Trump firma una orden ejecutiva que promueve la arquitectura clásica para los edificios federales

Por Bowen Xiao
21 de Diciembre de 2020 8:21 PM Actualizado: 21 de Diciembre de 2020 8:21 PM

El presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva el 21 de diciembre que sugiere a la arquitectura clásica como la “arquitectura preferida y predeterminada” para los edificios públicos del gobierno federal en Washington.

La orden critica lo que se conoce como los “Principios Rectores de la Arquitectura Federal”, que reemplazó en gran medida los diseños tradicionales con diseños modernistas en la década de 1950. La política de los Principios Rectores “desalentaba implícitamente los diseños clásicos y otros diseños tradicionales conocidos por su belleza”, en lugar de presionar por los llamados diseños “contemporáneos”.

La orden hace mención al estilo de arquitectura “brutalista”–caracterizado por enormes apariencias en forma de bloques con estilos geométricos y uso a gran escala de hormigón vertido a la vista–como causa de críticas generalizadas por el diseño de muchos edificios modernos.

“Creo que la arquitectura clásica de Grecia y Roma es muy sana y resalta el orden, la estructura y la belleza inherentes que los humanos anhelan”, dijo a The Epoch Times un funcionario de la administración que jugó un papel en la creación de la orden.

“Creo que el máximo destructor del bien humano es el caos. Y creo que eso es el brutalismo–es un caos. No hay orden. Es solo un montón de concreto. No es enriquecedor”.

Una encuesta reciente encargada por la Sociedad Nacional de Arte Cívico (NCAS) y realizada por la firma de encuestas no partidista The Harris Poll buscaba averiguar las preferencias de los estadounidenses por la arquitectura federal.

La encuesta, que tuvo a más de 2000 adultos estadounidenses, descubrió que casi tres cuartos de los estadounidenses (72 por ciento), incluidas las mayorías de líneas políticas, raciales/étnicas, de género y socioeconómicas, prefieren la arquitectura tradicional cuando se trata de edificios del gobierno federal y juzgados.

“Si tomas a 100 millones de estadounidenses y los colocas frente a un edificio brutalista frente al Capitolio de los Estados Unidos, probablemente siete o tres van a decir que les gusta el Capitolio de los Estados Unidos”, dijo el funcionario.

“El hecho es que la arquitectura clásica te enorgullece de ser un ser humano y te hace querer vivir más plenamente”, dijo el funcionario. “El brutalismo y lo que hace el establecimiento arquitectónico es hacerte sentir menos que humano. Eso es lo que sientes cuando estás fuera del edificio del FBI”.

Según la orden, se formará un nuevo Consejo de Mejora de la Arquitectura Federal. El consejo presentará un informe recomendando actualizaciones a las políticas de la Administración de Servicios Generales (GSA) sobre cómo mejorar los edificios federales para que inspiren a las personas. El Consejo terminará el 30 de septiembre de 2021, a menos que el presidente lo prorrogue.

“Piensen en la arquitectura clásica como tu madre que te abrazó a los cuatro años cuando tenías miedo”, dijo el funcionario. “Y el brutalismo es como un padre severo que nunca te dice que está orgulloso de ti”.

Justin Shubow, presidente de la NCAS, dijo en un comunicado el 21 de diciembre que el diseño de los edificios gubernamentales “debe reflejar las preferencias estéticas y simbólicas de las personas para las que están construidos, es decir, la arquitectura clásica y tradicional”.

“Sin embargo, desde mediados del siglo XX, los mandarines modernistas que controlan la arquitectura gubernamental nos han impuesto diseños desagradables”, dijo Shubow. “La Sociedad Nacional de Arte Cívico aplaude al presidente Trump por firmar esta Orden Ejecutiva, y esperamos ver los hermosos edificios que ahora se convertirán en parte de su legado”.

En Washington, edificios de diseño clásico como la Casa Blanca, el Capitolio, la Corte Suprema, el Departamento del Tesoro y el Lincoln Memorial “se han convertido en símbolos icónicos de nuestro sistema de gobierno”, afirma la orden.

La GSA, en el marco del Programa de excelencia en el diseño, a menudo eligió diseños “de arquitectos prominentes con poca consideración por los aportes locales o las preferencias estéticas regionales”, lo cual resultó en que la arquitectura federal a veces impresionara a la élite arquitectónica, “pero no al pueblo estadounidense a quien se refieren los edificios servir.” Señala que muchos de estos nuevos edificios federales “ni siquiera se pueden identificar visiblemente como edificios cívicos”.

Siga a Bowen en Twitter: @BowenXiao_


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

USD 500 millones de Zuckerberg usados para socavar las elecciones | Al Descubierto

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.