Teoría crítica de la raza puede violar la Ley de Derechos Civiles y la Constitución: Carol Swain

Por Ella Kietlinska
23 de Junio de 2021
Actualizado: 23 de Junio de 2021

La formación en teoría crítica de la raza, que presiona a la gente para que no diga ciertas cosas, adopte una postura determinada o la obligue a participar en algunos entornos segregados, puede infringir los derechos constitucionales de las personas e incluso violar las leyes de derechos civiles, dijo la Dra. Carol Swain, exprofesora de ciencias políticas y derecho en las universidades de Princeton y Vanderbilt.

El principal principio de la teoría crítica de la raza (CRT) es que los pueblos del mundo se dividen en opresores y oprimidos, y en Estados Unidos “todos los blancos son considerados opresores que se benefician de ventajas inmerecidas”, dijo Swain a The Epoch Times en una entrevista en el programa “Crossroads” de EpochTV.

“[Los blancos] son considerados culpables de haber establecido un sistema de racismo sistémico”, dijo sobre una de las principales hipótesis que se extraen de la CRT. “La demonización de un grupo de personas por el color de su piel es algo discriminatorio”.

Mucha de la gente blanca que se ve obligada a recibir formación basada en la CRT, y que se ve forzada a confesar que es racista por su raza, no se da cuenta de que está protegida por la Ley de Derechos Civiles de 1964 que prohíbe la discriminación por motivos de raza, color, origen nacional, religión y discapacidad, explicó la profesora jubilada.

Los blancos están protegidos de la misma manera que los negros por las leyes de derechos civiles, dijo. “No somos un país en el que sea aceptable intimidar y avergonzar a la gente por el color de su piel”.

Tales actos crean un ambiente hostil en el trabajo o pueden causar daños psicológicos a los niños en la escuela, explicó la premiada escritora, añadiendo que los padres han informado de la existencia de depresión, traumas u otros problemas en sus hijos a los que se les había dicho que, debido a su blancura o al hecho de que sus antepasados infligieran daños, también eran culpables de opresión.

Además, la Cláusula de Igualdad de Protección de la 14ª Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos garantiza ciertas protecciones a todas las personas, incluso a los no ciudadanos.

Si una institución pública, como una escuela, trata de restringir la expresión o el comportamiento de las personas, puede ser también una violación de la Primera Enmienda, dijo Swain.

Las escuelas privadas tienen más libertad para discriminar que las públicas, pero los estudiantes cuyos derechos son infringidos pueden utilizar otras bases, como el manual del estudiante que garantiza a los alumnos ciertos derechos, para luchar contra la discriminación, añadió.

Swain sugirió que los estudiantes que se enfrentan a la discriminación también pueden buscar ayuda en organizaciones que defienden la libertad de expresión, de asociación y la libertad religiosa de los estudiantes o de los individuos, como la Foundation for Individual Rights in Education (FIRE) o la Christian Legal Society.

Otra forma de contrarrestar la discriminación en las escuelas es la publicidad, aconsejó la profesora. Los estudiantes pueden escribir artículos sobre casos de discriminación y publicarlos en medios de comunicación estudiantiles como The College Fix o Campus Reform, ya que ha habido casos de universidades que se han echado atrás debido al clamor público por las denuncias de trato injusto, según Swain.

También recomendó a los estudiantes “documentar siempre las cosas discriminatorias y utilizar esas pruebas cuando llegue el momento”.

Historia de las relaciones raciales

Johnny Taylor Jr. habla después de que el presidente Donald Trump lo anunciara como presidente de la Junta de Asesores del Presidente sobre Centros de Educación Superior y Universidades Históricamente Negros en el Salón Roosevelt de la Casa Blanca el 27 de febrero de 2018. (Samira Bouaou/The Epoch Times)

“Creo que Estados Unidos ha sido tan importante para el mundo, que la verdadera historia de su fundación, así como los errores que se cometieron y la forma en que abordamos esos errores, son cosas que enriquecen a la gente. Y es algo que no debe ocultarse, y ciertamente no es algo que sea motivo de vergüenza”, dijo Swain a Crossroads.

“La verdadera historia de Estados Unidos es una historia de negros y blancos trabajando juntos para superar esa parte trágica de nuestra historia”.

Durante el período que siguió al fin de la esclavitud, “fue la filantropía blanca la que creó escuelas en todo el Sur, la que estableció esos centros de educación superior y universidades históricamente negros, y desde el fin de la esclavitud se han donado billones de dólares para tratar de abordar los efectos pasados y presentes de la esclavitud”, explicó la copresidenta de la Comisión 1776 del expresidente Donald Trump.

El propio movimiento por los derechos civiles es un momento de la historia en el que blancos, negros y personas de otras razas y etnias se unieron por una causa. “Eso fue poderoso”, continuó.

Swain nació durante la época del “racismo sistémico” en el Sur segregado. Fue testigo del colapso del racismo institucional y se benefició de las oportunidades creadas para los estadounidenses negros como ella.

“Mi amor por el país surgió porque cuando estaba en la escuela nos enseñaban civismo y patriotismo. Y sentí que vivía en la mejor nación del mundo”, dijo Swain.

