Silla de masajes en México arrancó los cabellos de parte de la cabeza de una menor de 13 años

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
04 de Mayo de 2019 Actualizado: 05 de Mayo de 2019

Una menor de trece años en Sinaloa, México, quedó este viernes sin parte de su cabello, luego que los rodillos de una silla de masajes se los arrancara a tirones.

Un área cercana a los 24 centímetros cuadrados de su cabeza quedó calva.

El incidente se registró durante la tarde, cuando aproximadamente a las 15 horas la niña de nombre Jimena echó una moneda en el sillón de masajes ubicado en el pasillo de la plaza comercial de Mazatlán, según Ras Noticias.

Cuando el mecanismo de la silla entró en funciones, algo falló o se rompió y el largo cabello de la niña quedó enganchado. La máquina entonces comenzó a jalarlo. El momento de relajación o diversión se transformó en una tragedia personal.

La madre y otras personas de la plaza comercial acudieron en su ayuda mientras la hija gritaba, reportó Infobae. Finalmente lograron liberarla, sin embargo una parte de ella, sus cabellos, quedaron atascados en la maquinaria.

Un área de su cabeza de aproximadamente ocho por tres centímetros quedó vacía, dijo el equipo de emergencia que acudió a prestar auxilio, segùn Ras Noticias.


Los paramédicos dijeron que trasladaron a Jimena, junto a su madre Beatriz, a un hospital privado para que le prestaran atención médica.

El accidente ocasionó que la Oficialía Mayor a través de sus inspectores, procediera a clausurar todos los sillones de masajes de las diferentes plazas comerciales de Mazatlán, declaró Verónica Guadalupe Bátiz Acosta, según Línea Directa Portal.

La funcionaria reveló que la mayoría de los sillones de masajes “no tienen permisos y eso pone en riesgo la seguridad del usuario”.

También advirtió que los sellos de suspendido no serán retirados hasta que los propietarios de los sillones de masajes pasen a Protección Civil, para pedir los permisos correspondientes.

La compañía electrónica japonesa Panasonic muestra un modelo prototipo de una silla de masaje con un masajeador de cabeza en una demostración durante la exposición de la Semana de Japón en Tokio el 17 de octubre de 2012. (YOSHIKAZU TSUNO/AFP/Getty Images)

En el caso de Jimena, Bátiz Acosta dijo que la empresa responsable se hizo cargo de la atención hospitalaria.

***

Le puede interesar

Cómo el comunismo en China hace 20 años intenta eliminar a 100 millones de chinos

TE RECOMENDAMOS