Sigue la incógnita de por qué la Luna y la Tierra son iguales en sus componentes

09 de Abril de 2015 Actualizado: 16 de Abril de 2015

Científicos no logran explicar por qué las rocas lunares y la Tierra tienen composiciones tan similares.

La principal teoría dice que otro planeta impactó a la Tierra, y los componentes que se separaron terminaron formando nuestro satélite, Otra de ellas sostiene que esta creación de la Luna no fue natural sino artificial.

Los análisis de su composición no revelan trazas de ningún impacto con otro planeta, sin embargo la revista Nature publicó el 8 de abril que el “Puzzle del origen de la Luna se resolvió”, argumentando que el planeta que chocó a la Tierra sería un gemelo, que se habría desintegrado.

Hagai Perets, del Instituto de Tecnología de Israel en Haifa explicó que junto a sus colegas llevó a cabo simulaciones de la formación del Sistema Solar, con la creación de planetas gemelos. Según Perets, entre un 20% y 40% de las colisiones, los dos cuerpos serían suficientemente similares como para explicar la composición de la Luna.

En cambio- cita la revista- para  Robin Canup , investigador del Instituto de Investigación del Suroeste en Boulder, Colorado, las probabilidades de que esto fuera posible son de alrededor de un 1% solamente.

Una teoría de la década del ’60, de los científicos rusos Mijail Vasin y Alexander Sherbakov, en cambio sugiere que la Luna no sería un satélite natural, sino artificial, un producto de una civilización humana anterior, con un alto grado de desarrollo tecnológico y científico.

Entre varios factores, como la poca profundidad de los impactos, y la gran cantidad de lava, ellos analizaron que estudios geológicos están determinando que la corteza y las rocas lunares poseen un extraordinario nivel de titanio; esto, sumado a la increíble curvatura que tiene la Luna –que solo se explicaría afirmando que el satélite es prácticamente una esfera hueca.

Jennifer Heldmann de la NASA, en su explicación de la teoría más popular de cómo se formó la Luna hace unos 4,5 mil millones años -unos 30-50 millones de años después del origen del Sistema Solar- , indica que lo hizo “de los residuos lanzados en órbita por una colisión masiva entre la proto.Tierra ( la Tierra en formación)  y otro planetoide, aproximadamente del tamaño de Marte.

A su vez destaca que “inicialmente la Luna giraba mucho más rápido, pero debido a que no es perfectamente esférica y sobresale ligeramente en su ecuador, la órbita se ralentizó”. Finalmente quedó para siempre manteniendo la misma cara hacia la Tierra.

“La Tierra sería un lugar muy diferente si no existiera la Luna”. No sólo la Tierra ralentiza la rotación de la Luna, sino que “la Luna también está desacelerando la tasa de rotación de la Tierra”.

Según la NASA esto se debería a la fricción de las mareas gravitacionales causadas por la luna. Esto causa también que la Luna, ya sea un satélite natural o artificial. se esté alejando.

 Artículos relacionados

Una ‘Luna artificial’, ¿será lo que hizo fracasar la misión de la NASA?

La Luna emitió un intenso magnetismo en el pasado: ¿había un dínamo en el núcleo?

Imágenes de la NASA revelan que la Luna se está estirando

Luna, Sistema Solar, Astronomía

TE RECOMENDAMOS