Trump considera recortes de impuestos a ingresos medios y ganancias de capital para reactivar economía

Por Tom Ozimek
11 de Agosto de 2020
Actualizado: 11 de Agosto de 2020

El presidente Donald Trump dijo que está considerando las ganancias de capital y los recortes de impuestos a “la renta de ingresos medios” para reactivar la economía afectada por la pandemia.

“Estamos considerando también un recorte de impuesto sobre las ganancias de capital, lo que creará muchos más empleos”, dijo Trump a los reporteros en la Casa Blanca el lunes.

Las declaraciones del presidente se producen días después de firmar una serie de órdenes ejecutivas para extender el beneficio mejorado de desempleo, para aplazar los impuestos sobre la nómina y los pagos de los préstamos federales para estudiantes, y para prolongar una moratoria de desalojo, después que las negociaciones entre los representantes del Congreso y de la administración sobre la ayuda adicional de COVID-19 se detuvieran.

“Mirando muy seriamente un recorte de impuesto sobre las ganancias de capital y también un recorte de impuestos a la renta para las familias de ingresos medios”, dijo Trump. “Creo que cree que será muy emocionante. Un impuesto sobre las ganancias de capital va a poner a mucha gente a trabajar, y será un recorte en el impuesto sobre las ganancias de capital y también un recorte en el impuesto a la renta de ingresos medios”, añadió el presidente.

El impacto en la economía del recorte de la tasa de impuestos sobre las ganancias de capital, que actualmente es del 20% en Estados Unidos, es objeto de debate entre los economistas, ya que los modelos tradicionales predicen que conduce a una mayor inversión de capital y a la creación de empleo.

Los críticos sostienen que es una ganancia inesperada para los ricos, reduce las entradas presupuestarias y tiene un impacto poco comprobado en la inversión de capital y la creación de empleo. Los defensores dicen que los beneficios del impuesto sobre las ganancias de capital están ampliamente distribuidos ya que muchos estadounidenses están expuestos a los mercados de valores. También señalan las pruebas que demuestran que cuando el impuesto sobre las ganancias de capital se redujo del 28 al 20 por ciento en 1997, las entradas presupuestarias aumentaron de 62,000 millones de dólares en 1996 a 79,000 millones de dólares en 1997, y se elevaron a 89,000 millones de dólares en 1998 y 109,000 millones de dólares en 1999. Con respecto al impulso de la inversión, un estudio reciente de la Universidad de Princeton (pdf) concluyó: “En conjunto, las conclusiones son coherentes con una clase de modelos de ‘visión tradicional’ que predice que menores impuestos sobre las ganancias de capital estimulan la inversión financiada por el capital al aumentar los rendimientos marginales de la inversión”.

La orden ejecutiva de Trump sobre los impuestos de la nómina que firmó el sábado, aplaza la parte del impuesto de la nómina de los empleados desde el 1 de agosto hasta el final del año. Esas obligaciones tributarias aún se deben, aunque en una fecha posterior, haciendo la medida un equivalente a un préstamo sin intereses que eventualmente debe ser devuelto. Trump dijo, sin embargo, que le pediría al Congreso que extienda o perdone esas deudas de impuestos.

El aplazamiento del impuesto del 6.2% sobre la nómina de los empleados para los últimos tres meses de este año podría significar que se retrasen hasta 100,000 millones de dólares en pagos al Fondo Fiduciario de la Seguridad Social, según una estimación actualizada del Comité para Un Presupuesto Federal Responsable, que aboga por la reducción de los déficit del gobierno.

Los críticos, incluyendo al Comité Nacional Demócrata y el representante John Larson (D-Conn.), quien preside el subcomité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes que supervisa el programa de jubilación, afirman que con el aplazamiento del impuesto sobre la nómina, Trump está socavando la Seguridad Social.

“Lo que hace es socavar la Seguridad Social”, dijo Larson, añadiendo que el presidente “está desfinanciando la Seguridad Social y rompiendo su promesa”. … Él dirá, ‘no estoy haciendo nada para tocar el Seguro Social, solo estoy aplazando esto’, pero está tan claro como mi mano frente a mí”.

La Casa Blanca dijo que el Departamento del Tesoro garantizará que el Fondo Fiduciario de la Seguridad Social se haga completo, mientras que el portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere, rechazó las críticas, diciendo: “Proporcionar un aplazamiento del impuesto sobre la nómina no supone ningún riesgo para el Fondo Fiduciario de la Seguridad Social y pone más dinero en los bolsillos de los estadounidenses trabajadores mientras luchamos para poner fin a esta pandemia desde China y reconstruir nuestra economía de forma segura”.

Trump dijo a los periodistas el lunes que aplazar o recortar permanentemente el impuesto sobre la nómina no afectará a la Seguridad Social.

“Lo que hacemos es reembolsar a través del fondo general, no a través de la Seguridad Social. Esto no tendrá ningún impacto en la Seguridad Social”, dijo Trump.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

Demócratas rechazan el paquete de estímulo económico por la pandemia

TE RECOMENDAMOS