin embargo, las crestas que ocurren junto con otros síntomas, como uñas ásperas o quebradizas, que no son causadas por el envejecimiento, pueden indicar otras condiciones de salud. Ciertos tipos de anemia, por ejemplo, pueden hacer que las crestas verticales aparezcan más profundas de lo normal.

Descargo de responsabilidad: Este artículo es sólo para fines informativos y no es un sustituto del consejo médico profesional.

El secreto de la paz mental en medio del caos que nos rodea

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS