Texas prohíbe los ‘pasaportes de vacunas’ COVID-19

Por Jack Phillips
06 de Abril de 2021
Actualizado: 06 de Abril de 2021

El gobernador de Texas, Greg Abbott, firmó una orden ejecutiva que prohíbe los llamados ‘pasaportes de vacunas’, los cuales exigirían a los tejanos mostrar una prueba de vacunación antes de utilizar un servicio o hacer una compra.

“Todos los días, los tejanos regresan a la normalidad a medida que más personas reciben la vacuna COVID. De hecho, esta semana, Texas superará los 13 millones de dosis administradas”, dijo Abbott el martes. “Esas vacunas ayudan a retrasar la propagación de COVID, reducir las hospitalizaciones y reducir las muertes”.

La medida de Abbott se produce luego que el gobernador de Florida, Ron DeSantis, un republicano, emitiera una orden similar. DeSantis dijo que una razón para emitir la orden era evitar posibles transgresiones a la privacidad.

“Pero, como he dicho todo el tiempo, estas vacunas son siempre voluntarias y nunca forzadas. El gobierno no debería exigir a ningún texano que muestre un comprobante de vacunación y revele información médica privada solo para seguir con su vida diaria”, dijo Abbott, un republicano. “Es por eso que emití una orden ejecutiva que prohíbe los pasaportes de vacunas exigidos por el gobierno en Texas. Continuaremos vacunando a más tejanos y protegiendo la salud pública y lo haremos sin pisotear las libertades personales de los tejanos”.

Según Abbott, la orden exime a los hogares de ancianos y a las instalaciones de atención a largo plazo.

En varios países se han propuesto los llamados sistemas de “pasaporte de vacunas” y algunas aerolíneas han apoyado la idea. El estado de Nueva York comenzó a implementar su sistema “Excelsior” que le pide a los neoyorquinos mostrar pruebas de vacunación en eventos importantes, aunque, según se informa, ese sistema está plagado de errores.

Los grupos a favor de la privacidad y las libertades civiles han dicho que tal sistema no violaría potencialmente la Ley de Portabilidad y Responsabilidad del Seguro Médico (HIPAA) de 1996, pero puede crear clases entre personas vacunadas y no vacunadas.

Al mismo tiempo, dichos sistemas de pasaportes pueden depender de si una persona tiene un teléfono inteligente con una aplicación relevante que muestre que ha sido inmunizada. La Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU) dijo la semana pasada que las personas de bajos ingresos, en particular, se verían afectadas negativamente si se requieren teléfonos inteligentes.

“Un sistema que sea exclusivamente digital, ya sea por diseño o como cuestión práctica, sería inútil porque aumentaría la desigualdad. Muchas personas no tienen teléfonos inteligentes, incluidas cantidades desproporcionadas de personas que pertenecen a algunas de nuestras comunidades más vulnerables, como las personas de bajos ingresos, con discapacidades o sin hogar”, escribió el grupo.

El sistema de pasaportes también tendría que estar descentralizado y no permitir el rastreo o la creación de nuevas bases de datos, dijo la ACLU.

“No nos oponemos en principio a la idea de exigir una prueba de vacunación en determinados contextos. Pero dada la enorme dificultad de crear un sistema de pasaportes digitales y los compromisos y fallas que probablemente ocurran en el camino, desconfiamos de los efectos secundarios y las consecuencias a largo plazo que podría tener. Estaremos observando la evolución de este asunto”, dijo el grupo.

Otras organizaciones han dicho que exigir un sistema de pasaporte de vacunas conducirá a que un número creciente de ciudadanos desconfíe del gobierno y de los funcionarios de salud.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS