Suspenden a varios policías tras la intrusión en el Capitolio, confirma jefe de la USCP

Por Isabel van Brugen
12 de Enero de 2021
Actualizado: 12 de Enero de 2021

Varios oficiales de la Policía del Capitolio fueron suspendidos después de la irrupción en el edificio del Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero, anunció el lunes el jefe interino, Yogananda Pittman, en una declaración.

Pittman, jefe de la Policía del Capitolio de Estados Unidos (USCP) confirmó que el departamento suspendió a varios oficiales de la USCP después de una revisión de videos y otros materiales públicos.

El departamento está revisando activamente las imágenes de otros oficiales y funcionarios que parecen haber actuado en violación de sus reglamentos y políticas, dijo Pittman, quien fue nombrado como jefe de policía en funciones de USCP después de que el exjefe renunció la semana pasada a raíz de la irrupción.

“Varios oficiales del USCP ya fueron suspendidos en espera del resultado de sus investigaciones”, escribió. “La investigación del motín del 6 de enero continúa en colaboración con numerosas agencias de seguridad y el USCP, junto con sus socios policías, están trabajando agresivamente para identificar y detener a los implicados en la destrucción de la propiedad en el Complejo del Capitolio de Estados Unidos”.

“Nuestra intención es enjuiciarlos con todo el rigor de la ley”.

Anteriormente, el representante Tim Ryan (D-Ohio), que preside el Subcomité de Asignaciones del Poder Legislativo, anunció durante una reunión informativa virtual para la prensa que dos policías del Capitolio habían sido suspendidos después de la irrupción en el edificio.

Un hombre llama a los manifestantes a asaltar el edificio del Capitolio de EE.UU. en Washington D.C. el 6 de enero de 2021. (Joseph Prezioso/AFP vía Getty Images)

Ryan dijo a los periodistas que el USCP está tomando medidas enérgicas contra todas las personas involucradas “que potencialmente facilitaron, en un nivel grande o pequeño de cualquier manera”, el asalto a los terrenos del Capitolio que tuvo lugar durante la sesión conjunta del Congreso del miércoles, en la que los legisladores y el vicepresidente Mike Pence contaron los votos electorales.

Uno de los oficiales suspendidos por la policía del Capitolio fue grabado por las cámaras tomándose una selfie con un alborotador. El segundo oficial suspendido fue visto con una gorra roja “Hagamos EE.UU. grande de nuevo” y fue visto dirigiendo a la gente, indicó el representante.

Sobre los individuos arrestados no dio más detalles.

A continuación declaró que no tenía conocimiento de ninguna prueba de que determinados legisladores fueran blanco de ataques, salvo lo que se podía oír de personas que gritaban durante la irrupción, el nombre del vicepresidente Pence y la presidenta de la Cámara, Pelosi.

Actualmente se están llevando a cabo entre 10 y 15 investigaciones por la mala conducta de los oficiales durante el incidente, confirmó el representante.

“Ellos están tratando de tomar medidas enérgicas (…) eso porque, de nuevo, nosotros necesitamos todas las manos sobre la cubierta para avanzar. No podemos tener a alguien protegiendo la inauguración que no hizo su trabajo durante el evento del 6 de enero”, dijo Ryan.

La alcaldesa de Washington, D.C. Muriel Bowser pidió al Departamento de Seguridad Nacional que aumente las medidas de seguridad antes de la toma de posesión del presidente electo, Joe Biden, el 20 de enero. También solicitó a los estadounidenses evitar la ciudad durante la inauguración.

La Guardia Nacional confirmó el lunes que se autorizará el despliegue de hasta 15,000 soldados en la capital de la nación antes del día de la inauguración.

“En este momento, tenemos aproximadamente 6200 soldados y aviadores de la Guardia Nacional de 6 estados y el Distrito de Columbia en la NCR [Región de la Capital Nacional] apoyando a las autoridades civiles”, dijo el general Daniel Hokanson en una declaración.

Algunos opositores dijeron que el presidente Donald Trump incitó a la violencia durante una manifestación a la hora del almuerzo el 6 de enero cerca del Capitolio, a pesar que el mandatario dijo que los manifestantes debían protestar “pacíficamente y patrioticamente”.

Tras el estallido de violencia, el 7 de enero, Trump se dirigió a través de Twitter para pedir a los manifestantes que “volvieran a casa en paz” y denunció la violencia como un “ataque atroz” que “profanó la sede de la democracia estadounidense”.

Con información de Jack Phillips.

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

Cómo el comunismo busca destruir la humanidad

TE RECOMENDAMOS