Socio de Hunter Biden dice que conversó con Joe Biden sobre el acuerdo con China

Por Ivan Pentchoukov
22 de Octubre de 2020
Actualizado: 22 de Octubre de 2020

El exsocio comercial de Hunter Biden dijo el jueves que se reunió con el exvicepresidente Joe Biden en mayo de 2017 y conversaron por una hora sobre el acuerdo con un conglomerado energético chino y sobre la historia familiar de los Biden.

Tony Bobulinski tiene la intención de entregar este viernes al FBI tres smartphones con evidencia sobre el acuerdo de la familia Biden y hablar sobre lo que él sabe con los encargados del Senado que están investigando los negocios de Joe Biden.

Hunter Biden y sus socios incorporaron a Bobulinski a un acuerdo a principios de 2017 con el conglomerado energético chino CEFC China Energy Company Limited, dijo Bobulinski durante una conferencia de prensa el jueves.

Hunter Biden y sus asociados lo integraron para que se desempeñara como CEO de SinoHawk LLC, una entidad comercial creada para formalizar la asociación de inversión entre Biden y CEFC, dijo Bobulinski. El nombre de la empresa se deriva de “Sino”, que significa China, y “Hawk” (“halcón”), que era el animal favorito del difunto hermano de Hunter Biden, Beau Biden. Se suponía que SinoHawk se había financiado inicialmente con USD 10 millones, que posteriormente crecieron a miles de millones en fondos de inversión, agregó Bobulinski.

The Epoch Times tuvo acceso a una propuesta para el presidente de CEFC, con fecha del 10 de abril de 2017, que menciona a Hunter Biden y Bobulinski como prospectos para la administración y el directorio de la compañía y a James B. Biden Sr., el hermano del exvicepresidente Joe Biden, como asesor. El acuerdo en la propuesta refleja el contenido de un correo electrónico publicado por The New York Post la semana pasada que detallaba un desglose de capital propuesto entre los participantes estadounidenses en el acuerdo.

Bobulinski dijo que la participación del 20 por ciento asignada a “H” en el correo electrónico estaba destinada a Hunter Biden y que la mención de la participación del 10 por ciento “en poder de H para el hombre importante” se refería a la participación que tendría Hunter Biden para su padre, Joe Biden.

“El domingo pasado alguien que también estuvo involucrado en este asunto me dijo que si yo hacía pública esta información, ‘Nos enterraría a todos, hombre. Incluyendo a los Biden’”, dijo Bobulinski.

Hunter Biden y James Biden presentaron personalmente a Bobulinski a Joe Biden el 2 de mayo de 2017, un día antes de que el exvicepresidente hablara en la Conferencia Global del Instituto Milken, según Bobulinski. Los tres conversaron sobre la historia familiar de los Biden y los planes para asociarse con la compañía china.

“Escuché a Joe Biden decir que nunca había hablado de esto con Hunter. Eso es falso”, dijo Bobulinski.

Se le dijo a Bobulinski que no usara el nombre de Joe Biden por escrito y que tanto Joe Biden como Hunter Biden estaban “paranoicos” de que el involucramiento del exvicepresidente debería permanecer en secreto.

Según los registros del Secretario de Estado de Delaware, SinoHawk se formó el 15 de mayo de 2017, dos días después del correo electrónico en cuestión.

Bobulinski dijo que poco después, comenzó a estar en desacuerdo con Hunter Biden sobre cómo deberían usarse los fondos que recibía la firma recién formada. Hunter Biden insistió en sacar USD 5 millones de los primeros USD 10 millones para la familia Biden. Bobulinski objetó e insistió en que “se implementen procedimientos adecuados de gobierno corporativo”, pero Hunter Biden respondió que los chinos “realmente estaban invirtiendo en la familia Biden”. El 17 de mayo de 2017, Hunter Biden le dijo a Bobulinski que CEFC “quería ser mi socio (…) asociarse con los Biden”.

Bobulinski dijo que los USD 10 millones que se iban a transferir a SinoHawk nunca llegaron a la empresa.

“En cambio, me enteré del informe de septiembre del senador Johnson que los USD 5 millones se enviaron en agosto de 2017 a entidades afiliadas a Hunter”, dijo Bobulinski.

En una declaración enviada por correo electrónico a The Epoch Times, Bobulinski dijo que no tiene un “hacha política para moler” y que las pocas donaciones políticas que hizo fueron para los demócratas. Una búsqueda en la base de datos de la Comisión Federal Electoral lo corrobora.

El conglomerado CEFC China Energy, con sede en Shanghái, era la compañía petrolera privada más grande de China antes de quedar atrapada en la mira de Beijing en 2018. El conglomerado petrolero ganó miles de millones de dólares en Rusia, Europa del Este y partes de África, mientras que su ahora desacreditado fundador y presidente Ye Jianming fomentó los vínculos con funcionarios de alto nivel del Partido Comunista Chino (PCCh).

Ye ha estado desaparecido desde principios de 2018 luego de que el régimen chino lo investigara por “presuntos delitos económicos” y lo detuviera. Una empresa estatal tomó el control de CEFC en marzo de 2019 y la empresa se declaró en bancarrota a principios de este año, según el medio chino Caixin.

Bobulinski ya entregó una gran cantidad de sus archivos al senador Ron Johnson (R-Wisc.), presidente del Comité de Seguridad Nacional del Senado.

Siga a Ivan en Twitter: @ivanpentchoukov


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Nuevos secretos de la familia Biden impactan. ¿Pueblo chino comienza a levantarse? | China en Foco

TE RECOMENDAMOS