Socorrista atraviesa disparos de ISIS para salvar a niña iraquí aferrada a su mamá muerta

Por Jocelyn Neo - La Gran Época
23 de Mayo de 2019 Actualizado: 10 de Junio de 2019

Hay momentos en los que sientes el “corazón en la garganta”, como cuando este socorrista atravesó una lluvia de balas en Irak para salvar la vida de una niña.

En junio de 2017, David Eubank, un exmilitar de las Fuerzas Especiales de Estados Unidos que se convirtió en socorrista, rescató a una niña de 5 años llamada Demoa durante un enfrentamiento en la ciudad de Mosul, al norte de Irak, después de ver cómo los francotiradores del Estado Islámico mataban a tiros a un grupo de civiles.

David, con casco y chaleco antibalas, corrió hacia Demoa que estaba aferrada a su madre muerta ya hace dos días entre docenas de cuerpos en descomposición.

Mientras arriesgaba valientemente su vida corriendo a través de las balas para salvar a Demoa, dos de sus colegas le proporcionaron apoyo con ametralladoras para cubrir el fuego.

David vio a otro niño pequeño y también a un hombre herido, pero no pudo encontrar al niño después de rescatar a la niña. El hombre herido fue rescatado, pero no sobrevivió.

Las imágenes del heroico rescate se volvieron virales y pusieron en primer plano el increíble trabajo de David y su grupo humanitario, los Rangers Libres de Birmania.

“Si no te conmueve eso, necesitas un trasplante de corazón”, dijo el coronel Oliver North, presidente de la Asociación civil Rifle (NRA), a CBN News, aludiendo al video.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Free Burma Rangers (@freeburmarangers) el

David creó a los Rangers Libres de Birmania en 1997, después de retirarse del ejército de Estados Unidos.

“Los Rangers Libres de Birmania (FBR, por su sigla en ingles) es un movimiento multiétnico de servicio humanitario que trabaja para llevar ayuda, esperanza y amor a la gente en las zonas de conflicto de Birmania, Irak y Sudán”, declaran Free Burma Rangers en su sitio web.

David no pensó dos veces en su propia seguridad. Pensé: “Si muero haciendo esto, mi esposa y mis hijos lo entenderán”, explicó a Los Angeles Times en una entrevista.

Después de escuchar las historias de horror sobre el trato de ISIS a los civiles, David se llevó a su esposa y a sus tres hijos de entre 11 y 16 años de edad a Mosul. Los niños fueron educados en casa por su esposa durante ese período.

“Creo que Dios me envió aquí y no pienso en la seguridad, pero siempre me pregunto si lo hago por orgullo”, comentó David un cristiano devoto.

Hablando con CBS News, señaló: “Recordé esta escritura, ‘El amor más grande no lo tiene un hombre que haya dado su vida por sus amigos'”.

Poco después del dramático rescate, David regresó a Estados Unidos.

En noviembre de 2017, él hizo un viaje de regreso al norte de Irak para reunirse con Demoa, a quien cuidaban su abuela y su tía.

“Su abuela empezó a llorar diciendo ‘gracias, no solo le salvaste la vida,  salvaste la mía, porque no me quedaría nada si perdiera a mi nieta'”, contó David en un video subido a la página de Free Burma Rangers en Facebook.

Luego de volver a ver a la niña que salvó, su “corazón se siente lleno”.

“Cuando volví a ver a Demoa me puse de rodillas y le di gracias a Dios pensé: ‘Me siento completo'”, destacó David.

“Mi corazón se sentía lleno y estaba agradecido por esta nueva oportunidad en la vida”, agregó.

Mira el video a continuación:


Para cualquier soldado, ver o escuchar algo de su familia siempre es lo mejor

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS