Su hermano queda enterrado en una avalancha, pero actuó rápido y eso le salvó la vida

Por La Gran Época
05 de Junio de 2019 Actualizado: 05 de Julio de 2019

Ser aventurero a menudo puede traer consigo un alto nivel de peligro. Aquellos que entienden esto pueden invertir en dispositivos de seguridad en caso de emergencias.

Para una familia que disfruta pasear en motos de nieve en Utah, justo antes del Año Nuevo de 2017, esta preparación extra resultó ser literalmente un salvavidas cuando la madre naturaleza los golpeó.

Kaden Francis recuerda vívidamente el momento en que supo que vendría una avalancha. “Sonó como un trueno rodando por los árboles”, le dijo a Fox 13 News. “Podías escuchar las ramas romperse y los árboles chasquear. Fue aterrador”, añadió.

Con un sonido ensordecedor que hizo eco en las montañas, una avalancha del tamaño de un campo de fútbol se abalanzó sobre ellos, cerca de la Cuenca Franklin del Cañón Logan.

Imagen ilustrativa. (Créditos: Yellowstone National Park/ Flickr/ Public Domain)

Ver una avalancha es aterrador, pero lo que es aún más aterrador es saber que un ser querido está atrapado en la nieve.

Kaden rápidamente se dio cuenta de que su hermano, Trace, de 20 años, había sido enterrado por la nieve.

“Llamé por radio y dije ‘avalancha, avalancha’… Él está enterrado”, dijo.

¿Pero cómo lo encontrarían entre la espesa nieve?

Afortunadamente, se habían preparado lo suficiente como para tener el equipo adecuado diseñado para una situación como esta: Trace tenía una bolsa de aire especial para avalancha.

Kaden no podía encontrar a su hermano, pero sabía que tenía  su bolsa de aire de avalancha.

Imagen ilustrativa. (Créditos: Scientif38/ commons.wikimedia/ Licencia: CC BY-SA 3.0)

Así que sin saber dónde estaba su hermano, Kaden buscó la bolsa de aire para avalanchas, esperando que su hermano la hubiera activado para que se desplegara.

“Cuando finalmente vi la bolsa de aire y estaba contra el árbol, simplemente, quiero decir, lo que viene a tu mente es lo peor”, recordó Kaden.

Pero una vez que vio la bolsa, alcanzó a ver la cabeza de su hermano, que estaba ligeramente sobre la superficie de la nieve. Kaden corrió hacia su hermano lo más rápido que pudo.

Su hermano quedó enterrado a 45 metros colina arriba, “pero con esa nieve tan profunda sentí que tardé una hora en llegar a él”, dijo Kaden.

Imagen ilustrativa. (Créditos: Clayoquot/ commons.wikimedia/ Licencia: CC BY-SA 3.0)

Pero a pesar de todo el peligro de la avalancha, sólo el pie de Trace quedó atascado entre la moto y la nieve.

Su hermano tan solo decía “apúrense, apúrense, mi pierna”, pero según cuenta Kaden, aunque trataron de sacarlo tan rápido como podían todo parecía moverse muy despacio, como en cámara lenta.

Le tomó 45 minutos a Kaden, a su padre y a su tío sacar a Trace de la espesa nieve.

Afortunadamente, Trace sobrevivió a la avalancha, saliendo ileso del accidente.

Además de ser un milagro, Kaden agradece la bolsa de aire para avalanchas. Sin ella, su hermano habría quedado completamente enterrado.

“Ese [bolsa de aire para avalanchas] es lo que le salvó la vida. Hubiera estado completamente enterrado [sin ella]”, compartió Kaden.

Además de esa experiencia, el compartió un mensaje para aquellas personas entusiastas de la aventura:

“Pensamos que nunca nos iba a pasar a nosotros, nunca”, dijo. “No es una cuestión de si [pasa o no], sino de cuándo”.

Y para los aventureros nunca está de más ser más cautelosos. En el norte de Utah por ejemplo, un promedio de 4 personas mueren cada año en la temporada de invierno, debido a las avalanchas, según cuenta Fox 13 News.

Unos esquiadores presencian el momento en que se produce una avalancha

TE RECOMENDAMOS