Trump: Miembros de campaña en terreno de condado de Wayne fueron amenazados y acosados por votos

Por Zachary Stieber
18 de Noviembre de 2020
Actualizado: 18 de Noviembre de 2020

Los dos republicanos que votaron en contra de la certificación de los resultados de las elecciones en Michigan el martes por la noche y que luego se retractaron fueron amenazados y acosados antes de cambiar sus votos, dijo el presidente Donald Trump el 18 de noviembre.

“Al principio votaron en contra porque había muchos más VOTOS que GENTE (¡Triste!)”, escribió Trump en Twitter.

“Luego fueron amenazados, les gritaron y acosaron agresivamente, y fueron forzados a cambiar su voto, pero luego se REHUSARON, como patriotas estadounidenses, a firmar los documentos. 71 [por ciento] CAOS. ¡No acosar!”.

Trump había sopesado la situación en el condado de Wayne justo después de la votación inicial, llamando valientes a los dos republicanos que hacían campaña electoral puerta a puerta.

“¡Vaya! ¡Michigan acaba de negarse a certificar los resultados de las elecciones! Tener coraje es algo hermoso. ¡EE. UU. está orgulloso!”, añadió.

La presidenta del Consejo de Campaña en terreno del Condado de Wayne, Monica Palmer, y el miembro William Hartmann votaron en contra de la certificación de los resultados, citando la preocupación por la información incompleta en los libros de votación del condado.

Los demócratas Jonathan Kinloch y Allen Wilson votaron a favor de la certificación, resultando en un empate 2-2.

Fue entonces cuando el público comenzó a reprender a Palmer y Hartmann por su voto.

“Solo quiero hacerles saber que el hedor del Trump, que la mancha del racismo, con el que ustedes, William Hartmann y Monica Palmer, se acaban de cubrir, les va a seguir a lo largo de la historia. Sus nietos van a pensar en ustedes como Bull Conner o George Wallace”, dijo Ned Staebler, un vicepresidente de la Universidad Estatal de Wayne que les acusó de haber sido “ordenados a hacerlo”.

Las boletas de ausentes esperan ser contadas en la oficina del secretario de la ciudad de Lansing en la noche de las elecciones el 03 de noviembre de 2020 en Lansing, Michigan.(John Moore/Getty Images)

“Cuando vayas al encuentro de tu creador, tu alma estará muy, muy tibia”, añadió.

Otros mencionaron a los hijos de los republicanos mientras afirmaban que su decisión era racista.

“Están aquí hoy diciendo a la gente que el Detroit negro no debería tener sus votos contados. Y conozcan los hechos: ciertamente están demostrando que son racistas”, dijo el representante demócrata estatal electo Abraham Aiyash.

“Espero que su nombre viva en la infamia de estar [sic] privando a las elecciones de los votantes y continuando las leyes de Jim Crow y la actitud de Jim Crow en el 2020”, añadió el reverendo Wendell Anthony, pastor y jefe de la rama de Detroit de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP).

Trische Duckworth de la organización Survivors Speak dijo que Palmer cometió una atrocidad y se enojó porque Palmer había abandonado la habitación.

“Si ella no quería recibir estos azotes, debería haber votado para certificar estos votos”, añadió Duckworth.

Hartmann y Palmer revocaron sus votos después del período de comentarios públicos, con la condición de que la oficina del secretario de Estado realizara una auditoría exhaustiva de “los recintos inexplicados” del condado. La auditoría debe ser presentada a los legisladores estatales y a la gobernadora demócrata Gretchen Whitmer, dijo la junta del condado.

Una solicitud de entrevista con Palmer y Hartmann enviada al secretario del condado no fue devuelta inmediatamente.

La secretaria de Estado de Michigan, Jocelyn Benson, calificó el miércoles las discrepancias en el condado de Wayne como “errores de contabilidad” y aclamó la revocación como lo correcto.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

El PCCh controla información sobre las elecciones de EE. UU.

TE RECOMENDAMOS