Todo un equipo SWAT de Florida renuncia a la unidad debido al “clima político”

Por Lorenz Duchamps
13 de Junio de 2020 2:49 PM Actualizado: 13 de Junio de 2020 2:49 PM

Todo un equipo SWAT de la policía del sur de Florida renunció a la unidad a principios de esta semana después de citar “cuestiones de seguridad” y el “clima político”, según múltiples informes.

Los oficiales del Departamento de Policía de Hallandale Beach anunciaron la renuncia en una carta (pdf) con fecha del 9 de junio a la jefa de policía, Sonia Quinones, citando numerosos temas para sus renuncias.

Los 10 oficiales que renunciaron son ocho oficiales y dos sargentos. Ellos solo dejan la unidad SWAT y no renunciarán a la fuerza policial y permanecerán en servicio.

“El riesgo de llevar a cabo nuestros deberes en esta capacidad ya no es aceptable para nosotros y nuestras familias”, dijeron los miembros del equipo en una larga declaración. “La angustia y el estrés de saber que lo que se nos puede pedir legalmente que hagamos en el clima político actual, combinado con la situación actual del equipo y varios acontecimientos locales recientes, nos deja en una posición insostenible”.

Tan pronto como Quinones recibió el memorándum el martes, fijó una reunión el lunes por la tarde con los oficiales, dijo el gerente de la ciudad Greg Chavarria en un comunicado, según los medios de comunicación.

“El jefe escuchará sus preocupaciones y recogerá su equipo. La ciudad les agradece por su servicio”, dice la declaración, obtenida por los medios de comunicación. “Aunque la renuncia voluntaria de nuestros oficiales a esta asignación es desafortunada, nuestros residentes deben estar seguros de que no ha tenido ningún impacto en nuestro compromiso de proteger su seguridad”.

Los oficiales escribieron en la carta que la unidad está “mínimamente equipada [y] poco entrenada” y que había sido “irrespetada” por los funcionarios de la ciudad que se negaron a abordar las preocupaciones sobre el equipo y el entrenamiento.

“A pesar de ello, el equipo ha seguido operando en estas condiciones con un creciente sentimiento de indecisión. Esta indecisión crea problemas de seguridad en los oficiales que no pueden ser ignorados o pasados por alto”, dijo la unidad. “La Administración de la Ciudad ha mostrado un claro desdén por nuestra agencia y el equipo con su falta de voluntad de proporcionar presupuestos adecuados para abordar los problemas de equipo y entrenamiento mencionados anteriormente”.

Un estudiante sale del campus cerca de un vehículo del equipo SWAT tras la amenaza de un tirador activo que cierra el campus de Highline College el 16 de febrero de 2018 en Des Moines, Washington. (David Ryder/Getty Images)

Los oficiales también dijeron que estaban indignados porque el personal de comando se había unido recientemente a los manifestantes y a otros oficiales para arrodillarse mientras los manifestantes pedían que se reabriera el caso de Howard Bowe.

“Esta falta de apoyo por parte de los miembros del Personal de Comando está paralizando a la agencia y a sus bases”, decía el memorándum.

Bowe, de 34 años, fue asesinado en 2014 por el equipo SWAT de Hallandale Beach mientras llevaba a cabo una orden de allanamiento y registraba su casa. Los oficiales escribieron que los investigadores nunca encontraron que los oficiales involucrados en la muerte de Bowe hubieran cometido ninguna mala conducta. El caso resultó más tarde en un acuerdo de 425,000 dólares entre la familia de Bowe y la ciudad.

El anuncio de la unidad SWAT se produce cuando Estados Unidos se enfrenta a un alto nivel de escrutinio y crítica tras la muerte de George Floyd el 25 de mayo mientras estaba bajo la custodia de la policía de Minneapolis.

El viernes, el Consejo de la Ciudad de Minneapolis aprobó por unanimidad una resolución a prueba de vetos para reemplazar su departamento de policía por un “sistema de seguridad público dirigido por la comunidad”.

En un incidente similar a principios de este mes, un escuadrón especial del departamento de Policía de Búfalo conocido como Equipo de Respuesta a Emergencias renunció a sus puestos especiales. Se produjo después de que dos oficiales fueran suspendidos sin sueldo cuando supuestamente fueron vistos en un video empujando a un manifestante de 75 años, que fue hospitalizado.

Los dos policías fueron acusados de agresión y ambos se declararon no culpables de agresión en segundo grado. Fueron puestos en libertad sin fianza.

The Associated Press contribuyó a este informe.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Quién es el filósofo detrás de Antifa y qué es el socialismo de identidad

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.