Soldado llora al ver morir a su mejor amigo y lo despide con honores como a un verdadero militar

Por La Gran Época
02 de Febrero de 2019 Actualizado: 02 de Febrero de 2019

“El mejor amigo del hombre”. Nunca se dijo una frase más verdadera cuando pensamos en lo duradera y profunda que puede resultar una historia de lealtad y compañía entre los perros y los humanos.

Kyle Smith, de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. Su mejor amigo, Bodza, un pastor alemán de 11 años. Los dos terminaron con una historia significativa después de pasar 189 días extremadamente fríos en Kirguistán en una misión.

Bodza era un perro militar y trabajó en la Fuerza Aérea de los Estados Unidos como perro detector de explosivos desde 2006. Acumuló un impresionante historial de trabajo con bombas sin estallar en Irak, Kirguistán y Kuwait salvando a innumerables vidas al hacerlo. Kyle comenzó a trabajar con Bodza en 2012.

(Cortesía: Kyle Smith)

El vínculo fue inmediato, “Me encantaba trabajar con él porque me enseñó mucho”, dijo Kyle a The Dodo, “…(a tener) paciencia como un adiestrador y a entender que este trabajo no se trata solo de mí”.

Bodza también aportó ligereza a un trabajo que a menudo podía ser arduo. Kyle describió al perro como “gracioso y amigable”, la pareja parecía disfrutar el tiempo juntos, algo que les resultaba entrañable a sus amigos y colegas.

(Cortesía: Kyle Smith)

Kyle y Bodza se divertían juntos fuera del trabajo.
Pero la carrera de un perro militar no dura para siempre. Una vez que Bodza cumplió su tiempo, decidió inmediatamente adoptarlo. “Lo llevé a casa el mismo día”, dijo Kyle. “¡Me seguía a todas partes!”

A diferencia de los amigos humanos, puede haber un profundo sentido de responsabilidad cuando se trata de los animales de compañía. Especialmente cuando su salud se deteriora. Esto es lo que les pasó a Kyle y Bodza. En el verano de 2016, al perro que envejecía se le diagnosticó una enfermedad terminal progresiva, que le hizo perder la capacidad de ponerse de pie y de caminar.

Kyle se angustió, pero rápidamente se dio cuenta de que su responsabilidad era acompañar a Bodza hasta su muerte.

Él y sus 9 compañeros de trabajo llevaron a Bodza por ultima vez a la clínica veterinaria Fort Bliss en El Paso, Texas.

El perro estaba rodeado de sus cariñosos compañeros en sus últimos momentos y Kyle lo sostuvo en sus brazos hasta que Bodza falleció.

(Cortesía: Kyle Smith)

Kyle le dijo a WSOC, que le dio a su querido amigo su comida favorita, una hamburguesa Big Mac de McDonald’s, como regalo ese día.

“Fue un torrente de tantas cosas. Fue angustiante”, dijo sobre la experiencia, consolándose con el recuerdo de que “tenía una sonrisa en la cara cuando murió”.

En señal de profundo respeto por el fallecimiento de Bodza y por el dolor de Kyle, sus colegas colocaron una bandera sobre el cuerpo en reposo del perro y permitieron que él llorara.

Eran lágrimas de dolor y gratitud, “Kyle mantiene el collar de Bodza en el espejo retrovisor de su auto como un recordatorio constante de una amistad muy profunda con un animal muy especial”, dijo Kyle, recordando a su amigo, “más que cualquier humano que haya conocido”.

Mira el video completo de la conmovedora amistad entre Kyle y Bodza a continuación:


¿Eres fanático de los animales? Comparta este artículo con todos los que aman a los animales y honra la profunda amistad entre un militar y su perro.

Soldado rescata a un cachorro abandonado en medio de los escombros de la guerra

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS