Su gatito nace con 2 caras y cuando lo lleva al veterinario tiene que tomar una dificil decisión

Por La Gran Época
12 de Febrero de 2019 Actualizado: 12 de Febrero de 2019

Cuando una gata madre, en Eastern Cape, Sudáfrica, dio a luz a tres gatitos sanos, el 12 de diciembre de 2017, uno de ellos nació un tanto anormal. Cuando el dueño vio a este gatito tan especial, quedó claro que el gatito necesitaría un cuidado muy especial.

La propietaria sabía que necesitaba encontrar a alguien capaz de cuidar de este gatito, así que se puso en contacto con un rescatista local, que tenía experiencia en el cuidado de gatos con necesidades especiales.


Cuando llegó a recoger al gatito, vio que tenía tres ojos, dos narices y dos bocas.

Te presento a Bettie Bee:

Bettie Bee nació con Diprosopus, también conocida como duplicación craneofacial, un trastorno congénito extremadamente raro en el que partes de la cara se duplican en la cabeza.

Los gatos con esta condición se conocen como gatos Janus.

Esta rara condición no solo ocurre entre los gatos, sino que también es común en perros, cerdos y ovejas.


Su salvadora dijo, “Nació el 12 de diciembre y fui a buscarla a la mañana siguiente”, según the Dodo. “La llevé al veterinario ese día y su primera opinión fue que la sacrificara. Pero ella tenía entonces un día de edad y era muy enérgica. Queríamos darle una oportunidad. Estuvo prosperando”.


La gatito empezó a abrir los ojos y a gatear alrededor de la cama cuando tenía seis días.

Ella dijo,”Los dos ojos del medio están fusionados en un gran ojo”, según Meow.com.

Bettie Bee pudo alimentarse a través de un tubo en cualquiera de las dos bocas, ya que ambas estaban conectadas a su estómago.

Su salvadora estaba desbordada de mensajes de la gente, así que creó una página en Facebook para Bettie Bee, donde publica actualizaciones regulares sobre el crecimiento del gatito. El apoyo que recibe es enorme.

La salvadora de Bettie Bee dijo, “Estoy asombrada, todavía la miro y no puedo creer que sea real”. “Lo acepto día a día, espero que ella siga prosperando y esté con mi esposo y conmigo durante muchos años. Es maravilloso ver cuánta gente la apoya”.

A los 10 días de edad, Bettie Bee se encontraba muy bien, la gatita pesaba 200 gramos.


Pero no es la primera gata que se sabe que tiene diprosopus. Un gato llamado Frankenlouie vivió hasta los 15 años y en 2012 fue nombrado por el Libro Guinness de los Récords Mundiales como el gato Janus que más tiempo vivió.


Frankenlouie iba a ser sacrificado pero fue rescatado por Martha Stevens.

Martha dijo a The Telegraph, “Lo trajeron, a un día de edad, para que le practicaran la eutanasia y me ofrecí a llevarlo a casa y a tratar de salvarlo, me dijeron que no me ilusionara demasiado porque normalmente no sobreviven”. Frankenlouie demostró que todos estaban equivocados.

Desafortunadamente, Bettie Bee no sobrevivió.

Falleció el 29 de diciembre de 2017, después de luchar contra la neumonía, según una publicación de Facebook.


Su salvadora escribió, “Durante 16 días lo di todo y ella también, lo haría de nuevo, ella merecía tener una oportunidad en la vida, pero tristemente no estaba destinado a serlo”.

Mira el video de Bettie Bee a continuación:

Un gatito diminuto quedó atrapado en plena autopista

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS