Siguen la pista a ‘El Chapo’ hasta Chiapas

14 de Agosto de 2015 Actualizado: 14 de Agosto de 2015

Los reportes de inteligencia ubicaban al capo en Chiapas, donde acudía debido a que una tía tiene residencia en esa entidad.

Hay una pista que sigue a Joaquín “El Chapo” Guzmán, que conduce hasta el estado de Chiapas, donde podría encontrarse el capo.

Las autoridades federales han dado seguimiento a la ruta que habría seguido el capo, luego de que tras fugarse del penal del Altiplano, se dirigió al poblado Senegal de las Palomas, en Querétaro, donde habría abordado una avioneta para volar hasta Mazatlán.

En territorio sinaloense habría estado tres semanas antes de moverse hacia el sureste.

Así lo da a conocer Reforma, en base a los primeros pasos de “El Chapo” como prófugo que siguió el Gobierno federal, por lo menos 48 horas después de que escapara por segunda ocasión de un centro penitenciario.

Cabe destacar que para buscarlo, se han empleado drones, geolocalización satelital y diversos datos proporcionados por personas que tuvieron contacto visual.

Luego del 5 de agosto, los reportes de inteligencia ubicaban al capo en otros estados, como Chiapas donde acudía debido a que una tía tiene residencia en esa entidad.

Así lo han ido siguiendo las autoridades, de acuerdo con la nota de Abel Barajas:

A uno de sus abogados en la Ciudad de México le detectaron en uno de sus teléfonos una llamada desde San Juan del Río, Querétaro, en cuyos alrededores esperaba al capo la aeronave que en la madrugada del 12 de julio lo llevaría a Sinaloa.

Utilizó una pista clandestina o particular, o una carretera para su aterrizaje y despegue, según unos drones utilizados.

El destino del avión fue el puerto de Mazatlán, Sinaloa, donde Guzmán sólo estuvo de paso, ya que inmediatamente después del aterrizaje, viajó a Guasave, donde, según las fuentes consultadas, se cree que permaneció dos días.

Posteriormente, el 14 de julio, “El Chapo” se trasladó de Guasave a la Sierra Madre Occidental, donde durante casi una década se mantuvo a salto de mata, ante los recurrentes operativos del Ejército y la Policía Federal.

Hay una referencia que el Gobierno federal considera con seriedad y es el de una mujer que informó que vio a Guzmán Loera recientemente, en un autobús con destino a Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

Esa versión fue validada porque la señora describió el rostro del evadido con heridas de raspones en una de sus mejillas, las que aparentemente sufrió durante su fuga por el túnel.

Además, el sinaloense tiene una tía que vive en Chiapas, a la que visitó en 1993, antes de huir a Guatemala, donde sería detenido el 9 de junio de ese año.

Lea el artículo original aquí.

TE RECOMENDAMOS