Trump ordena a las empresas de EE.UU. irse de China después de los nuevos aranceles de Beijing

Por La Gran Época
23 de Agosto de 2019 Actualizado: 23 de Agosto de 2019

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ordenó hoy a las empresas estadounidenses a salir de China, y añadió que responderá este mismo viernes a la nueva batería de aranceles que el régimen chino ha impuesto a bienes estadounidenses por valor de 75.000 millones de dólares, en lo que supone una nueva escalada en la guerra comercial entre ambas potencias.

“Responderé a los aranceles chinos esta tarde. ¡Esta es una GRAN oportunidad para Estados Unidos!”, sostuvo el mandatario en un mensaje divulgado en su cuenta personal de Twitter.

En una cadena de tuits publicada pocas horas después de conocerse la decisión de Beijing, Trump acusó al gigante asiático de haber robado a su país “cientos de millones de dólares” mediante el robo de propiedad intelectual y se comprometió a no permitir que está situación continúe.

“No necesitamos a China y, francamente, estaríamos mucho mejor sin ella. La vasta cantidad de dinero obtenido y robado por China a Estados Unidos, año tras año, durante décadas, debe acabar y lo hará”, agregó.

Asimismo, el Presidente ordenó a las compañías nacionales que comiencen a evaluar “una alternativa” al país asiático para llevar a cabo su producción.

“Por la presente, nuestras grandes empresas estadounidenses tienen órdenes de comenzar a buscar una alternativa a China, incluida la posibilidad de traer sus compañías de vuelta a CASA y elaborar sus productos en EE.UU.”, señaló.

Por último, el presidente Trump exigió a las principales empresas de mensajería del país –FedEx, Amazon, UPS y el Servicio Postal de EE.UU.– que comiencen a “localizar y rechazar” cualquier envío procedente de China que contenga fentanilo, un analgésico sintético 50 veces más potente que la heroína y que generalmente llega a EE.UU. desde el país asiático.

“El fentanilo mata a 100.000 estadounidenses cada año. El presidente Xi dijo que esto iba a terminar, pero no fue así”, lamentó.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) informaron a comienzos de agosto que las muertes por sobredosis de drogas de todo tipo parecen haber disminuido en 2018 por primera vez en casi tres décadas, al dar cuenta de unas 68.000 muertes el año pasado comparado con más de 70.000 en 2017.

Fentanilo chino

Bolsas de heroína, algunas con fentanilo, se exhiben ante una conferencia de prensa sobre una importante redada de drogas, en la oficina del Fiscal General de Nueva York, en la ciudad de Nueva York, el 23 de septiembre de 2016. (Drew Angererer/Getty Images)

La “estrategia económica [de China] impulsada por las exportaciones y la falta de supervisión regulatoria” son responsables de la mayor parte del fentanilo ilícito y sintético en Estados Unidos, declaró recientemente ante el Congreso el centro de estudio Rand Corporation.

El centro de estudio en política global dijo al Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes de Estados Unidos que la creciente epidemia de opioides fue inicialmente alimentada por una sobreoferta de oxicodona e hidrocodona recetadas, pero en 2019 se transformó en una crisis de opioides sintéticos ilícitos que causó “aproximadamente dos tercios de todas las muertes por sobredosis de opioides”.

La DEA informó que los laboratorios de drogas de los cárteles en México tienen una larga historia de importar precursores de China para preparar metanfetamina ilícita. Pero en los últimos cinco años, los proveedores farmacéuticos semilegítimos se enfocaron en enviar fentanilo de pureza del 90% a los narcotraficantes estadounidenses “a través del sistema postal internacional y de empresas privadas de transporte expreso, como FedEx y DHL, así como por cargueros”.

Después de que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos informaron sobre 28.000 muertes por opioides en 2017, la mayoría de ellas a causa del fentanilo, el presidente de Estados Unidos Trump y el mandatario de China Xi Jinping negociaron un acuerdo en diciembre de 2018 durante la cumbre del G-20 en Argentina en el que “China promulgaría políticas para penalizar la fabricación y exportación de fentanilo”.

El régimen había prometido desde el 1 de mayo incluir a análogos del fentanilo –drogas con una composición química ligeramente diferente pero adictivas y potencialmente mortales– en una lista de narcóticos sujetos al control estatal. Pero muchos legisladores, funcionarios y expertos de Estados Unidos se han mostrado escépticos sobre la voluntad y capacidad de Beijing para realizar estos cambios.

Con información de EFE

***

Mira a continuación

Los negocios son una guerra

TE RECOMENDAMOS