Trump: Autorización de uso de emergencia de vacuna contra virus del PCCh podría llegar “muy pronto”

Por Jack Phillips
13 de Noviembre de 2020
Actualizado: 13 de Noviembre de 2020

El presidente Donald Trump dio el viernes su primera conferencia de prensa en más de una semana, diciendo que los estadounidenses pueden esperar la autorización de uso de emergencia para la vacuna del virus del PCCh de Pfizer muy pronto.

La vacuna de Pfizer u otra podría ser enviada a los trabajadores de primera línea en “cuestión de semanas” y podría ser enviada a la población general “ya en abril” del próximo año, comentó el presidente desde el Jardín de Rosas de la Casa Blanca junto con el vicepresidente Mike Pence y otros funcionarios.

La vacuna de Pfizer, añadió, solo se hizo debido a la Operación Warp Speed de la Casa Blanca, y fue un “desafortunado error” cuando la firma dijo que no era parte del programa a principios de la semana.

“Será aprobada muy, muy rápidamente”, dijo Trump. “La vacuna será distribuida a los trabajadores de primera línea, a los ancianos y a los estadounidenses en [situación de] alto riesgo inmediatamente”.

Es posible que el estado de Nueva York no reciba la vacuna del virus del PCCh (Partido Comunista Chino) tras los comentarios del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, según el presidente. Cuomo “tendrá que avisarnos cuando esté listo para recibirla porque de lo contrario, no podremos entregarla a un estado que no la proporcionará a su gente inmediatamente”, dijo Trump.

“Francamente, no voy a confiar en la opinión del gobierno federal y no recomendaría a los neoyorquinos basándome en la opinión del gobierno federal”, dijo Cuomo en una declaración reciente sobre la posibilidad de que una vacuna esté disponible.

Un asesor de Cuomo, Rich Azzopardi, escribió en Twitter el viernes que el gobernador “está luchando para asegurar que las comunidades más afectadas por el COVID reciban la vacuna” antes de atacar la respuesta de Trump al virus del PCCh. Esto ocurrió después de los comentarios de Trump en el Jardín de Rosas.

Trump también dijo que su administración no implementará ningún tipo de cierre, después de los comentarios hechos por un asesor de Joe Biden, quien dijo que un cierre de cuatro a seis semanas en todo Estados Unidos podría controlar la pandemia. Varios de los asesores de Biden dijeron el viernes que no están a favor de la medida.

“Los cierres cuestan vidas, y causan muchos problemas”, dijo también Trump, citando la pérdida de empleos, el cierre de negocios y el abuso de drogas en medio de las órdenes de quedarse en casa implementadas por varios gobernadores.

La alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, emitió el jueves un aviso de permanencia en casa de un mes de duración, y las escuelas públicas de Detroit pidieron el cese de la instrucción en persona, ya que más de una docena de estados de EE. UU. informaron que se duplicaron los nuevos casos de COVID-19 en las últimas dos semanas. Oregón y Nuevo México también implementaron cierres parciales, mientras que Cuomo ordenó que todos los gimnasios, restaurantes y bares cerraran a las 10 p.m. a partir del viernes.

Durante la conferencia de prensa, Trump no aceptó ninguna pregunta.

Con información de Reuters.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

La policía china interroga a activista por encargar banderas de EE.UU. en internet

TE RECOMENDAMOS