Trump advierte a Corea del Norte sobre nuevas provocaciones

14 de Abril de 2017 Actualizado: 14 de Abril de 2017

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, envió a Corea del Norte una nueva advertencia de no realizar nuevas provocaciones ante los crecientes reportes de que un nuevo ensayo nuclear es inminente.

Corea del Norte es un problema”, dijo Trump el jueves en la Casa Blanca. “Un problema del que nos encargaremos”.

Los norcoreanos respondieron a través de su vicecanciller, Han Song Ryol, quien acusó al presidente Trump de fomentar un “círculo vicioso” de tensiones acumuladas en la península coreana y afirmó que Pyongyang no se quedará “de brazos cruzados” esperando un ataque preventivo de Estados Unidos.

Según la cadena NBC News, “múltiples oficiales de inteligencia” estadounidenses aseguran que Estados Unidos está preparado para lanzar un ataque con armas convencionales contra Corea del Norte en caso de que se confirme una prueba nuclear, la cual podría realizarse este fin de semana.

“Si Estados Unidos llega con imprudentes maniobras militares, entonces le haremos frente con el ataque preventivo de la República Democrática Popular de Corea”, dijo Han en entrevista con The Associated Press, empleando el nombre oficial de Corea del Norte. “Ya tenemos un poderoso disuasorio nuclear en nuestras manos, y desde luego no mantendremos los brazos cruzados ante un ataque preventivo de Estados Unidos”.

 

[insert page=’trump-exitoso-lanzamiento-madre-de-todas-las-bombas’ display=’template-relacionadas.php’]

Por su parte, Corea del Norte denunció a Estados Unidos por llevar a la región “enormes activos estratégicos nucleares”. Un portavoz del Instituto de Desarme y Paz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Norte emitió un comunicado condenando a Estados Unidos por su ataque a la base área siria.

“Estados Unidos introduce en la península coreana, el mayor foco de crisis del mundo, enormes activos estratégicos nucleares, amenazando gravemente la paz y la seguridad de la península y empujando la situación al borde de una guerra”, dijo el comunicado, según citas difundidas por la agencia de noticias norcoreana KCNA.

“Esto ha creado una situación peligrosa en la que una guerra termonuclear puede estallar en cualquier momento”, agregó.

El aumento de las tensiones coincide con la llegada del vicepresidente estadounidense, Mike Pence, a la región el domingo. Pence inicia precisamente en Corea del Sur una gira de 10 días por Asia.

TE RECOMENDAMOS