Testigos del reconteo en Georgia vieron que votos para Trump eran contados a favor de Biden

Los declarantes también juraron haber visto boletas por correo sospechosamente impecables y sin arrugas, completadas de manera uniforme y perfecta
Por Ivan Pentchoukov
18 de Noviembre de 2020
Actualizado: 18 de Noviembre de 2020

Testigos del reconteo de las elecciones presidenciales en Georgia han firmado declaraciones juradas donde testifican haber observado que las boletas emitidas para el presidente Donald Trump se contabilizaron como si fueran emitidas para el exvicepresidente Joe Biden.

El abogado de la campaña de Trump, Lin Wood, presentó las declaraciones juradas ante un tribunal federal en Georgia el 17 de noviembre como parte de una moción de emergencia que busca bloquear la certificación de los resultados de las elecciones en el estado de Peach.

Nueve de los declarantes juraron haber visto boletas por correo sospechosamente impecables y sin arrugas, completadas de manera uniforme y perfecta, casi siempre para Biden. En un caso, un lote de tales boletas incluyó 500 boletas al hilo con votos para Biden, el candidato presidencial demócrata.

La falta de dobleces resulta extraño considerando que las boletas electorales por correo deben doblarse para que quepan en un sobre. Algunos de los testigos dijeron que las marcas perfectas, todas en tinta negra y ninguna marcada fuera del casillero redondo, parecían impresas por una máquina o estampadas.

La moción de emergencia detalló estas y otras anomalías, violaciones y posibles signos de fraude electoral la noche anterior a la fecha límite para el reconteo de Georgia, que ya ha descubierto lotes de votos no contados para Trump en tres condados.

“Todo estaba en total desorden”, escribió Susan Voyles, directora electoral con 20 años de experiencia en el manejo de boletas, en su declaración jurada sobre su experiencia en un centro de recuento en el condado de Fulton.

Votos impecables

Voyles dijo que las boletas por lo general muestran signos de manipulación, como marcas escritas, dobleces, y bordes rasgados. Pero un lote que ella contó mientras trabajaba como auditora de reconteo en el Centro Mundial de Congresos de Georgia el 14 de noviembre “resaltó”.

“[El lote] estaba impecable. Había una diferencia en la textura del papel–era como si estuviese destinado para usarlo como voto ausente, pero no se había utilizado para ese propósito”, testificó Voyles. “No había marcas en las boletas para mostrar de dónde venían o dónde habían sido procesadas”.

“Observé que las marcas de los candidatos en estas boletas eran inusualmente uniformes, tal vez incluso con un dispositivo para marcar las boletas”, dijo Voyles. “Según mi estimación al observar estas boletas, aproximadamente el 98 por ciento constituyeron votos para Joe Biden”.

Carlos Silva, un demócrata registrado, observó un lote de boletas similar al descrito por Voyles, esta vez en el condado de DeKalb.

“Me di cuenta de que todos tenían una marca negra perfecta en el casillero redondo y todos eran votos por Biden”, escribió Silva en una declaración jurada. “Los escuché revisar la pila y decir el nombre de Biden más de 500 veces seguidas”.

Robin Hall fue testigo de los mismos votos extraños en el condado de Fulton.

“Las boletas parecían estar perfectamente llenas como si estuvieran preimpresas con el candidato presidencial seleccionado. No se veían como una persona que llenó esto en casa”, escribió Hall.

Debra Fisher fue testigo del mismo patrón con las votaciones militares y en el extranjero. Ella notó que la marca de agua en las boletas estaba impresa en gris sólido en lugar de ser transparente como otras boletas. Fisher sospechó que las boletas eran falsas y le preguntó al director de elecciones, quien le dijo que no era un problema “debido al uso de diferentes impresoras”.

“Noté que casi todas las boletas que revisé eran para Biden. Muchos lotes fueron al 100 por ciento para Biden”, testificó Fisher. “Creo que las boletas militares son altamente sospechosas de fraude”.

Votos de Trump por Biden

Tres de los declarantes testificaron que presenciaron que las boletas emitidas para Trump se colocaban en pilas para Biden y se contaban para el recuento del exvicepresidente. Uno de los tres dijo que grabó la actividad en video.

Nicholas Zeher dijo que vio que las boletas emitidas a favor de Trump fueron colocadas en una pila para Biden cuando estaba observando el reconteo en el condado de Henry. Otros observadores le dijeron a Zeher que notaron la misma actividad en otras tres mesas de auditores. Cuando le advirtió sobre el tema al funcionario electoral en el centro, “hubo una hostilidad extrema”.

“En ningún momento fui testigo de que se colocara en la pila de votos a Joseph Biden para Donald Trump”, testificó Zeher.

