Terremotos en Puerto Rico causan desplazamiento de suelo de 14 centímetros

Por Débora Alatriste
18 de Enero de 2020
Actualizado: 18 de Enero de 2020

Los terremotos registrados en Puerto Rico causaron “cambios permanentes en la superficie del suelo” y un desplazamiento de 14 centímetros al oeste de la ciudad de Ponce, informó la NASA en un comunicado del 13 de enero.

Días después que un terremoto de magnitud 6.4 sacudiera la isla caribeña, seguido de cientos de réplicas, la magnitud total de los daños solo está empezando a notarse, señaló la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA).

Al comparar los datos del radar interferométrico de apertura sintética (InSAR), adquiridos el 9 de enero de 2020, con los datos adquiridos el 28 de diciembre de 2019 del satélite Copernicus Sentinel-1A, los científicos pudieron hacer un mapa de dónde, cuánto y en qué dirección ocurrieron cambios en la superficie del suelo causados por los terremotos.

Los científicos encontraron que a través de las imágenes de los dos tercios orientales de la isla durante el sobrevuelo del 9 de enero del satélite Copernicus Sentinel-1A, administrado por la Agencia Espacial Europea (ESA), el mayor desplazamiento del área ocurrió al oeste de la ciudad de Ponce, no lejos del epicentro del terremoto.

Epicentro del terremoto en Puerto Rico de 6,6 grados Richter el 7 de enero de 2020, según el Servicio de Geofísica de EE.UU. (USGS)

Registraron hasta 14 centímetros de cambio de terreno allí. El suelo parecía moverse hacia abajo y ligeramente hacia el oeste.

En el mapa proporcionado por la NASA se indican en color rojo las áreas donde el suelo cambió o se desplazó, con tonos más oscuros que corresponden a un desplazamiento más significativo.

El epicentro del terremoto y el grupo de terremotos y réplicas en la región identificada por el Servicio Geológico de los Estados Unidos caen justo al oeste de la ruta del satélite del 9 de enero. Debido a esto, los científicos también planean analizar los datos del próximo sobrevuelo del Sentinel-1A el 14 de enero, que incluirá el oeste de Puerto Rico, señaló el comunicado.

El Programa de Desastres de Ciencias Aplicadas a la Tierra de la NASA activó la respuesta de nivel 1 en apoyo a este desastre y está en contacto con la Agencia Federal de Manejo de Emergencias, el Servicio Geológico de los Estados Unidos y el Servicio de Salud y Servicios Humanos (HHS) para proporcionar datos de observación de la Tierra de la NASA en apoyo a los esfuerzos de respuesta y recuperación.

Un hombre monta su pase en bicicleta por una casa derrumbada en Guánica, Puerto Rico, el 15 de enero de 2020, después de que un poderoso terremoto azotara la isla. A partir del 28 de diciembre de 2019, una ola de temblores ha barrido la isla, poniendo nerviosos a los residentes. El terremoto de 6.4 el 7 de enero de 2020 se produjo un día después de un terremoto de magnitud 5.8; fue seguido por grandes réplicas y un terremoto de magnitud 5,9 el 15 de enero de 2020 (RICARDO ARDUENGO/AFP vía Getty Images)

Gran parte del suroeste de Puerto Rico continúa inmerso en tareas de ayuda a los refugiados después del terremoto de magnitud 6.4 que sacudió la isla el 7 de enero, al que siguieron réplicas tan fuertes como 5.9 y 5.2 grados que causaron más daños, además de decenas de réplicas sobre 4 grados que y mantienen en alerta a la población.

Desde el 28 de diciembre hasta el pasado 15 de enero más de 1280 sismos golpearon la región sur de Puerto Rico.

¿Sabía?

“No hay emergencia climática”: científicos piden un debate razonado

TE RECOMENDAMOS