El racismo estaba muriendo en Estados Unidos antes de que el presidente Barack Obama fuera elegido, dijo. En esa época, los principales medios de comunicación presentaban al país como una sociedad posracial. “Creo que como estábamos progresando tanto, la izquierda política y los que se benefician del racismo y de mantenernos divididos (…) tuvieron que actuar”.

Fue el momento en el que se reanudaron las tensiones raciales que dividían a la gente y en el que se rebajaron los estándares de las clases, especialmente en las escuelas públicas, debido a la CRT y a la agenda de justicia restaurativa que se estaba impulsando, añadió.

Las oportunidades para los negros nunca han sido mejores que hoy y, en última instancia, el éxito depende de la actitud de la persona, dijo.

Swain compartió que abandonó la escuela secundaria, se casó a los 16 años y tuvo tres hijos pequeños a los 21 años. A pesar de ello, volvió a la escuela, obtuvo una equivalencia de bachillerato y fue a un centro de educación superior comunitario donde obtuvo el primero de sus títulos.

Señaló que pudo alcanzar el éxito y superar las circunstancias de su nacimiento porque creía que el trabajo duro era importante y se aplicó como tal.

“No me veía como una discapacitada por ser negra, pobre y mujer”, dijo la profesora. “Aproveché lo que Estados Unidos me ofrecía”.

Entre los jóvenes de hoy, las minorías están siendo “incapacitadas en sus mentes porque la izquierda política les ha dicho lo que no pueden hacer y se les está incapacitando”, advirtió.

“Ni siquiera se les aplica el mismo nivel de exigencia que a la gente de mi generación en los centros de educación superior y universidades. Y como consecuencia, se sienten inferiores. Mucho de lo que les está paralizando es lo que les han adoctrinado”.

En su opinión, el racismo que proviene de la izquierda política es una re-segregación forzada, y los estándares más bajos que se están imponiendo a las minorías raciales y étnicas están impidiendo el desarrollo de su máximo potencial.

El racismo sirve a los intereses políticos y financieros

Incitar al racismo sirve a los intereses políticos de los demócratas, que utilizan la CRT para sembrar divisiones entre las razas con el fin de asegurarse los votos negros que necesitan para mantener su poder, dijo Swain.

Cada vez que se produce algún progreso en las relaciones raciales, se encuentra un incidente “para reproducirlo en los medios de comunicación y conseguir que los estadounidenses se pongan nerviosos y se dividan por la raza. Y es muy fácil hacerlo porque siempre hay algo que ocurre en alguna parte”, añadió.

Señaló los numerosos incidentes, como los tiroteos con la policía, a los que los medios de comunicación han dado importancia, actuando para inflamar las emociones de la gente y distraer al público “en un momento en que hay algo en las noticias que no es favorable a la agenda progresista”.

Esto hace que los negros sigan sintiendo que hay mucho racismo y culpan a los republicanos o a los blancos de ser culpables de este racismo, continuó Swain.

“Están creando una situación muy peligrosa en este país porque están demonizando a todos los blancos, incluidos ellos mismos y sus propios hijos”, dijo, y añadió que el odio, una vez desatado, no puede ser fácilmente “devuelto a la caja”.

Black Lives Matter (BLM), una organización abiertamente marxista, fue capaz de capitalizar la reacción del público a la muerte de George Floyd y recaudar millones de dólares para causas progresistas de los negros, dijo Swain. La gente de todo el mundo que se preocupa por los negros quedó conmocionada por el video de la muerte de Floyd, que se reprodujo una y otra vez en las noticias, y muchos donaron entonces dinero a la organización porque creían en el lema “Las vidas negras importan”.

“Las vidas negras sí importan, todas las vidas importan”, dijo. Pero “ese dinero no fue a parar a las comunidades negras. No cambió las vidas negras”.

The Epoch Times se ha puesto en contacto con Black Lives Matter para una solicitud de comentarios.

Swain continuó animando a los estadounidenses a contrarrestar el impacto negativo de la CRT informándose sobre la CRT y “de dónde viene, y cómo opera, y cómo es contraria a la Constitución, y a la Cláusula de Igualdad de Protección y a las leyes de derechos civiles”.

“Si la gente se equipa con el conocimiento y tiene el coraje de defender los principios, de luchar por los principios en los que cree, no hay forma de que esta agenda radical pueda acabar con nuestra nación”, dijo.

“Debéis conocer la verdad y la verdad os hará libres”, dijo Swain, citando la Biblia.

Sin embargo, si la gente permite que la CRT avance a través de las instituciones de poder de la nación y reconfigure la forma en que funciona la sociedad, entonces la discriminación sancionada por el estado pronto será institucionalizada por el gobierno de EE. UU. —por los más altos niveles de poder—, debilitando y destruyendo la nación desde dentro, advirtió.

“El remedio es que el pueblo estadounidense se apoye en los principios, se apoye en los valores, se apoye en su historia y sea lo suficientemente valiente para defenderse”, dijo Swain.

Joshua Philipp contribuyó a la elaboración de este artículo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS