Soldado patriota impávido ante aguacero torrencial coloca bandera en Tumba del Soldado Desconocido

Por Louise Bevan
14 de Diciembre de 2019 8:01 PM Actualizado: 14 de Diciembre de 2019 8:03 PM

Un conmovedor conjunto de fotos compartidas por el Ejército de los Estados Unidos en las redes sociales está recordando a los internautas la importancia de honrar a los soldados caídos del país, llueva o haga sol.

En los días previos al Día de los Caídos 2019, el área de Washington, D.C. fue golpeada por feroces tormentas. El 3 de mayo, el Regimiento de Infantería de Estados Unidos, también conocido como La Vieja Guardia, estaba llevando a cabo el ritual anual de colocar banderas estadounidenses en las tumbas de los soldados caídos en el Cementerio Nacional de Arlington, en Virginia, cuando fueron vencidos por las inclemencias del tiempo.

La Vieja Guardia, sin embargo, estaba comprometida a rendir homenaje a sus camaradas caídos. Mientras los espectadores corrían en busca de refugio, los soldados perseveraban mientras la lluvia caía en cascada sobre ellos.

Incluso después de que a algunos guardias uniformados se les ordenó que se retiraran hasta que pasara lo peor del temporal, había un miembro de la guardia que no dejaba que el mal tiempo lo bloqueara en la Tumba del Soldado Desconocido: Tyler McKee.

La Vieja Guardia publicó más tarde una serie de fotos de McKee en su página de Facebook, que rápidamente atrajo la atención nacional.

“Ayer, las lluvias torrenciales y las ráfagas drásticas de viento superaron los terrenos más sagrados de Estados Unidos. Los visitantes corrieron a esconderse. Los medios de comunicación se amontonan en los vehículos. Las calles se inundaron”, escribieron.

“Árboles tan viejos como el cementerio se rompieron por el tronco y se derrumbaron. Pero el Regimiento de América resistió. Encontraron tierra baja y se mantuvieron firmes a través del viento y la lluvia. A algunos tuvieron que ordenarles que pararan de plantar banderas”, explicó la Vieja Guardia, “aún decididos a continuar honrando a los caídos”.

Luego hablaron con orgullo de McKee, el último hombre en pie. “Con solo unos pocos mirando desde la cubierta, un Centinela de la Tumba se acercó al Desconocido con la bandera de EE.UU. en la mano (…) Se arrodilló y colocó la bandera en honor del Desconocido”.

“Para los pocos selectos que vieron este momento”, escribieron, “fue asombroso. Los humanos tienen sus límites, pero la Vieja Guardia aún no ha cumplido los suyos”.

After the overwhelmingly positive response to our Flags In coverage, we feel an obligation to share this unfinished…

Posted by 3d U.S. Infantry Regiment (The Old Guard) on Saturday, May 25, 2019

A McKee se le había encomendado la tarea de supervisar la Tumba del Soldado Desconocido, un monumento dedicado a los miembros de las fuerzas armadas de los Estados Unidos cuyos restos nunca fueron identificados. La lluvia torrencial y el viento no le impidieron cumplir con su deber.

Después de que las fotos obtuvieran el apoyo de miles de personas por el emotivo tributo que representaban, Julie Dabulewicz McKee se presentó en las redes sociales e identificó al Centinela de la Tumba como su hijo.

Emotivos comentarios brotaron rápido. “Orgullosos de estos soldados que cumplen con su deber sin importar los elementos”, escribió un partidario. “Su dedicación es un verdadero reflejo del espíritu patriota que vive en el corazón de cada miembro del servicio estadounidense”.

Según WTHR, la Tumba del Soldado Desconocido del Cementerio Nacional de Arlington fue establecida en 1921 cuando los restos de un soldado desconocido muerto en la Primera Guerra Mundial fueron exhumados en Francia y devueltos a los Estados Unidos. El presidente Warren G. Harding ofició el entierro del soldado.

El panel conmemorativo de la tumba dice “Valor, Victoria y Paz”, junto a “Aquí descansa en gloria y honor un soldado americano solo conocido por Dios”.

Según el propio sitio web de la Vieja Guardia, se requiere que un Centinela de la Tumba en servicio cruce un sendero de 63 pies en exactamente 21 pasos, se enfrente a la Tumba del Soldado Desconocido por 21 segundos, haga una pausa por 21 segundos adicionales, y luego vuelva sobre sus pasos.

El número 21, explica el sitio, simboliza el saludo más alto que se les da a los dignatarios militares en las ceremonias de estado.

Esa tarde tormentosa de mayo, entre el viento aullando y la lluvia torrencial, McKee proporcionó un ejemplo inspirador de patriotismo para todos. Cualesquiera que sean las circunstancias, sigue siendo crucial honrar y respetar a los soldados caídos que entregaron sus vidas por la libertad.

Descubre

Miles conmemoran los 20 años de persecución a Falun Dafa y siguen pidiendo justicia

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.