Trump lanza su plan de paz para Medio Oriente, lo llama solución “realista” para dos estados

Por Emel Akan
28 de Enero de 2020 Actualizado: 29 de Enero de 2020

WASHINGTON—El presidente Donald Trump reveló el 28 de enero los detalles de su tan esperado plan de paz para Medio Oriente, más de dos años después de que su administración comenzara a redactar el proyecto destinado a resolver el conflicto israelí-palestino de varias décadas.

Trump dijo que el plan de 80 páginas representaba su “visión de paz, prosperidad y un futuro más brillante para los israelíes y palestinos”, y añadió que era “fundamentalmente diferente de las propuestas del pasado”.

“Este es un acontecimiento sin precedentes y altamente significativo”, dijo en un evento en la Casa Blanca con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu.

“En el pasado, incluso los planes mejor intencionados eran ligeros en detalles de hechos y pesados en marcos conceptuales”, dijo. “Mi visión presenta una oportunidad de ganar para ambas partes, una solución realista para dos estados que resuelva el riesgo de la condición del estado palestino para la seguridad de Israel”.

El plan es solo el primer paso para el progreso hacia la paz e incluye un mapa conceptual que describe a los dos estados.

Según el plan publicado por la Casa Blanca, Israel “ha acordado una congelación de tierras por cuatro años para asegurar la posibilidad de una solución de dos estados”.

“Jerusalén permanecerá unida y seguirá siendo la capital de Israel, mientras que la capital del estado de Palestina será Al-Quds e incluirá zonas de Jerusalén oriental”, se afirma en el plan. Al-Quds es el nombre árabe de Jerusalén.

“Este mapa duplicará con creces el territorio palestino y proporcionará una capital palestina en Jerusalén oriental donde Estados Unidos abrirá con orgullo una embajada”, dijo Trump.

Después de la reunión, el Presidente publicó un mapa en Twitter mostrando el futuro del estado palestino.

“Mejor Amigo” de Israel

Hablando en el evento, Netanyahu elogió a Trump llamándolo “el mejor amigo que Israel ha tenido”.

“Independientemente de la decisión palestina, Israel preservará el camino de la paz en los próximos años, por lo menos durante cuatro años. Israel mantendrá el status quo en áreas que su plan no designa como parte de Israel en el futuro”, dijo.

“Al mismo tiempo, Israel aplicará sus leyes al Valle del Jordán, a todas las comunidades judías de Judea y Samaria, y a otras áreas que su plan designe como parte de Israel”, añadió.

El liderazgo palestino, que anteriormente rechazó el plan, no fue invitado a Washington. Los palestinos dejaron claro anteriormente que rechazarían el papel de Washington como mediador en el conflicto.

El primer ministro palestino Mohammad Shtayyeh pidió el 27 de enero a la comunidad internacional que boicoteara la propuesta, diciendo que “no constituye una base para resolver el conflicto”.

En una declaración del 26 de enero, el Ministerio de Asuntos Exteriores de la Autoridad Palestina dijo: “El plan de Trump es el plan del siglo para liquidar la causa palestina”.

Los palestinos también amenazaron con retirarse de los Acuerdos de Oslo de 1993, que trataban de construir relaciones pacíficas entre israelíes y palestinos.

Acusaron a Trump de ponerse del lado de Israel después de que Washington reconociera a Jerusalén como la capital de Israel y trasladara allí la Embajada de Estados Unidos. Trump también cerró las oficinas diplomáticas palestinas en Washington en septiembre de 2018, alegando que los palestinos no habían entablado negociaciones con los israelíes. Y la administración Trump redujo la financiación de los programas de ayuda a los palestinos en agosto de 2018, con la preocupación de que el grupo terrorista Hamas que gobierna Gaza sea una de las principales razones de la acción.

Plan de paz dirigido por Kushner

Un equipo dirigido por el yerno de Trump y asesor principal Jared Kushner se encargó de elaborar el plan de paz. Kushner reveló el año pasado la parte económica del plan de paz prometiendo invertir 50,000 millones de dólares para ayudar a los palestinos y a los estados árabes vecinos si se aceptaba un acuerdo de paz con Israel.

David Makovsky, exasesor del Departamento de Estado en las negociaciones israelo-palestinas y miembro principal del Instituto de Washington, dijo que el plan de Trump se quedaría considerablemente corto en relación con las expectativas palestinas.

“Si Trump es reelegido, la administración cree que la Autoridad Palestina tendría que tragarse su resistencia y reconciliarse con esta nueva realidad política”, escribió el 24 de enero en un informe.

Antes del evento, Trump invitó a Netanyahu y al líder de la oposición israelí Benny Gantz a la Casa Blanca. El 27 de enero mantuvo reuniones separadas con ambos líderes para revelar los detalles de su plan y discutir los principales asuntos bilaterales entre los Estados Unidos e Israel.

Las reuniones separadas con Netanyahu y su principal rival Gantz reflejaron la próxima elección tensa de Israel. Habiendo fracasado en formar una coalición mayoritaria en el parlamento después de dos elecciones generales el año pasado, Israel se dirige a una tercera elección sin precedentes el 2 de marzo.

Siga a Emel en Twitter: @mlakan

*****

Mira a continuación:

TE RECOMENDAMOS