Supremo canadiense aprueba el pacto que permite devolver solicitantes de refugio a EE.UU.

Por Noticia de agencia
16 de Junio de 2023 11:35 AM Actualizado: 16 de Junio de 2023 11:36 AM

El Tribunal Supremo de Canadá declaró este viernes constitucional el Acuerdo de Tercer País Seguro que permite a las autoridades canadienses rechazar las peticiones de refugio de individuos llegados desde EE.UU. y enviarlos de vuelta a ese país.

La decisión de la máxima autoridad judicial canadiense, que ha sido unánime, se basa en la conclusión de que el sistema de refugio en Estados Unidos es justo y seguro para los solicitantes de asilo.

Grupos de defensa de los derechos humanos en Canadá cuestionan el acuerdo, en vigor desde 2004, al considerar que Estados Unidos no es un país seguro para las personas que solicitan refugio, ya que muchas son enviadas a centros de detención, lo que viola su derecho a la vida, la libertad y la seguridad.

La decisión del Tribunal Supremo de Canadá se produce después de que el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, y el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, acordasen en marzo ampliar el acuerdo para incluir a quienes cruzan de forma ilegal la frontera.

Hasta marzo, sólo las personas procedentes de Estados Unidos que llegaban a puestos fronterizos de Canadá y solicitaban refugio eran devueltas al territorio estadounidense sin poder presentar su petición de asilo.

Pero aquellas que entraban en Canadá de forma irregular en puntos donde no hay puestos fronterizos sí podían solicitar refugio y permanecer en el país hasta que su petición se resolvía.

El vacío legal permitió que sólo en 2022, unas 40,000 personas entrasen en Canadá para pedir refugio desde un punto fronterizo con el estado de Nueva York conocido como Roxham Road.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.