Tanquetas que arrollaron a manifestantes en Venezuela fueron enviadas por China

Por Frank Fang - La Gran Época
03 de Mayo de 2019 Actualizado: 03 de Mayo de 2019

La reciente represión violenta de las protestas contra el régimen de Maduro en Venezuela, captadas en cámara por diversos medios de comunicación, provocó la indignación pública.

El vehículo militar que atropelló a los manifestantes fue fabricado por una empresa de defensa estatal china, lo que pone de relieve el rol de China en su apoyo a la dictadura.

En la mañana del 30 de abril, manifestantes desarmados que apoyaban a Juan Guaidó, declarado presidente encargado en enero, salieron a las calles de Caracas.

Se reunieron después de que Guaidó convocara al público a salir a las calles para comenzar la “fase final” de su plan para terminar con la usurpación de Nicolás Maduro.

La protesta pacífica se volvió violenta frente a una base militar en Caracas, cuando un vehículo de la Guardia Nacional venezolana atropelló a los manifestantes, según relatos y material filmado por Reuters. En las imágenes se pueden ver a otros manifestantes corriendo a ayudar a los que fueron golpeados por el vehículo. No se sabe cuántos resultaron heridos ni si hubo víctimas mortales.

Venezolana de Televisión, la emisora estatal de Venezuela, mencionó brevemente la protesta de la hora de la mañana en un artículo publicado el 1 de mayo. Además de calificar a Guaidó de “diputado golpista”, el artículo mencionaba que ocho vehículos VN4 estuvieron presentes en el lugar de la protesta.

Varios medios de comunicación también identificaron al vehículo que chocó contra los manifestantes como un VN4. Señalaron que los vehículos VN4 son apodados el “Rinoceronte”.

De hecho, los VN-4 son de fabricación china. Se trata de vehículos ligeros, blindados tácticamente, fabricados por China North Industries Group Corporation (Norinco), que es propiedad de la Comisión de Administración y Supervisión de Activos Estatales de China, un organismo dependiente del Consejo de Estado, similar a un gabinete.

Los informes de los medios de comunicación chinos indican que el VN4 estaba listo para la exportación al menos desde 2009. Fue presentado por primera vez al público en una exposición de equipos policiales en Beijing ese mismo año. Desde entonces se ha exportado a Venezuela, Kenia, Sudán, Camboya, entre otros países.

Un manifestante resultó herido cuando las fuerzas de seguridad chavistas utilizaron un vehículo blindado para embestir a los manifestantes durante los enfrentamientos en los alrededores de la base militar de La Carlota en Caracas, el 30 de abril de 2019. (FEDERICO PARRA/AFP/Getty Images)

El uso de estos vehículos por parte de Venezuela no ha sido con fines normales de mantenimiento de la paz. En testimonio ante una audiencia del Congreso de Estados Unidos en septiembre de 2017, Evan Ellis, asociado principal del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, con sede en Washington, declaró que “los vehículos blindados VN4 y los tanques ligeros VN16 vendidos por la P.R.C.[República Popular China] a Venezuela, y diseñados para el control de disturbios, han contribuido a los esfuerzos del actual régimen venezolano para reprimir las protestas democráticas”.

Venezuela ha aumentado la cantidad de VN4 en su poder a lo largo de los años, algunas de las cuales fueron donaciones de China.

Según un informe de octubre de 2018 sobre el involucramiento de China con América Latina y el Caribe elaborado por la Comisión de Revisión de Seguridad Económica entre Estados Unidos y China, Venezuela ordenó 121 vehículos VN4 a China en 2012, que fueron entregados entre 2013 y 2015. Los medios de comunicación estatales chinos informaron en 2013 sobre su primera entrega de los VN4 a Venezuela.

Luego, en noviembre de 2015, el periódico estatal venezolano Correo del Orinoco informó sobre las declaraciones del ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino López, sobre la llegada de 560 vehículos VN4 donados por Beijing.

En junio de 2017, el diario en español El Nuevo Herald, que se publica en Florida, informó que Norinco había entregado más de 150 vehículos, incluyendo VN4, a Venezuela.

Dada la oportunidad, es probable que los vehículos blindados desplegados para reprimir las protestas anteriores también fueran VN4.

El Nuevo Herald informó sobre los comentarios de Henrique Capriles, entonces líder de la oposición y gobernador del estado Miranda, quien expresó su indignación tanto ante el gobierno venezolano como ante Beijing por las compras, diciendo que los vehículos serían utilizados para reprimir a la gente.

“Es inaceptable que en la crisis de alimentos y medicinas más grave de la historia, China venda equipos para reprimir al pueblo con hambre”, dijo Capriles.

Norinco

Norinco fue fundada en 1980 con la aprobación del Consejo de Estado y la Comisión Militar Central de China, el órgano de gobierno militar más alto dentro del Partido Comunista Chino.

En su página web, la descripción de la empresa explica que, durante los últimos 40 años, la empresa ha estado siempre “escuchando al Partido y siguiendo al Partido”. Se jacta de que la “construcción del Partido” dentro de la empresa ha impulsado su desarrollo para convertirse en un competidor a nivel mundial.

La empresa ha manifestado explícitamente su apoyo al proyecto de política exterior de China, Una Franja, Una Ruta (OBOR), una iniciativa lanzada en 2013 para aumentar la influencia geopolítica a través de inversiones en el sudeste asiático, África, Europa y América Latina.

También se sabe que Norinco ha armado a gobiernos poco éticos y organizaciones criminales, a la vez que se le acusa de violaciones de derechos humanos.

En 2014, Human Rights Watch (HRW) publicó los resultados de una investigación sobre si el régimen sirio había utilizado armas químicas en un ataque contra tres ciudades del norte de Siria en abril de 2014.

HRW encontró pruebas sólidas de que ese había sido el caso, señalando que había recipientes con las marcas “Cl2”, que es el símbolo químico del gas cloro, y “NORINCO”, que “indica que los cilindros fueron fabricados en China por la empresa estatal NORINCO”, según el informe.

Miembros de la Guardia Nacional Bolivariana lanzan gas lacrimógeno contra manifestantes que apoyan a los militares que se declararon opuestos al régimen de Nicolas Maduro en Caracas, Venezuela, el 21 de enero de 2019. (Foto de YURI CORTEZ/AFP/Getty Images)

En agosto de 2015, un informe de la ONU criticó a Norinco por vender al gobierno de Sudán del Sur 100 lanzamisiles antitanques, 1200 misiles, unos 2400 lanzagranadas, casi 10.000 rifles automáticos y 24 millones de cartuchos de varios tipos de municiones, según Associated Press.

El gobierno de Sudán del Sur fue condenado por los crímenes de guerra cometidos durante la guerra civil de 2013 que enfrentó a las fuerzas leales al presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, contra los que se rebelaron bajo el mando del exvicepresidente Riek Machar. Según Reuters, los soldados sursudaneses han sido acusados de violar a niños, quemar a personas vivas y arrasar aldeas.

Norinco también fabrica armas de fuego y rifles, uno de los cuales es el rifle Tipo 56, una variante del AK-47 de diseño soviético.

En un informe de 2009, Amnistía Internacional afirmó que “las armas Norinco fabricadas en China son utilizadas con frecuencia por bandas criminales en Australia, Malasia, Tailandia y Sudáfrica”.

En febrero, la revista estadounidense The National Interest identificó varios modelos de armas de fuego Norinco que están siendo ampliamente utilizadas en el Medio Oriente por el grupo terrorista ISIS y el régimen sirio. Los rifles Tipo 56 son “comunes en los mercados internacionales de armas y suelen ser comprados por países que buscan armar a grupos con cierto nivel de negación”, añade el informe.

Norinco también está en el negocio minero a través de su filial Wanbao Mining. Los políticos de Zimbabwe han concertado lucrativos contratos mineros con empresas chinas, entre ellas Norinco, a cambio de armas. Wanbao posee varios derechos mineros en el país africano, según un artículo de 2013 de la emisora de radio zimbabwense Nehanda Radio.

Asimismo, en febrero de 2017, Amnistía Internacional pidió a las autoridades birmanas que cerraran una mina de cobre operada por Wanbao debido a violaciones de los derechos humanos, incluidos los desalojos forzosos de la población local que vive cerca de la mina.

***

Mira a continuación

¿Por qué China se comporta de forma contraria al resto del mundo?

TE RECOMENDAMOS