“Basándome en mis observaciones, creo que se emitieron votos ausentes adicionales para Donald Trump, pero que contaron para Joe Biden. Además, creo que hubo un fraude generalizado a favor de Joe Biden”.

Consetta Johnson vio que las boletas de Trump se colocaban en la bandeja de Biden cuando supervisó el reconteo en el condado de Cobb.

“También fui testigo que dos trabajadores electorales colocaron las boletas ya separadas en la bandeja de ‘Sin Voto’ y de ‘Jorgensen’, y las sacaron y las colocaron de nuevo dentro de la bandeja Biden”, testificó Johnson.

“Ellos luego sacaron todas las boletas de la bandeja de Biden y las apilaron en la mesa, escribiendo en la hoja de votación”, dijo, y agregó que ella grabó un video del incidente. “Creo que las operaciones de la Junta de Elecciones fueron descuidadas, desorganizadas y sospechosas”.

Silva, quien también fue testigo de las boletas inusualmente impecables, vio que los votos ausentes para Trump fueron “insertados en la pila de Biden” y “contados como votos de Biden (…) algunas veces”.

Reglas quebrantadas, funcionarios hostiles

Varios testigos describieron violaciones generalizadas de las reglas del reconteo. Los auditores no siguieron el procedimiento en el que cada boleta es vista primero por una persona, quien lee en voz alta para qué candidato se emitió el voto en la boleta y pasa la boleta a un segundo auditor quien hace lo mismo. Varios de los observadores dijeron que el procedimiento no se siguió de manera uniforme y que los auditores a menudo contaban los votos individualmente.

Las declaraciones juradas pintan una imagen de un proceso desordenado, con diferentes mesas de auditores que utilizan diferentes procesos para contar los votos. Varios de los declarantes republicanos dicen que enfrentaron abierta hostilidad por parte de los funcionarios electorales, quienes no trataron a los observadores demócratas de la misma manera.

“Las boletas se colocaron en recipientes sin marcar que están desatendidos o simplemente se colocan al azar en un mostrador que está por ahí. Parecía haber poca o ninguna supervisión o control”, testificó Tiffany Savage, una monitora de reconteo de la campaña de Trump.

Una caja de boletas se dejó desatendida durante dos días, dijo Savage. Otras cajas y bolsas se dejaron tiradas al aire libre, aseguradas solo con etiquetas en blanco que podían cortarse fácilmente y reemplazarse por las que estaban tiradas.

“No había forma de saber si algún recuento era exacto”, escribió.

“En disconformidad”

Trump volvió a decir el 18 de noviembre que un recuento real de votos en Georgia solo sería posible si se auditaran las firmas en las boletas.

“El reconteo de Georgia es una broma y se hace EN DISCONFORMIDAD. Aunque se han encontrado miles de votos fraudulentos, el número real está en las firmas coincidentes”, escribió el presidente en Twitter.

La moción de Lin pide a la corte federal que impida que Georgia certifique los resultados de las elecciones y ordene otro reconteo manual “el cual debe realizarse de acuerdo con el Código Electoral de Georgia”. Entre otras solicitudes, Lin pidió a la corte que ordene que los acusados ​​entreguen los sobres de boletas y las copias de las solicitudes de boletas ausentes.

El secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, el acusado, ordenó el reconteo de unos 5 millones de votos emitidos en las elecciones presidenciales de 2020. Raffensperger hizo el pedido bajo una nueva ley que exige una auditoría de una sola contienda después de cada elección. La campaña de Trump puede solicitar otro reconteo luego de que se certifiquen los resultados del estado.

El reconteo ya ha descubierto tres lotes de votos no contados en tres condados. Cada lote redujo la ventaja de Biden en un total de más de 1400 votos. El 18 de noviembre, el presidente del Partido Republicano de Georgia compartió una declaración jurada con The Epoch Times de un monitor de recuento que detectó un recuento erróneo que podría haber agregado casi 10,000 votos al total de Biden.

“Uno de nuestros monitores descubrió un error de 9626 votos en el conteo manual del condado de DeKalb. Un lote fue etiquetado como 10,707 para Biden y 13 para Trump–un margen improbable incluso para los estándares de DeKalb. El recuento real del lote fue de 1081 para Biden y 13 para Trump”, escribió David Shafer en Twitter el 18 de noviembre.

El 18 de noviembre, luego de que Lin presentara la moción de emergencia, la campaña de Trump pagó al estado de Wisconsin USD 3 millones para realizar un reconteo en dos condados. También hay desafíos legales pendientes en Pensilvania, Michigan, Arizona y Nevada. Los desafíos en los seis estados decidirán el resultado de la contienda presidencial de 2020.

Siga a Ivan en Twitter: @ivanpentchoukov


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

Despierta la furia del PCCh; ¿11 millones de testeos en 5 días? | China al Descubierto

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS