Madre desolada se entera que tendrá trillizos después de la muerte de su esposo en trágico accidente

Por EMG INSPIRED STAFF
26 de Agosto de 2019 Actualizado: 26 de Agosto de 2019

Courtney Hill conoció a Brian, de Sherman, Texas, durante una tormenta de nieve en Illinois. Allí, sentados en un bar en Gurnee, comenzó un romance que llevó a una hermosa boda en 2012 y al nacimiento de su maravillosa hija, Reagan, unos años después.

Esta pareja tenía todo un futuro por delante, incluyendo una gran sorpresa todavía en el creación, hasta que la tragedia golpeó y Brian fue arrebatado de su familia.

Brian había estado en la Marina durante 20 años, pero cuando su padre enfermó, decidió retirarse para pasar más tiempo con su familia. Todo parecía estar en orden cuando dejó atrás una carrera militar condecorada y una vida de peligros. Pronto encontró un trabajo en Oklahoma, y la pareja decidió que era hora de que su familia creciera.

“Tenían una relación diferente a cualquier otra pareja que haya conocido… solo la sonrisa en sus caras, la chispa en sus ojos. Cualquiera que estuviera a su alrededor sabía que se amaban”, dijo Amanda Willey, hermana gemela de Courtney, de Libertyville, Illinois, a  ABC News.

En la mañana del 2 de febrero de 2016, justo antes de irse a trabajar, Brian esperó mientras Courtney se hacía una prueba de embarazo. Salió negativo, pero la pareja permaneció esperanzada. Tenían años por delante… o eso creían. De hecho, no lo hicieron.

Más tarde ese mismo día, mientras Brian hacía una entrega para una empresa maderera, su camión se salió de la carretera en Oklahoma.

Los padres de Brian se habían preparado para lo peor durante su estancia en la Marina, pero nunca se habían imaginado que perderían a su hijo por un extraño accidente a pocos kilómetros de casa.

Lidiando con el dolor, Courtney comenzó a prepararse para el funeral de su esposo. El mundo le parecía insoportablemente sombrío. Pero justo entonces, algo inesperado sucedió; Courtney se hizo otra prueba de embarazo el 5 de febrero de 2016, durante el velorio de Brian, y esta vez, salió positiva.

Por lo tanto, la tristeza y la angustia tenían su lado bueno, y Courtney sostuvo la mano de su esposo en su velación y le dijo que iba a ser padre de nuevo.

Un mes después, el 2 de marzo de 2016, cuando Courtney estaba constantemente luchando con dolores abdominales, visitó al médico, temiendo lo peor. Allí recibió la noticia más impactante de todas; la ecografía mostró que estaba esperando trillizos: ¡dos niños y una niña!

“Estábamos conmocionados y muy emocionados”, dijo Amanda. “Sentimos que es una bendición”.

“Es con el corazón apesadumbrado que les hago saber que hoy, en mi cita de la semana 25, Brady ya no tenía latidos del corazón. Me duele el corazón, pero Miles y Harper lo están haciendo de maravilla”, escribió Courtney en Facebook.

Como con cada uno de estos sufrimientos de ese año, a cada uno le siguió por lo menos una cosa buena; cuando Miles y Harper llegaron al mundo, no necesitaron permanecer en el hospital por meses como lo hacen a menudo los trillizos. Los dos se fueron a casa con su madre al día siguiente.

La vida había sido dura para Courtney desde que Brian murió, pero con la ayuda de su familia y el apoyo inesperado de los internautas, que querían darle a su joven familia el mejor comienzo, se recuperó.

“Ella realmente mantiene la cabeza en alto y está haciendo un gran trabajo”, dijo Amanda. “A lo largo de todo esto, no sé cómo lo hace. La llamo “la roca”. Estoy orgullosa de ella. Es una mujer muy valiente”.

Ahora, cuando la gente conoce a sus hijos menores y le pregunta si son gemelos, Courtney les dice con orgullo que son “trillizos sobrevivientes”. Son el legado de su padre y los más fuertes recuerdos de su amor.

Estos bebés escuchan y ven por primera vez

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS