Trump dice que Texas invocó correctamente la cláusula de “invasión” ante la crisis fronteriza de Biden

Por Savanna Hulsey Pointer
26 de Enero de 2024 10:22 AM Actualizado: 26 de Enero de 2024 10:22 AM

El expresidente Donald Trump respondió al conflicto entre funcionarios de Texas y la Patrulla Fronteriza, diciendo que es “increíble” que el presidente Biden esté bloqueando las medidas de Texas para proteger la frontera.

“Joe Biden ha entregado nuestra frontera y está ayudando e instigando una invasión masiva de millones de inmigrantes ilegales a Estados Unidos”, dijo el presidente Trump en una publicación del 25 de enero en Truth Social.

“En lugar de luchar para proteger a nuestro país de este ataque, Biden, increíblemente, está luchando para atar las manos del gobernador [Greg] Abbott y del estado de Texas buscando que la invasión continúe sin control”.

“Ante esta catástrofe de seguridad nacional, seguridad pública y salud pública, Texas ha invocado correctamente la cláusula de la Constitución sobre invasiones y debe recibir pleno apoyo para repeler la invasión”.

Los comentarios del expresidente se produjeron durante un conflicto de alto perfil entre las agencias federales de protección fronteriza y el Departamento de Seguridad Pública de Texas y la Guardia Nacional de Texas debido al uso de alambre de púas a lo largo del Río Grande, que separa Texas y México.

Esta semana, la Corte Suprema de Estados Unidos concedió permiso a los funcionarios federales para cortar el alambre de púas, dando la razón al gobierno de Biden en un recurso de emergencia.

Aunque algunos expertos legales han señalado que la sentencia 5-4 no le prohíbe a Texas instalar el alambre de púas, sólo les permite a los agentes federales cortarlo.

La orden de la Corte Suprema fue vaga.

Los jueces Amy Coney Barrett, Elena Kagan, Ketanji Brown Jackson, Sonia Sotomayor y el presidente del Tribunal Supremo John Roberts emitieron votos afirmativos. Brett Kavanaugh, Neil Gorsuch, Clarence Thomas y Samuel Alito estuvieron entre los jueces que emitieron votos disidentes.

La decisión causó indignación en muchos, y el gobernador de Texas, Greg Abbott, ha dicho que la orden no le impedirá agregar más de la polémica barrera de púas a lo largo de la frontera.

“Estamos agregando más alambre de púas mientras hablamos ahora para asegurarnos de que estamos haciendo aún más para asegurar la frontera”, dijo el republicano de Texas en una entrevista del 25 de enero con Bloomberg TV.

Durante sus comentarios el mismo día, el presidente Trump hizo un llamado a los legisladores para que apoyen a Texas.

“Alentamos a todos los estados dispuestos a desplegar sus guardias en Texas para impedir la entrada de ilegales y expulsarlos de regreso al otro lado de la frontera”, dijo el expresidente.

“Todos los estadounidenses deben apoyar las medidas de sentido común adoptadas por las autoridades de Texas para proteger la seguridad y la soberanía de Texas y del pueblo estadounidense”.

La candidata presidencial republicana y exgobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley, también agregó su apoyo al Sr. Abbott, diciendo en una publicación en X, anteriormente Twitter: “El gobernador Abbott tiene razón. El estado de Texas tiene todo el derecho a defenderse y a defender sus fronteras”.

“Es absolutamente ridículo que Joe Biden intente impedir que los gobernadores hagan todo lo posible para proteger a sus ciudadanos”.

En una incendiaria carta abierta del 24 de enero, Abbott acusó al presidente Joe Biden de haber “roto el pacto entre Estados Unidos y los estados” sobre la política de inmigración, lo que ha llevado a mayores demandas de federalización de la Guardia Nacional de Texas.

Una decisión de la Corte Suprema del 22 de enero permitió a los agentes federales retirar el alambre de púas de la frontera entre Texas y México, alambre que Abbott ordenó instalar, añadiendo más leña al fuego de las crecientes tensiones entre las autoridades federales y de Texas.

Abbott emitió la carta, confirmando su posición respecto a que la inmigración ilegal es una “invasión” a Texas.

Afirmó además que había utilizado “la autoridad constitucional de Texas para defenderse y protegerse”, afirmando que esta autoridad “es la ley suprema del país y reemplaza cualquier estatuto federal que establezca lo contrario”.

La carta afirmaba que el presidente Biden había “violado su juramento” y “dado instrucciones a sus agencias para que ignorasen los estatutos federales que ordenan la detención de inmigrantes ilegales”. También afirmaba que el impacto de la política federal “es permitir ilegalmente su entrada masiva en Estados Unidos”.

“Bajo las políticas fronterizas anárquicas del presidente Biden, más de 6 millones de inmigrantes ilegales han cruzado nuestra frontera sur en sólo tres años”.

“Eso es más que la población de 33 estados diferentes de este país. Esta negativa ilegal a proteger a los estados ha infligido un daño sin precedentes a la gente de todo Estados Unidos”.

Los artífices de la Constitución de EE.UU. “previeron que los estados no debían quedar a merced de un presidente sin ley que no hace nada para detener amenazas externas como los cárteles que trafican con millones de inmigrantes ilegales a través de la frontera”.

Es por eso que “incluyeron tanto el Artículo IV, [Sección] 4, que promete que el gobierno federal ‘protegerá a cada [estado] contra la invasión’, como el Artículo I, [Sección] 10, Cláusula 3, que reconoce ‘el interés soberano de los estados en proteger sus fronteras'”, escribió, citando la disidencia del difunto juez del Tribunal Supremo Antonin Scalia en el caso Arizona vs Estados Unidos (2012).

El gobernador de Montana, Greg Gianforte, expresó su apoyo a Texas el 23 de enero, antes de que Abbott publicara su declaración del 24 de enero.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, también respaldó a Abbott. Dijo que su estado “seguiría ayudando a Texas con personal y bienes”, y el gobernador de Virginia, Glenn Youngkin, escribió en X el 24 de enero que “Virginia apoya a Texas”.

El 25 de enero, el gobernador de Virginia Occidental, Jim Justice, escribió en X: “Apoyamos [al gobernador Abbott] y al estado de Texas”.

El gobernador de Georgia, Brian Kemp, el gobernador de Utah, Spencer Cox, la gobernadora de Dakota del Sur, Kristi Noem, la gobernadora de Alabama, Kay Ivey, y el gobernador de Oklahoma, Ken Stitt, junto con el secretario de Estado de Missouri, Jay Ashcroft, y los representantes Matt Gaetz (R-Fla.) y Byron Donalds (R-Fla.) se encuentran entre los funcionarios públicos de todo el país que han expresado solidaridad con Texas.

La Casa Blanca no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios de The Epoch Times.

Matthew Vadum y Nathan Worcester contribuyeron a este artículo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.