Trump está disgustado con medida de Beijing para reforzar control sobre Hong Kong, dice Casa Blanca

Por Cathy He
26 de Mayo de 2020
Actualizado: 26 de Mayo de 2020

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está “disgustado” con el último movimiento del régimen chino para fortalecer su control sobre Hong Kong, ya que dice que esto pondría en peligro el estado de la ciudad como centro financiero global, dijo el secretario de prensa de la Casa Blanca el 26 de mayo.

Trump dijo que “está disgustado con los esfuerzos de China y que es difícil de comprender cómo Hong Kong podría seguir siendo un centro financiero si China se hace cargo”, dijo la secretaria de prensa Kayleigh McEnany a los periodistas.

Los comentarios de Trump se produjeron en medio de una creciente ira por el plan de Beijing de introducir una ley de seguridad nacional para Hong Kong que, según los críticos, significaría el fin de la autonomía de la ciudad.

La semana pasada, el régimen presentó propuestas para una ley de seguridad nacional en Hong Kong, que sería aprobada por su legislatura de mera formalidad, sin pasar por la legislatura local de Hong Kong. La ley penalizaría los actos de “sucesión, subversión y actividades terroristas”. También permitiría a las agencias de seguridad chinas establecer bases en la ciudad. Los críticos temen que la ley brinde al régimen chino un pretexto para reprimir las voces disidentes.

La medida ha provocado una condena internacional y provocó protestas en la ciudad el domingo, y más manifestaciones previstas para llevarse a cabo esta semana.

Beijing y el gobierno de Hong Kong han defendido la ley, diciendo que solo se aplicaría a una minoría de “delincuentes” o “secesionistas”.

La directora ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, dijo en una conferencia de prensa el martes que respaldaba completamente la medida, insistiendo en que las propuestas de Beijing no violarían las libertades de la ciudad.

“La promulgación de la legislación de seguridad nacional en realidad reforzará la posición de Hong Kong como centro financiero internacional”, dijo.

Sin embargo, los funcionarios y críticos estadounidenses argumentan que la ley haría lo contrario.

El asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Robert O’Brien, dijo el domingo que la medida también pondría en peligro el estado de Hong Kong como centro financiero internacional.

“Simplemente no veo cómo [la industria financiera] podría mantenerse”, dijo a NBC. “Una de las razones por las que vinieron a Hong Kong es porque allí estaba el estado de derecho, había un sistema de libre empresa, había un sistema capitalista, había democracia y elecciones legislativas locales. Si todas esas cosas desaparecen, no estoy seguro de cómo la comunidad financiera podría permanecer allí”.

O’Brien dijo que el proyecto de ley puede conducir a sanciones bajo la Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong de los Estados Unidos de 2019. De conformidad con esta ley federal, el secretario de estado debe certificar cada año si Hong Kong es lo suficientemente autónomo del continente para justificar privilegios comerciales especiales otorgados por los Estados Unidos.

La semana pasada, el secretario de Estado Mike Pompeo dijo que la medida marcó la “sentencia de muerte” para la autonomía de la ciudad, garantizada bajo el marco de “un país, dos sistemas”. Cuando la ciudad volvió al dominio chino en 1997, el régimen acordó otorgar a Hong Kong autonomía y libertades que no se disfrutaban en China continental en este marco.

La Cámara de Comercio de Estados Unidos, que representa a las compañías estadounidenses en la ciudad, dijo el martes que estaba “profundamente preocupada” por los planes, e instó al régimen a preservar “un país, dos sistemas”.

Hay más de 1000 empresas estadounidenses que operan en Hong Kong.

“La autonomía de Hong Kong … ha sido durante mucho tiempo uno de sus mayores activos en el fomento de una economía innovadora, transparente y basada en el estado de derecho que valora el papel de los mercados”, dijo en un comunicado.

“Sería un grave error en muchos niveles poner en peligro el estatus especial de Hong Kong, que es fundamental para su papel como un atractivo destino de inversión y centro financiero internacional”.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Hong Kong teme por su libertad | China en Foco

TE RECOMENDAMOS