Cumbre Climática 2016: primeras conversaciones sobre perspectiva de que gane Trump

07 de Noviembre de 2016 Actualizado: 07 de Noviembre de 2016

Este lunes inició la Cumbre Climática 2016 en Marruecos y se prevé que las primeras conversaciones estarán centradas por la perspectiva de que Donald Trump gane la presidencia de Estados Unidos.

En la cumbre, estarán participando al menos 20.000 personas que -durante las próximas dos semanas- negociarán acordar nuevas normas para limitar el calentamiento en el planeta.

Estos planes fueron inducidos en la última cumbre climática (COP21) de Francia donde se logró el primer acuerdo universal sobre el cambio climático, que ha sido firmado por 193 países, y entro en vigor la semana pasada convirtiéndose en derecho internacional.

El tratado de la ONU, creado después de años de negociaciones fallidas, tiene como objetivo limitar el calentamiento global muy por debajo de 2 grados centígrados y lo más cerca posible de 1,5 grados, para con ello evitar puntos de inflexión climática ante los que ya no tendremos ningún control.

Sin embargo, el candidato  Trump, que llama al cambio climático un “engaño”, ha prometido cancelar el acuerdo de ser electo. A inicios de este año, el aspirante republicano dijo que “cancelaría” el acuerdo de París si él fuera electo. El acuerdo era “malo para los negocios de Estados Unidos” y permitiría a los “burócratas extranjeros controlar la cantidad de energía que usamos”, afirmó.

La preocupación por el ascenso del Sr. Trump ayudó a agilizar la entrada en vigor del acuerdo de París. Ahora que es operacional y obligatorio para los países, la salida de los Estados Unidos del tratado no sería fácil.

El acuerdo de París prohíbe cualquier salida por un período de tres años, más un período de notificación de un año, por lo que habrá cuatro años estables, dijo Segolene Royal, ministra de Medio Ambiente de Francia que desempeñó un papel en la negociación del tratado.

[insert page=’metano-podria-fundirse-antes-2100-cambio-climatico’ display=’template-relacionadas.php’]

Otros factores a tratar

Mientras los negociadores esperan el resultado de las elecciones en Estados Unidos, hay varios otros factores que también pueden frenar el progreso en estas conversaciones.

Un elemento clave que podría retrasar los objetivos es el hecho de que hasta ahora sólo 100 han ratificado el acuerdo de París. Existe la preocupación de que sería injusto que estos primeros adoptantes tuvieran la oportunidad de establecer las futuras reglas bajo las cuales todos los países tendrían que operar.

“El impulso de la entrada en vigor ayudará a impulsar el progreso en la discusión del proceso general de implementación”, dijo a BBC News, Dennis Taenzler de adelphi, un grupo de reflexión sobre cambio climático.

Otro punto importante en la cumbre de Marruecos es si los países lograrán establecer una mayor acción e ir más allá de lo que hicieron en París.

En los últimos días, un análisis del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente sugirió que los planes nacionales a tratar tendrán que aumentar su nivel de ambición en un 25% si se quieren alcanzar los objetivos de París.

Un avance significativo se logró el mes pasado, en una reunión en Ruanda, los países acordaron eliminar gradualmente el uso de gases HFC (Hidrofluorocarbonos),  que contribuyen al calentamiento global.

De igual manera, la aviación internacional ha tomado las primeras y limitadas medidas para establecer un límite mundial de emisiones de aeronaves.

“En Canadá, Estados Unidos y México tuvieron un notable acuerdo tripartito sobre el metano, por ejemplo”, dijo Andrew Steer, del Instituto de Recursos Mundiales.

La reunión de Marruecos también debatirá sobre la estructura para una futura “toma de stock global”,  se hará una revisión cada 5 años de los progresos que los países han hecho en relación a los objetivos que han firmado.

También habrá revisiones sobre finanzas para ver si los países más ricos han hecho progresos en la promesa de entregar 100 mil millones de dólares para ayuda climática a los países en desarrollo para el 2020.

La cuestión de la compensación por los impactos a largo plazo del cambio climático es una de las más polémicas ya que los países pobres la ven como una obligación moral de los ricos, mientras que los países desarrollados se muestra muy cauteloso de establecer una responsabilidad legal por los daños causados por sus emisiones de gases de efecto invernadero.

TE RECOMENDAMOS