Taiwán estudia presentar queja ante OMC por prohibiciones de importación de China, dice primer ministro

Por Aldgra Fredly
12 de Diciembre de 2022 2:39 PM Actualizado: 12 de Diciembre de 2022 2:39 PM

Taiwán podría presentar una queja ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) en respuesta a las recientes prohibiciones de China a la importación de productos alimenticios y bebidas taiwaneses, que violan las normas del comercio internacional, declaró el sábado su primer ministro.

El régimen del Partido Comunista Chino (PCCh) ha prohibido las importaciones de bebidas alcohólicas taiwanesas y de ciertos productos pesqueros, alegando el incumplimiento de su reglamento de registro de exportadores, reportó el Taipei Times.

Taiwán, país que China reclama como propio, se ha venido quejando de las prohibiciones chinas a la importación de diversos productos agrícolas y acuáticos, alegando que forman parte de una campaña de presión china. La última prohibición incluye cervezas, licores y calamares.

El primer ministro taiwanés, Su Tseng-chang, declaró que la prohibición contravenía las normas de la OMC y acusó al PCCh de “inmiscuirse en el comercio por medios administrativos”.

El régimen chino “es especialmente duro con Taiwán y discrimina especialmente a Taiwán”, dijo Su, añadiendo que Taiwán se comunicaría con los departamentos chinos pertinentes para resolver el asunto.

“Si hay algún incumplimiento de las normas pertinentes de la OMC, también seguiremos los canales pertinentes para presentar una queja”, dijo a los periodistas.

Victor Wang, viceministro de Sanidad y Bienestar de Taiwán, afirmó que el PCCh trató a Taiwán “injustamente”, ya que el régimen no dio ninguna explicación de por qué se denegaron los registros a los exportadores taiwaneses.

Algunos exportadores creían que las aduanas chinas denegaban su registro porque no utilizaban “China Taiwán” en los documentos de registro.

Según la Administración de Alimentos y Medicamentos de Taiwán, más de 2000 exportadores vieron suspendidas sus importaciones el 15 de septiembre, un número superior al de los que vieron aprobados sus envíos.

El PCCh advierte de “respuestas contundentes”

Las prohibiciones de importación se produjeron tras una visita de una comisión parlamentaria británica a Taiwán, que enfureció al PCCh. Beijing denunció la visita como una “burda interferencia” en sus asuntos internos y advirtió de “respuestas contundentes” a tales acciones.

La comisión parlamentaria británica visitó Taiwán el 1 de diciembre para reunirse con la presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, y otros altos cargos. Pero el PCCh dijo que la visita violaba el “principio de una sola China”, que reivindica a Taiwán como parte de China.

“Las acciones de la parte británica que socaven los intereses de China serán respondidas con contundencia por la parte china”, dijo la embajada china en en el Reino Unido en un comunicado

La comisión es un órgano parlamentario, independiente del gobierno y formado por legisladores electos de diversos partidos. Examina la política gubernamental, pero no tiene poderes estatutarios.

La presidenta del Comité, Alicia Kearns, respondió diciendo que es “totalmente correcto que las democracias dialoguen entre sí”.

“Mientras que el Partido Comunista Chino ha optado por cerrar el diálogo sancionando a los miembros del parlamento británicos, creo que dialogar y escuchar a nuestros amigos del Indo-Pacífico es importante”, declaró Kearns.

El gobierno británico no hizo comentarios sobre la declaración de la embajada. Gran Bretaña no tiene lazos diplomáticos formales con Taiwán, pero mantiene una relación extraoficial.

Con información de Reuters.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.