Testimonio de Steele: FBI coordinó con el Departamento de Estado en la investigación de Rusia

Por Ivan Pentchoukov
30 de Junio de 2020
Actualizado: 30 de Junio de 2020

El Departamento de Estado trabajó estrechamente con el FBI en la investigación de la agencia sobre la campaña presidencial de Donald Trump y en su trabajo con el exespía británico Christopher Steele, autor del infame expediente, de acuerdo con el reciente testimonio de Steele en un tribunal del Reino Unido.

Steele dijo al tribunal que durante el verano y el otoño de 2016, se convenció de que la agencia y el departamento estaban coordinando estrechamente. Cuando se reunió con la funcionaria del Departamento de Estado, Kathy Kavalec, en octubre de ese año, era “muy evidente que el FBI y el Departamento de Estado estaban consultándose mutuamente y conversando todo el tema de la participación con nosotros y nuestra investigación”, dijo Steele, según las transcripciones del tribunal obtenidas por The Epoch Times.

Steele fue interrogado en el tribunal Queen’s Bench de Londres el 18 de marzo, como parte de una demanda contra su empresa Orbis Business Intelligence Ltd., presentada por tres empresarios rusos afiliados a Alfa Bank. En una de las entregas del informe de Steele, se acusaba a los hombres de canalizar grandes cantidades de “dinero ilícito” al entonces alcalde de San Petersburgo, Vladimir Putin, en la década de 1990.

“A mi entender, Kathy Kavalec, quien yo creo que planteó el tema de Alfa con nosotros en esta reunión en octubre, había estado coordinando estrechamente con el FBI y el FBI sabía que estábamos teniendo la reunión y así sucesivamente, y que ellos estaban trabajando conjuntamente en este material”.

Kavalec, añadió Steele, se reunió con él en Washington bajo la dirección del FBI.

Una abundante cantidad de pruebas públicas ya demuestran que los funcionarios actuales y antiguos del Departamento de Estado interactuaron con Steele y el FBI acerca del expediente. No se había revelado previamente que las dos agencias de la administración de Obama estaban cooperando estrechamente en la investigación de la campaña de Trump.

Steele desempeñó un papel fundamental en el escándalo de la investigación del FBI y el espionaje de la campaña presidencial de Trump en 2016. Dado su nivel de participación, la acusación sobre la coordinación del Departamento de Estado con el FBI es significativa, pero debe tomarse con cautela, teniendo en cuenta los numerosos problemas con la credibilidad de Steele descritos en el informe de la Oficina del Inspector General (IG) del Departamento de Justicia. El informe no indicaba que el FBI y el Departamento de Estado estuvieran en estrecha coordinación.

El Departamento de Estado no respondió a una solicitud de comentarios de The Epoch Times; el FBI se negó a hacer comentarios.

El 18 de marzo, Steele le dijo a la corte de Queen’s Bench que, en agosto de 2016, se enteró a través del exfuncionario del Departamento de Estado, Strobe Talbott, que el Departamento de Estado estaba al tanto de su informe electoral sobre el candidato Donald Trump.

“Él habló en términos bastante crípticos, pero él sabía de que teníamos material relevante para la elecciones de Estados Unidos”, dijo Steele. “Tanto la asesora de Seguridad Nacional en ese momento, Susan Rice, como la secretaria adjunta de Estado, Victoria Nuland, quienes eran las principales encargadas de formular políticas en Rusia, habían sido colegas del Sr. Talbott, y yo–aunque él no lo dijo explícitamente–que una o alguna o ambas le habían informado sobre el trabajo que habíamos estado haciendo”.

De acuerdo con el informe del IG, Nuland autorizó personalmente que el FBI se reuniera con Steele en Londres el 5 de julio de 2016. Ella también dijo públicamente que el Departamento de Estado recibió una copia del informe de Steele el mismo mes. El informe del IG describe otras instancias de interacción entre el Departamento de Estado y el FBI, pero no indica que las dos agencias estaban coordinando.

Cuando se enfrentó con el hecho de que el informe del IG no corroboraba su afirmación, Steele dijo: “Puede que no sea así, pero en ese momento entendí que había una estrecha coordinación entre Victoria Nuland y Kathy Kavalec y el FBI en estas cuestiones”.

De acuerdo con el informe del IG, Steele se reunió el 11 de octubre de 2016 con Kavalec y otros funcionarios del Departamento de Estado. Durante la reunión, Steele informó a los presentes sobre el contenido de su expediente. La sesión informativa incluyó las acusaciones derogatorias sobre los asociados de la campaña Trump, Carter Page y Paul Manafort, quienes ya estaban siendo investigados como parte de Crossfire Hurricane, el nombre en clave del FBI para la investigación de la campaña presidencia de Donald Trump.

Kavalec dijo al IG que creía que Steele buscaba reunirse con el Departamento de Estado “como parte de un esfuerzo más amplio para difundir los resultados de su informe electoral a las personas en Washington”. En la reunión, Steele expresó su frustración por el hecho de que el FBI no actuara sobre sus denuncias y que su cliente estaba ansioso por que la información saliera a la luz antes de las elecciones presidenciales de noviembre de 2016.

Según las transcripciones del tribunal, Steele era consciente a principios de julio de 2016 de que el cliente final de su expediente era la campaña presidencial de 2016 de Hillary Clinton. El FBI usó el expediente–sin revelar que la campaña de Clinton lo financió–para obtener una orden de espionaje contra Page.

Kavalec transmitió los detalles de la reunión del 11 de octubre de 2016 al enlace del FBI en el Departamento de Estado, quien a su vez informó al equipo de Crossfire Hurricane el 18 de noviembre. Kavalec también envió un documento sobre Alfa Bank al FBI. La oficina habría continuado investigando las acusaciones de Alfa Bank y las habría desacreditado, pero no antes de que algunos medios de comunicación publicaran la historia no verificada. Los medios informaron que un servidor en la Trump Tower se comunicó con Alfa Bank en Rusia, insinuando que era un canal secreto entre el Kremlin y Trump.

De acuerdo con el testimonio de Steele en la corte, Fusion GPS le encargó específicamente que buscara vínculos entre Alfa Bank y Putin porque Fusion GPS estaba al tanto de las afirmaciones del Alfa Bank, las cuales ahora están desmentidas. Fusion GPS es el equipo de investigación de la oposición que contrató a Steele para redactar el expediente. La campaña de Clinton había contratado a Fusion GPS a través del bufete de abogados, Perkins Coie.

El IG interrogó a Steele sobre la reunión del Departamento de Estado, específicamente en cuanto a por qué no acató la petición del FBI de ser el destinatario exclusivo de su informe. Según el informe del IG, Steele no mencionó la afirmación sobre la cooperación entre el FBI y el Departamento de Estado. En cambio, dijo que sería inapropiado rechazar una reunión con la secretaria adjunta de estado, Nuland. Además, dijo que él comprendió que era libre de hablar de los temas generales de su trabajo con otras agencias. El agente encargado de Steele dijo al IG que Steele debió haberle advertido de la reunión con el Departamento de Estado.

La oficina concluyó su relación con Steele luego de enterarse que él filtró a los medios de comunicación lo que dijo al FBI.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

El peligro de poner la vara del ‘impeachment’ tan bajo: Juicio político a Trump, Estados Unidos

TE RECOMENDAMOS