Song Hong, conocido por su integridad y por decir lo que pensaba

28 de Septiembre de 2015 Actualizado: 28 de Septiembre de 2015

(Minghui.org) Song Hong se crió cerca de la ciudad capital de Chang’an, que se encontraba en lo que es hoy en día la provincia de Shaanxi. Fue miembro del gabinete durante el comienzo de la dinastía Han del Este (25 d.C. – 220 d.C.). Se hizo conocido por su integridad y por su forma honesta de dirigir, y por decir lo que pensaba.

Le hizo una visita al emperador Guangwu de Han. Justo habían colocado un nuevo biombo, en el que se podían apreciar unas encantadoras bellezas pintadas, detrás del asiento del emperador. El emperador Guangwu se dio vuelta un par de veces para apreciar las bellezas pintadas en el biombo.

“Es difícil encontrar alguien que se sienta tan atraído por la virtud como por la belleza femenina”, le marcó Song al Emperador.

El emperador ordenó inmediatamente que quitaran el biombo. Le sonrió a Song Hong, le preguntó la razón de su comentario y le dijo que él podía ser persuadido ante cualquier sugerencia que fuera recta.

“Su Majestad ha avanzado en la senda virtuosa, lo cual como su subordinado me complace, más que cualquier otra cosa”, respondió Song.

En ese entonces, la princesa Huyang, una hermana mayor del emperador Guangwu, había enviudado recientemente. El emperador le pidió a ella que le comparta su impresión de todos los funcionarios imperiales de rango.

“Señor, la poderosa belleza de Song Hong está a la par de sus virtuosos talentos, y está muy por encima de los demás”, respondió la princesa.

El emperador llamó a Song, mientras que la princesa se escondió detrás de un biombo.

“Como dice el refrán, ‘Uno cambia a sus amigos cuando asciende socialmente, y cambia a su esposa cuando se hace rico’. Es la naturaleza humana, ¿no es así? “, preguntó a Song.

“Con el respeto que se merece Su Majestad, lo que he oído es que uno nunca olvida las amistades que uno tenía en tiempos de pobreza y humildad, y uno no puede divorciarse de su esposa, que ha permanecido con él en las buenas y en las malas”, respondió.

El emperador se dio vuelta y le dijo a la princesa que Song nunca abandonaría a su esposa.

Adaptado de la “Biografía de Song Hong” del Libro del período tardío de la dinastía Han

TE RECOMENDAMOS