Testigo habla sobre la sustracción forzada de órganos en China

Por Jeremy Sandberg
28 de Junio de 2019 Actualizado: 28 de Junio de 2019

TORONTO – El 17 de junio un tribunal popular de Londres concluyó que los prisioneros de conciencia están siendo asesinados por sus órganos en China. Un exrresidente en un hospital militar en Shenyang fue testigo del crimen de primera mano y habló con NTD sobre su horrible experiencia.

George Zheng estaba a punto de graduarse de la facultad de medicina en la década de 1990 cuando fue testigo del suceso. Se omitieron algunos detalles sangrientos.

“Yo estaba haciendo una residencia en el Hospital General del Ejército de Shenyang [Hospital General de la Región Militar de Shenyang]”, dijo Zheng. “En ese momento, participé en una misión militar”.

Junto con tres médicos y dos enfermeras, y bajo escolta armada, Zheng fue conducido en ambulancia a una zona en los alrededores de Dalian, en el noreste de China.

Noche de terror

Zheng dijo que la ambulancia llegó a un lugar muy remoto en una zona desierta.

“Oímos un disparo, no pasó mucho tiempo antes de que varios soldados trajeran cargando a un hombre”.

El cuello del hombre estaba cubierto de sangre, y su garganta sangraba.

Zheng fue testigo de cómo los médicos le quitaron los riñones al prisionero. Uno de los médicos le indicó qué hacer a continuación.

“Me hizo un gesto para que cortara un vaso sanguíneo en particular”, dijo Zheng. “Tan pronto como lo corté, su sangre fluyó instantáneamente, y estaba caliente”.

George Zheng se sentó con una reportera de NTD para compartir su desgarradora experiencia de presenciar la sustracción forzada de órganos en China. (Arek Rusek/NTD)

Zheng recuerda que estaba en pánico y muy conmocionado.

“Pero vi que las otras personas presentes no tenían expresión en sus rostros”, dijo Zheng. Después de los riñones, los médicos le ordenaron que le sacara los ojos.

Zheng dice que estaba temblando y cerca de sufrir un desmayo, y les dijo a los médicos que no podía hacerlo.

Uno de los médicos le quitó los globos oculares y, una vez hecho esto, le dijo a Zheng que metiera el cuerpo en una bolsa, que se llevaron los soldados.

Zheng preguntó qué se haría con los restos del cuerpo, y le dijeron que había otro vehículo militar que lo destruiría o quemaría.

Después de regresar a Shenyang, Zheng vio que los órganos fueron trasplantados a un paciente que estaba esperando. Le dijeron que “se sentara a un lado y descansara”.

Todo el sucedo estremeció profundamente a Zheng.

Irse de China

Zheng contó que cuando regresó a casa tuvo fiebre alta durante varios días. Después, habló con alguien en el hospital y le comunicó que no volvería a ir.

“Dije que podía trabajar en otro lugar, pero que no volvería a hacer este trabajo”, dijo Zheng.

Hasta el día de hoy, Zheng sigue estando atormentando por el recuerdo de ese día en las montañas y la zona desierta. Zheng dice que se pregunta quién era la víctima y qué es los que sus padres piensan que le sucedió.

“Su familia no sabía nada de este cruel suceso”, dijo Zheng.

Zheng decidió irse de China y dice que sabe que el Partido Comunista Chino asesina a personas que saben lo que sucede, para silenciarlos.

Practicantes de Falun Dafa se reunieron para el Día Mundial de Falun Dafa en la ciudad de Nueva York, el 13 de mayo de 2015. (NTD)

“Cuando pensé acerca de esto, pensé que puesto que estoy vivo, debería ponerme de pie para testificar”, dijo Zheng. “Porque decenas de miles de familias en China no saben que sus seres queridos murieron de una manera tan cruel”.

El tribunal popular independiente de Londres concluyó unánimemente que la práctica del régimen chino de extirpar órganos por la fuerza ha ocurrido en distintos lugares en reiteradas ocasiones durante un largo período de al menos 20 años, y que aún continúa en la actualidad.

Con múltiples testimonios de diferentes grupos, la única voz que faltaba en el tribunal era la del Partido Comunista Chino, que en cambio afirma que las acusaciones tienen motivaciones políticas.

Información adicional por Arek Rusek

***

A continuación

Los practicantes de Falun Gong están siendo asesinados por sus órganos en China

TE RECOMENDAMOS